Traducido por el equipo de Sott.net

Un terremoto de magnitud 6,1 sacudió el noroeste de Turquía durante la madrugada del miércoles, causando al menos 50 heridos.
mmmmmmmmm
El temblor, de poca profundidad, se produjo a unos 170 kilómetros (105 millas) al este de Estambul, la mayor ciudad del país, donde se sintió con fuerza.



Las autoridades nacionales indicaron que el temblor tuvo una magnitud de 5,9 -inferior a la de 6,1 dada por el Servicio Geológico de Estados Unidos- y su epicentro fue en el distrito de Golyaka, en la provincia de Duzce, aunque también sacudió otras ciudades cercanas.

"Nos hemos despertado con un gran ruido y un temblor", dijo a la AFP Fatma Colak, residente de Duzce.

"Salimos de nuestras casas presas del pánico y ahora estamos esperando fuera".

El ministro del Interior, Suleyman Soylu, que visitó Golyaka, dijo que una persona resultó gravemente herida tras saltar de un balcón por el pánico.

Las primeras imágenes mostraban a personas cubiertas con mantas fuera de sus casas durante la madrugada. A algunos se les vio colocando mantas en el suelo y encendiendo fuegos para calentarse.

Las autoridades dijeron que las escuelas estarían cerradas el miércoles en las provincias de Duzce y Sakarya.

Soylu dijo que, aparte de algunos graneros en ruinas, no había informes de daños graves o derrumbes de edificios, pero que continuaban las inspecciones.

Dijo que las autoridades revisarían 8.000 edificios para ver si hay daños.

La agencia nacional de catástrofes AFAD dijo que había apagones controlados en la región de Duzce, e instó a los residentes a no entrar en pánico.

También informó de que se habían registrado 101 réplicas.

Turquía se encuentra en una de las zonas sísmicas más activas del mundo.

Duzce fue una de las regiones afectadas por un terremoto de 7,4 grados de magnitud en 1999, el peor que afectó a Turquía en décadas.

Aquel seísmo causó la muerte de más de 17.000 personas, incluidas unas 1.000 en Estambul.

Los expertos llevan tiempo advirtiendo de que un terremoto de gran magnitud podría devastar Estambul, que ha permitido la construcción generalizada sin precauciones de seguridad.