Alemania está elaborando acuerdos con otros países para abordar el problema migratorio y limitar la cantidad de los extranjeros que busquen asilo. En particular, el país europeo considera enviar a algunos solicitantes de refugio a África.
Refugees
© AFP 2023 / Jens Schlueter
Berlín está considerando pedir a Kenia, Ghana, Senegal, Marruecos y otros países africanos que alojen a algunos solicitantes de asilo mientras se tramitan sus solicitudes, ya que el procedimiento puede durar años, afirma The Wall Street Journal citando a funcionarios alemanes.

Las propuestas formuladas incluyen, entre otros aspectos, el reasentamiento permanente en estos países de las personas que no obtengan el estatuto de refugiado, de acuerdo con las fuentes de WSJ.

El plan también podría utilizarse para estimular el asentamiento en terceros países de quienes reúnan los requisitos para recibir protección en Alemania.

"[El gobierno alemán] lleva meses estudiando acuerdos para desviar algunos flujos de refugiados a través de África y ahora está preparando ofertas a varios gobiernos", destacan los funcionarios alemanes anónimos a WSJ.

El sistema de inmigración alemán se enfrenta a grandes retos debido al aumento del número de solicitantes de asilo. Solo los refugiados ucranianos superan el millón desde febrero de 2022, que escaparon de su país por el inicio de la operación militar rusa, indica The New York Times.

Anteriormente, el 6 de noviembre, la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, anunció un acuerdo con Albania para establecer allí centros de acogida para solicitantes de asilo.
"Considero que se trata de un acuerdo verdaderamente europeo, y quiero decir que demuestra que es posible trabajar juntos en la gestión de los flujos migratorios", declaró Meloni en Roma.
El Comité Internacional de Rescate criticó el tratado albano-italiano y acusó a los países de centrarse en "impedir la llegada de personas a la UE en lugar de crear vías seguras y legales para quienes buscan refugio". Añadió que la idea de "procesar a los migrantes" era "profundamente deshumanizadora".

En 2022, el Reino Unido firmó un acuerdo con Ruanda. El plan de asilo en el país de África Oriental prevé que algunos solicitantes de asilo que crucen ilegalmente el Canal de la Mancha hacia el Reino Unido reciban un billete de ida a Ruanda para solicitar asilo desde allí. El gobierno afirmó que el plan disuadiría a otros de entrar el territorio británico de forma ilegal. No obstante, el primer vuelo fue cancelado por unas disputas legales.

Actualmente, el gobierno británico está librando una batalla judicial para que se le permita enviar a Ruanda a algunos solicitantes de refugio. Se espera que el Tribunal Superior del Reino Unido tome una decisión final próximamente.