Un meteorito de medio metro de diámetro provocó un estallido que brilló casi tanto como el Sol.
Imagen
© YouTube, Sam Singh / The Canadian Press
El meteorito se acompañó de una onda de choque.
El domingo 4 de mayo el cielo de Ontario, Canadá, recibió el brillo y rugido de un meteorito que ingresó a la atmósfera y se desintegró antes de tocar la tierra. A partir del brillo que causó el meteoro -el fenómeno luminoso del meteorito-, se estima que pudo haber tenido medio metro de diámetro.

No es raro que caigan meteoritos en la Tierra, de hecho, sus meteoros se conocen también como lluvia de estrellas o como estrellas fugaces, sin embargo, lo más común es que caigan sobre el mar o sobre un área no habitada. A diferencia del meteorito caído en Rusia el año pasado, el de Ontario no explotó con la suficiente fuerza para provocar ningún tipo de destrucción.


Se estima que la fuerza con la que se desintegró el meteorito fue de entre 20 y 30 toneladas de dinamita, lo cual fue suficiente para que su brillo compitiera en intensidad con el del propio Sol, según reportes de testigos publicados en CBC.ca.

Afortunadamente algunos conductores en Canadá instalan cámaras de video en sus vehículos y YouTube ya cuenta con ejemplos de cómo se vio el meteorito canadiense al explotar.