Imagen
© El Correo
Un ciclista, con una bicicleta adaptada para circular por la nieve, ayer en el alto Ibañeta, en Navarra
El próximo lunes será San Andrés y el dicho popular recuerda que, por esa fecha, «nieve en los pies». Puede que no esté equivocado. Una ola de frío polar que entrará a partir del jueves en la Península por el Norte amenaza con dejar las primeras nieves a baja cota, en torno a los 300 o 400 metros, de acuerdo a las predicciones conocidas ayer y que se afinarán un poco más conforme pasen las horas.

La llegada de un frente frío parece, eso sí, garantizada. «El invierno se ha adelantado», señalaban ayer fuentes de la Agencia Estatal de Meteorología. Los datos que manejan los expertos vienen a señalar que Euskadi comenzará a notar el bajón de temperaturas el jueves, y que a partir de ahí se vivirán unos días de ambiente plenamente invernal al menos hasta el domingo. En eltiempo.es, la página web del ex 'hombre del tiempo' José Antonio Maldonado, el adelanto de temperaturas pone cifras en rojo a esta previsión. Cree que se llegará a temperaturas bajo cero en Vitoria y Bilbao, y que quedarán en el límite en San Sebastián.

La predicción de Maldonado advierte de mínimas por debajo de cero grados a partir del viernes en Vitoria. Ese madrugada se alcanzarán los -3º, lo mismo que el sábado, mientras que el domingo hará más frío aún por la noche, una mínima de -4º. Las máximas en la capital alavesa rondarán los cuatro o cinco grados sobre cero. En los momentos más fríos del día, la sensación térmica será de hasta menos cinco grados. Habrá que combatirla, por tanto, con una buena dosis de abrigo y calefacción.

En Bilbao tampoco se librarán del ambiente frío. Se esperan mínimas bajo cero para el domingo, mientras que en las jornadas previas el mercurio se situará ligeramente por encima de ese límite. Las máximas serán un poco más altas, de 6 a 8 grados centígrados. En San Sebastián, por último, el ambiente será más suave, aunque la ola polar se dejará notar al final de la semana.

Temporada de esquí

La Agencia Estatal de Meteorología cree que la cota de nieve se va a situar hacia el final de la semana entre los 400 y los 700 metros en el Norte de la Península. En Álava y Vizcaya, en concreto, la sitúa a 400 metros el viernes y por encima durante el fin de semana. De ser así, podrían caer copos en Vitoria en esos días, aunque será más complicado verlos en Bilbao. La cota desciende a 300 metros en Guipúzcoa también el viernes. Fuentes de la Agencia señalan que, con ser extraño, no es del todo inhabitual que los vascos vean nevar en el mes de noviembre.
El enfriamiento y la posibilidad de precipitaciones en forma de nieve -que ya se dieron ayer en algunas zonas del Pirineo, como en Navarra- servirán de telón de fondo al estreno de las pistas de esquí de Huesca, a las que acuden miles de vascos. Astún abrirá el viernes y Candanchú, Cerler, Formigal y Panticosa lo harán el sábado. La mayoría de ellas arrancará a pleno rendimiento.