La Dra. Terry Wahls ha prácticamente revertido la esclerosis múltiple que una vez la dejó en silla de ruedas. Vale la pena tomarse el tiempo para leer sobre su historia, o verla en YouTube con las imágenes sorprendentes de su cambio:

" Me encantaba el Taekwondo y fui campeona a nivel nacional. Pero muchas cosas han cambiado desde entonces: estudié medicina, me convertí en doctora, tuve un hijo... y después una hija. Y... contraje una enfermedad crónica para la cual no hay cura. En 2001 me diagnosticaron esclerosis múltiple.
Pedí ayuda en el mejor centro especializado en esclerosis múltiple que pude encontrar: la Clínica Cleveland. Fuí a la consulta de los mejores doctores, recibí la mejor atención posible, tomaba las medicinas más recientemente desarrolladas. Aún así, en 2003 mi enfermedad había evolucionado a esclerosis múltiple secundaria progresiva. Me sometí a quimioterapia, según lo recomendado. Adquirí dos sillas de ruedas reclinables, una de ellas motorizada. Tomé Tysabri... y después Cellcept, pero mi invalidez siguió aumentando. Mi enfermedad había evolucionado. Temía quedarme postrada en cama. Comencé a leer los más recientes estudios científicos en pubmed.gov.

Sabía que los cerebros de personas con EM según pasa el tiempo... encogen. Así que, cada noche, comencé a leer las más recientes investigacions científicas sobre enfermedades en las que el cerebro encoge. Estas enfermedades eran: Huntington, Parkinson y Alzheimer.
Me fijé que, en estas tres enfermedades, las mitocondrias no funcionan como es debido, lo que provoca que el cerebro encoja.

Buscando, encontré estudios en los que cerebros de ratones y sus mitocondrias habían sido protegidos usando aceite de pescado, creatina y coenzima Q10. Traduje las dosis tamaño ratón a dosis para humanos y comencé por vez primera a experimentar conmigo misma.
La velocidad de mi degeneración se redujo y estaba muy agradecida por eso, pero... estaba aún yendo a peor. Después, descubrí el Instituto para la Medicina Funcional, y a través de su Curso para la Educación Médica Continua "Neuroprotección: una aproximación a través de la medicina funcional a síndromes neurológicos comunes y no comunes"aprendí más biología celular del cerebro y qué podía hacer para proteger mis células.

Esto es parte de lo que aprendí:

Tenemós un billón de células en nuestro cerebro, con diez trillones de conexiones. Todo ese entramado de conexiones debe estar aislado con algo llamado mielina y la esclerosis múltiple daña la mielina. Para confeccionar mielina en buen estado nuestro cerebro necesita grandes cantidades de vitaminas B, en particular: vitamina B1, conocida como tiamina; vitamina B9, conocida como folato; vitamina B12, conocida como cobalamina. También necesita ácidos grasos Omega 3 y yodo. Esto, es una sinapsis.

Imagen
© thewahlsfoundation.com
Sinapsis
Esas hermosas gotas doradas son los neurotransmisores. Para que vuestro cerebro confeccione neurotransmisores necesita mucho azufre y vitamina B6, conocida como piridoxina. Estas... son mitocondrias.Son tan hermosas!

Imagen
© terrywahls.com
Y son tan críticas para vuestras vidas. Porque son las diminutas mitocondrias en cada una de nuestras células las que gestionarán el suministro de energía a esa célula. Sin tus mitocondrias... no serías más grande que las bacterias. En la facultad de medicina tuve que memorizar incontables reacciones relaccionadas con mis mitocondrias, pero nunca aprendí qué compuestos podían crear mis células por si mismas y cuales necesitaba consumir para que esas reacciones se produjesen de forma adecuada. Ahora se... que necesito grandes cantidades de Vitaminas B, azufre y antioxidantes para que mis mitocondrias prosperen. Por eso añadí Vitaminas B, azufre y antioxidantes a mi régimen diario.

