Imagen
© APTras las críticas recibidas, las autoridades aceptaron que los servicios de emergencia no actuaron satisfactoriamente durante la emergencia por la nieve
Otra nevada azotará el fin de semana la ciudad de Nueva York, donde el alcalde Michael Bloomberg aún enfrenta fuertes críticas por lentas labores de limpieza tras una tormenta invernal que bloqueó calles durante días y retrasó la recogida de basura, provocando que ésta se apilara durante más de una semana.

El Servicio Nacional Meteorológico emitió una alerta de tormenta invernal para la ciudad y zonas de Nueva Jersey, Connecticut y Long Island, empezando el viernes por la mañana. Se espera una posible tormenta de entre cinco y 13 centímetros (dos a cinco pulgadas) de nieve ligera la noche del jueves con nieve más pesada el viernes y sábado.

Los expertos dijeron que es difícil determinar el total de nieve porque se espera que la acumulación varíe en distintas zonas de la ciudad. En algunas zonas se podrían reportar 45 centímetros (18 pulgadas).

La tormenta invernal del mes pasado resultó en 0.61 metros (dos pies) de nieve. Los expertos avisaron que previsiones meteorológicas que cambian hacen difícil predecir dónde la nieve causará más problemas.

Las aerolíneas estadounidenses avisaron de retrasos y cancelaciones y anularon los pagos que se han de realizar para cambiar vuelos. American, United y Continental dijeron que podrían haber interrupciones en vuelos de aeropuertos del área de Nueva York como Newark, LaGuardia y Kennedy.

Las nevadas de finales de diciembre en el este del país provocaron la cancelación de más de 10 mil vuelos y retrasaron viajes con motivo de la Navidad para miles de personas.

Bloomberg describió como ''inaceptable'' la limpieza realizada en la ciudad tras la última tormenta invernal y dijo el miércoles que su administración ''intentará hacer el mejor trabajo que pueda'' en la próxima. ''El público tiene derecho a esperar que limpiemos las calles y eso es exactamente lo que vamos a hacer'', dijo.