Imagen
© Desconocido
Panorama en calles de Milán
Centenares de automovilistas quedaron atrapados en autopistas italianas durante la noche pasada, sobre todo en Toscana (centro) a raíz de la nieve que paralizó el tráfico ferroviario y obligó al cierre de dos aeropuertos. El duro invierno que azota a Italia, como al resto de Europa, lejos de ceder se intensifica día a día, sembrando el caos en la península.

Hoy, las fuertes nevadas provocaron embotellamientos de cientos de automóviles, en particular en Toscana (centro), así como dificultades en el tráfico ferroviario y los aeropuertos, obligando a cancelar vuelos. Horas después, durante la mañana, la protección civil de la región de Florencia seguía sacando automóviles y camiones de la nieve. Numerosos voluntarios llevaron mantas y bebidas calientes a los automovilistas, muchos de los cuales salieron de sus vehículos y se dirigieron hacia las zonas habitadas más cercana.

Según se informó, los aeropuertos de Florencia y de Pisa reanudaron su actividad, luego que numerosos pasajeros pasaron la noche en las estaciones aéreas durmiendo en catres provistos por la Cruz roja. Los servicios de las autopistas y la protección civil en torno al mediodía local seguían auxiliando a vehículos y camiones paralizados en particular en el tramo de la autopista del Sol, entre Florencia y Arezzo en ambas direcciones tras una intensa nevada que comenzó el viernes por la tarde.

La Protección Civil había lanzado una alarma sobre la caída de nieve y sobre los riesgos de viajar en estas circunstancias y por tal motivo, el responsable, Franco Gabrielli, criticó a los usuarios, en particular a los camioneros, que entraron en las rutas sin los equipos adecuados ante un manto de nieve entre 15 y 20 centímetros, que en algunos tramos llegó a los 40.

Pero también Gabriellí acusó a los servicios de las autopistas impreparados a actuar con celeridad ante esta situación. Las colas entre Florencia y Arezzo llegaron a 38 kilómetros y miles de personas pasaron la noche bajo la inclemencia del hielo. Autos y camiones quedaron abandonados y muchos llegaron a pie a las localidades más cercanas.

Todos los medios para limpiar la nieve están en acción donde cesó la caída de nieve pero ahora el problema es el hielo que se formó en los carriles. Las fuerzas del orden distribuyen frazadas, alimentos y bebidas calientes. Otros automovilistas quedaron atrapados en las rampas de acceso a la autopista Florencia-Pisa-Livorno y pasaron la noche en sus coches. También prosigue el caos en las líneas ferroviarias. El tren rápido Salerno-Turín partido el viernes por la manana llegó a la capital piamontesa con 13 horas de atraso, tras permanecer detenido casi 10 horas en la estación de Livorno. Los técnicos ferroviarios trabajaron incesantemente durante la noche para llevar la situación hacia la normalidad en la principal estación de Florencia, Santa María Novella, donde la nieve había cubierto completamente las vías, paralizando la circulación de trenes.

En tanto, son numerosas las polémicas sobre las enormes incomodidades generadas por el mal tiempo. El alcalde de Roma, Gianni Alemanno, definió "intolerable" el hecho que Roma haya quedado bloqueada en casi todos sus accesos camineros en el día de ayer por la nieve y la lluvia y luego en el día de hoy falta agua y energía en algunos barrios. Su colega de Florencia, Matteo Renzi, dijo que es "inaceptable" lo que ocurrió y el presidente de la región Toscana, Enrico Rossi, llegó a anunciar una acción colectiva (class action) contra los responsables viales y de transportes, invitando a la región a testimoniar sobre los inconvenientes registrados.

Rossi criticó a Anas, la sociedad que gestiona la autopista del Sol, y los Ferrocarriles del Estado, por haber subestimado la alerta.

Entre las 13 de ayer y las 08 de hoy hubo 2721 pedidos de intervención y los llamados telefónicos a los bomberos de Florencia.

En tanto, Alitalia puso en marcha medidas extraordinarias par asegurar asistencia a los pasajeros y la regularidad de los vuelos, sujetos inevitablemente a retrasos y a un número limitado de cancelaciones. "En la jornada de hoy, son posibles incomodidades a raíz de las limitaciones al tráfico aeroportual en las estaciones aéreas de Londres, Frankfurt, Florencia y Pisa", dijo una nota de la compañía.

El ministro italiano de Transportes, Altero Matteoli, convocó con urgencia a Anas, Ferrocarriles y Protección Civil, para una reunión el lunes que servirá para hacer el punto sobre la emergencia mal tiempo y controlar el origen y las razones de los inconvenientes sufridos por los usuarios en los días de ayer y hoy.