Y después se me ocurrió, que debía conseguir mi larga lista de nutrientes... de alimentos. Que, si hiciese eso, probablemente conseguiría cientos, quizás miles, de otros compuestos que la ciencia aún estaba por nombrar e identificar, pero que serían útiles para mi cerebro y mis mitocondrias. Pero... ¿saben? No sabía en qué alimentos estaban esos nutrientes, ni tampoco lo sabían los libros de medicina, ni los textos científicos que yo leía. Pero... Internet si lo sabía! Así que... (risas del público) Es realmente de grandísima ayuda!

Así que, usando Internet, fui capaz de diseñar un plan de comidas específico para mi cerebro... y mis mitocondrias. Y ahora... antes de deciros cual es ese plan de comidas, vamos a ver qué es lo que los americanos comen hoy en día. Voy a empezar con vosotros, amigos.

Así que... quiero que penséis en las últimas 24 horas, suméis todas las frutas y verduras que habéis comido, no contéis patatas o maíz porque esos son féculas ahora... si podéis cubrir con ellas un plato bien lleno, levantad la mano. ¡Vamos!, ¡no seais tímidos, levantad las manos! ¡De acuerdo!, si puedes cubrir dos platos, mantened las manos en alto! ¿Alguien ha comido tres platos? ¡Mirad alrededor! Observad que pocas manos en alto


Comentario: En este sentido hay que matizar que la ingesta de fruta puede acarrear numerosos inconvenientes (y es peor cuando se combina con proteinas) para la salud debido al contenido en fructosa. Lea los siguientes artículos para obtener más datos:

Las frutas son calorías vacías, agua con azúcar
Sorprendentes riesgos de salud relacionados con una dieta a base de puras frutas
La fructosa genera obesidad
Demasiada azúcar nos hacer perder la memoria


¿De acuerdo? Ahora vamos a ver otra familia Esto es de "Planeta Hambriento", de Peter Wenzel

Imagen
Muestra lo que esta familia americana comerá en la semana que viene. Mirad atentamente y váis a ver montones de: comida procesada en cajas, frascos y otros recipientes. Esto es como la mayoría de americanos comen. Y esto es como la mayoría de sociedades comen según se vuelven más ricas. Y muy probablemente la razón por la que, según las sociedades se vuelven más ricas, su salud se vuelve peor.

Imagen
© Cordain et al.
Esta transparencia es tomada de un trabajo del profesor Loren Cordain. Él está mostrando el porcentaje de americanos que ingieren una serie de nutrientes importantes por debajo de las cantidades diarias recomendadas. En la parte inferior de la transparencia pueden ver que menos de la mitad ingerimos una cantidad suficiente de vitaminas B, C y A. Ahora, si miráis a la parte superior de la transparencia, veréis que dos tercios de americanos no toman suficiente calcio, magnesio, cinc o yodo Y que un 80% no toma suficientes ácidos grasos Omega 3. Nosotros... Vosotros... os estáis matando de hambre a vosotros mismos. Estamos vivos debido a complicadas reacciones químicas.

Si no estáis proporcionando los debidos "bloques para la construcción", es decir, las vitaminas, minerales, grasas esenciales... esas reacciones no pueden llevarse a cabo como es debido, lo que provoca la construcción de estructuras erróneas o que las estructuras no se construyan en absoluto. Estáis preparando el escenario para la aparición de una enfermedad crónica.

Esta es la razón por la que nuestros hijos nacen con mandíbulas que son demasiado pequeñas, lo que causa que los dientes estén mal alineados, y los cerebros sean más pequeños. Esta es la razón por la que vuestros vasos sanguíneos se vuelven rígidos según envejecéis. Esta es la razón por la que uno de cada tres niños americanos, o uno de cada dos si son afroamericanos o hispanos, se volverán diabéticos y obesos en su infancia o adolescencia.

Esta es la razón por la que, si váis a nuestras escuelas cada año hay más y más niños con graves problemas de aprendizaje y de comportamiento.

Pero... ¡no tiene que ser así!

Por 2.5 millones de años los humanos comimos lo que podíamos cazar y recolectar. Son los llamados "cazadores-recolectores". Esa dieta de los "cazadores-recolectores", esa dieta "paleo", consiste de hojas, raíces, bayas, carne y pescado.

