Al menos 77 personas murieron y otras 227 resultaron heridas debido a las crecientes inundaciones que están afectando diferentes estados de Sudán, informó hoy en un comunicado el Ministerio sudanés de Salud.
inundaciones Sudán
© EFE/Morwan Alí
Vecinos de Jartúm caminan por las calles inundadas.
La mayoría de los heridos presentan fracturas provocadas por el derrumbamiento de sus casas tras las fuertes lluvias e inundaciones, mientras que una de las víctimas falleció debido a una descarga eléctrica.

La nota detalló que hay 51 provincias de 15 estados distintos afectadas por las inundaciones, además de 36.256 familias damnificadas.

Los estados más dañados son Jartum, Kasala (este), Rio Nilo (noreste), Darfur del Norte (oeste) y Nilo Blanco (sur).

Por otro lado, las enfermedades de las que más se han quejado los afectados ante los servicios de urgencia en las últimas semanas fueron la malaria, la diarrea, la neumonía e infecciones en los ojos, aunque el ministerio negó que se hayan registrado los suficientes casos que obliguen a declarar una epidemia.

En otra nota, el Ministerio de Recursos Hídricos advirtió de que las aguas del Nilo alcanzarán altos niveles en la mayor parte de las regiones por las que pasa, por lo que alertó a los ciudadanos a tomar precauciones y las medidas necesarias para proteger sus vidas y sus propiedades.