Imagen
© Desconocido
Turistas en el Parque Popular de Tagaytay, desde donde se puede observar el Taal
El Instituto Vulcanológico y Seismológico de Filipinas (Phivolcs) detectó un aumento de la actividad seismológica en torno a los volcanes Taal, Mayón y Bulusan, en el sur de Luzón, en las últimas 24 horas, con un total de al menos 18 temblores de origen volcánico, aunque mantuvo el grado de alerta 1 en torno a ellos.

El mayor número de temblores se registró en los alrededores del volcán Bulusan, a unos 250 kilómetros al sureste de Manila, con 11 terremotos. Los expertos indicaron, sin embargo, que debido a la densa nubosidad en la cima del volcán no se ha podido observar si los temblores han ido acompañados de emisiones de vapor. La alerta 1 en el Bulusan se ha mantenido desde principios de noviembre pasado.

En torno al Taal, a unos 50 kilómetros al sur de la capital, se produjeron seis temblores volcánicos, con observación de ligeras emisiones de vapor en el interior del cráter. Phivolcs mantiene la prohibición a la población civil de acercarse a menos de 4 kilómetros de la cima, considerada una Zona de Peligro Permanente.

Cerca del Mayón, a unos 70 kilómetros al noroeste del Bulusan, se detectó un sólo temblor el martes, mientras que el predemonio del mal tiempo en la región sur de Luzón impidió realizar una observación de la cima del volcán para detectar la emisión de nubes de vapor.

El grado de alerta de Philvocs va de 0 a 5, siendo 0 la mínima y que indica que no se prevén erupciones en un futuro cercano, mientras que el 5 corresponde al grado máximo, que indica que hay una erupción peligrosa en desarrollo.