Traducido por el equipo de Sott.net

La capa de nieve está presente desde Minnesota hasta Siberia.
Northern hemisphere snow cover.
© National Oceanic and Atmospheric Administration
Cubierta de nieve del hemisferio norte.
El hemisferio norte ha tenido un buen comienzo en cuanto a cobertura de nieve esta temporada.

Una comprobación de la cobertura de nieve del hemisferio norte muestra que estamos en el segundo nivel de cobertura de nieve más alto de los últimos 17 años, desde 2005.

Northern Hemisphere snow cover seasonal data
© NOAA
Datos estacionales del manto de nieve del hemisferio norte
En el mapa de abajo se puede ver cómo hay cobertura de nieve desde Minnesota, todo el camino hacia el norte hasta el Círculo Polar Ártico a través de América del Norte.
Snow cover across North America
© NOAA
Cobertura de nieve en América del Norte
Una extensa capa de nieve al principio de la estación fría puede ser un indicador de un frío más persistente a medida que nos adentramos en el invierno. Si la cubierta de nieve está presente en nuestro noroeste, las masas de aire entrantes pueden mantener o profundizar sus propiedades de aire frío debido a la naturaleza reflectante de la nieve en el suelo.
The effects of snow cover on temperature
© NOAA
Los efectos de la capa de nieve en la temperatura
Las temperaturas pueden ser al menos 10 grados más frías en zonas cubiertas de nieve que en el suelo desnudo en días soleados, gracias al mayor albedo (la energía reflejada por una superficie) y a la reflectividad de los rayos solares.

Por tanto, hay que estar atentos a la cobertura de nieve en la próxima temporada de invierno. La última previsión de temperaturas invernales de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica favorece temperaturas más frías que la media en el Alto Medio Oeste.