Imagen
© Grzegorz Momot/EFE
Un hombre retira nieve en una zona de la estación de Gubalowka, en Zakopane, Polonia.
La ola de frío que afecta a Polonia desde finales del pasado noviembre y las nevadas han causado hasta el momento 61 víctimas por hipotermia, nueve en las últimas 24 horas, informó ayer el Centro de Seguridad del Gobierno.

El intenso frío comenzó ayer a remitir, y los termómetros se situaron en torno a los cero grados Celsius en la mayoría del país, con bajadas durante la noche en torno a los 10 grados Celsius bajo cero.

A pesar de que el temporal comienza a ceder, las autoridades mantienen su llamamiento a la población para que avisen a la Policía en caso de que detecten a indigentes a la intemperie.

Todos los fallecidos por hipotermia durante los últimos días son precisamente personas sin hogar o con problemas de adicción al alcohol.
La ola de frío ha costado a Polonia cerca de 350 millones de euros, destinados a la limpieza de calles y carreteras.

El temporal de nieve y frío registrado la semana pasada en el centro y norte de Europa causó afectaciones en el tráfico aéreo, ferroviario y carretero, reportaron las autoridades.