Las autoridades de la ciudad estadounidense también demandaron a la empresa Univar. Las dos compañías están acusadas de verter sustancias químicas peligrosas para la vida y la salud.
Lake Michigan Chicago
© NurPhoto / Gettyimages.ruVista del lago Míchigan en Chicago, Estados Unidos.
Las autoridades de Chicago (EE.UU.) demandaron a las compañías Monsanto y Univar Solutions por contaminar el medioambiente de la ciudad con bifenilos policlorados (PCB, por sus siglas en inglés), unas sustancias peligrosas para la salud humana que fueron prohibidas en los años 1970.

La administración municipal reclama a las empresas una indemnización por daños y perjuicios, afirmando que los PCB se infiltraron en el río Chicago, el lago Míchigan y también contaminaron el aire y suelo de la urbe. Asimismo, Monsanto y Univar, está acusadas de engañar intencionadamente al público, asegurando que sus PCB eran seguras, no eran peligrosas para el medio ambiente y no requerían ninguna precaución especial en su uso o eliminación.

"Monsanto sabía desde hace décadas que sus formulaciones comerciales de PCB eran altamente tóxicas e inevitablemente producirían precisamente la contaminación y los riesgos para la salud humana que se han producido, perpetuando el abuso medioambiental y las graves desigualdades que tantos barrios de Chicago han padecido durante tanto tiempo", expresó el alcalde, Brandon Johnson.
"Esta acción refleja el compromiso de la ciudad de proteger a nuestros residentes actuales y futuros, así como a nuestros recursos naturales, de los daños causados por Monsanto, y de crear un medio ambiente más sostenible para todos nosotros", agregó.
Anteriormente, se reveló que el agua potable que consumen 26 millones de personas en EE.UU. está contaminada con sustancias perfluoroalquiladas (PFAS), conocidas comúnmente como 'químicos para siempre'.