El asfalto de una calle de Ramos Mejía, por debajo del cual corre el entubado del arroyo Maldonado, cedió y dejó un cráter de más de 40 metros de largo y hasta un metro y medio de profundidad, cuyo ancho cubre más de media calzada.
Imagen
© Desconocido
Enorme socavón en Ramos Mejía
El incidente, que tendría su origen en las intensas lluvias, se produjo alrededor de las 3.30 de la mañana en avenida Palacios al 600.

El pozo fue totalmente vallado mientras trabajaban en el lugar cuadrillas de Obras Públicas de la delegación municipal de esa localidad.

"En esta semana notamos que el asfalto se venía hundiendo, todos los vecinos sabíamos que iba a pasar esto. Están haciendo un reservorio acá a unas cuadras, que se suponía que iba a contener el agua que siempre sale e inunda toda la zona, pero directamente no se pudieron ni terminar esos reservorios, y antes deberían haber hecho un mejor mantenimiento acá", dijo uno de los vecinos desde el lugar del hundimiento