Imagen
© Desconocido
Monte Bulusan.
Centenares de aldeanos escaparon a lugares seguros el domingo luego que un volcán en el centro de Filipinas comenzó a arrojar humo y cenizas, despertando a muchos, dijeron las autoridades.

Pese a la explosión del Monte Bulusan, su sexta en semanas recientes, no había peligro inminente de una erupción, dijeron vulcanólogos del gobierno, indicó AP.

Centenares de residentes escaparon a pie y en camiones del ejército de sus casas en las aldeas de Irosin y Juban, mientras que una columna gris de humo y cenizas se elevó más de dos kilómetros durante unos nueve minutos, dijo el funcionario regional de emergencias Raffy Alejandro.

"Además de la explosión de cenizas, hubo estruendos que asustaron a muchos", dijo Alejandro.

El volcán en la provincia de Sorsogon se calmó tras la actividad y se esperaba que los aldeanos regresasen a sus viviendas desde dos centros de evacuación dijo.

Bulusan, uno de 23 volcanes activos en el país, está unos 380 kilómetros al sudeste de Manila.