Manila, 22 oct - El Consejo Nacional de Gestión y Reducción de Desastres de Filipinas elevó hoy a 190 los muertos en el terremoto de 7,2 grados que sacudió el centro de Filipinas hace una semana y causó daños por valor de más de 15 millones de euros.

De las 190 muertes, 177 de ellas sucedieron en la isla de Bohol, donde se registró el epicentro del seísmo así como 511 de las 605 personas que resultaron heridas, indicaron el organismo y la Agencia de Noticias Filipina.
Imagen
© EFE/Archivo
Varias personas caminan por una carretera destrozada tras el terremoto de 7,2 grados del pasado martes en Loon (Filipinas), el pasado jueves 17 de octubre de 2013.