Imagen
© Desconocido
Vista aérea del volcan Merapi
Pese a aplacar su actividad en las últimas dos semanas, el volcán Merapi mantiene su acción amenazante en zonas aledañas, informaron hoy fuentes oficiales indonesias. De acuerdo con autoridades locales, el lodo volcánico continúa su desplazamiento por las áreas cercanas a la montaña, enclavada a unos tres mil metros sobre el nivel del mar, en la isla de Java.

Cientos de personas huyeron del torrente de lava, agua, rocas y las cenizas despedidas en las recurrentes erupciones ocurridas entre finales de octubre y comienzos de noviembre.

La corriente negra fluye a una velocidad de hasta 60 kilómetros por hora y se ha desplazado unos 50 kilómetros.

Según el más reciente conteo oficial, 341 personas murieron desde el despertar del Merapi el 26 de octubre último, mientras alrededor de 100 mil permanecen en casas temporales, pues sus viviendas quedaron destruidas. La mezcla de barro afectó hasta ahora más de 30 hectáreas de productos agrícolas que se encontraban listos para cosechar.

El Merapi es uno de los volcanes más activos de esta nación asiática y su primer estallido se reportó en 1548. Indonesia yace sobre el llamado Anillo de Fuego, un cinturón de intensa actividad sísmica y volcánica.