Imagen
© Ana María García Rojas/El Tiempo
Avalancha en el barrio Diana Turbay.
Una avalancha de lodo causó estragos en un sector montañoso del sur de Bogotá, aunque no dejó víctimas humanas, en un nuevo episodio de la emergencia que vive Colombia por las torrenciales lluvias, consideradas como las más intensas de las cuatro últimas décadas.

El alud afectó una treintena de casas de la localidad de Rafael Uribe Uribe, donde tuvieron que ser evacuadas unas 400 viviendas por el inminente peligro, indicó DPA.

Por otra parte, una inundación registrada en la población de Yumbo, en el departamento de Valle del Cauca (suroeste), causó la muerte de cerca de 40.000 gallinas en un criadero, al tiempo que unos 1.000 vehículos nuevos quedaron bajo el agua.

Asimismo, las autoridades indicaron que unas 400 familias resultaron damnificadas por el desbordamiento del río Paraguachón en un caserío del departamento de La Guajira (noreste), en la frontera con Venezuela.

El gobierno decretó el estado de calamidad pública en 28 de los 32 departamentos del país, pero se dispone a declarar el estado de desastre nacional para solicitar créditos externos para atender a los damnificados.

Cifras del Sistema Nacional para la Prevención y Atención de Desastres indican que las lluvias han dejado este año 162 muertos, 223 heridos, 19 desaparecidos, 1.369.000 damnificados, 1.788 viviendas destruidas y 233.000 averiadas.

Colombia soporta en esta época de fin de año una temporada habitual de lluvias, pero las precipitaciones son mucho más intensas ahora por la presencia del fenómeno de La Niña, que cambia el clima por la llegada de corrientes frías a la costa del océano Pacífico.

El gerente de la Federación de Cafeteros de Colombia, Luis Genaro Muñoz, dijo que si la temporada de lluvias en su país se extiende hasta mediados de 2011 podría afectar la cosecha cafetera de ese año.

Muñoz señaló que como consecuencia del crudo invierno que afecta a Colombia los cafeteros han perdido más de un millón de sacos de 60 kilos de café.