Consta de productos obtenidos localmente, en temporada y, por supuesto, ecológicos. Los esquimales, en el remoto norte, comían de forma muy diferente de los africanos de la sabana. Y, aún así, cuando los científicos analizaron estas dietas de "cazadores-recolectores" encontraron que exceden las cantidades recomendadas de 2 a 10 veces, dependiendo del nutriente. Estos antiguos pueblos saben más acerca de como comer para tener una salud y vitalidad óptimas que nosotros los médicos y científicos.

La dieta del "cazador-recolector" es más nutritiva que la dieta de la Asociación Americana del Corazón, más nutritiva que la dieta de la Asociación Americana de la Diabetes, y más nutritiva que la pirámide de los alimentos de la USDA.

Por esa razón, comencé a emplear la dieta del "cazador-recolector". Usé esos conceptos, pero la estructuré para estar segura que conseguía la nutrición: las vitaminas, minerales...Nutrientes que había identificado como críticos para las células de mi cerebro y mis mitocondrias.


Comentario: Más que la dieta Paleo, desde SOTT recomendamos hacer una dieta cetogénica:

- La dieta cetogénica - Una visión general
- La dieta paleolítica revisada

Para el lector interesado, SOTT recomienda fuertemente la lectura en el foro cassiopaea.org del hilo Dieta Cetogénica: camino hacia la transformación, donde podrá conocer y aprender de la experiencia de quienes han experimentado con esta extraordinaria "forma de alimentarse".


Esa dieta es la siguiente: tres tazas de hojas verdes, tres tazas de verduras ricas en azufre, tres tazas de colores brillantes, carne de animales alimentados con pasto, vísceras y algas. Tres tazas son un plato grande bien lleno. Comienzo con hojas verdes porque son ricas en vitaminas B, vitaminas A, C, K, y minerales. Y esos son dos tipos de col rizada. La col rizada tiene más nutrientes por caloría que ninguna otra planta. Las vitaminas B protegerán las células de tu cerebro y tus mitocondrias. Las vitaminas A y C ayudan a las células de tu sistema inmune.

La vitamina K mantiene tus vasos sanguíneos y huesos sanos. Y los minerales son cofactores para cientos de diferentes enzimas en vuestros cuerpos.

Además, comer a diario un plato lleno de verduras reducirá de modo dramático vuestro riesgo de cataratas y degeneración macular,la causa principal de ceguera en los Estados Unidos.

Imagen
Así que... tomad más col rizada, más perejil, más vegetales cocidos, más batidos de verduras, tomad "chips" de col rizada, que son tan deliciosas que a mi hija adolescente y a sus amigas les encantan. Quiero que toméis tres tazas, un plato lleno, de vegetales ricos en azufre, cada día. Vuestro cerebro y vuestras mitocondrias necesitan azufre. Vuestro hígado y riñones necesitan azufre para ser capaces de eliminar toxinas de vuestro. La familia del repollo es rica en azufre. Eso incluye: repollo, brécol, coliflor, coles de bruselas, nabos, colinabos, rábanos, coles y col rizada. La familia de la cebolla también es rica en azufre: cebollas, ajos, puerros, cebolletas, chalotes.También lo son las setas y los espárragos. También quiero que toméis un plato, tres tazas, de tres colores preferentemente distintos cada día. Los colores son flavonoides y polifenoles. Estos son potentes antioxidantes que ayudan a vuestras retinas, a vuestras mitocondrias, a las células de vuestro cerebro y a la eliminación de toxinas. Podéis conseguir vuestros colores de verduras como las remolachas, las zanahorias, los pimientos, la lombarda...

O podéis conseguirlos de bayas y frutas de colores intensos como los melocotones y las naranjas. Quiero que toméis proteína de alta calidad que sea rica en ácidos grasos omega 3. Los ácidos grasos omega 3 son muy importantes para aislar las conexiones de vuestro cerebro. También son críticos para el desarrollo de vuestras mandíbulas, para que podáis tener dientes bien alineados... y un cerebro más grande. Por lo tanto tomad pescado criado en libertad, en particular salmón y arenque. Tomad también todos los días carne de animales criados en libertad. Todas las antiguas sociedades valoraban las vísceras. Las vísceras son fuentes concentradas de vitaminas, minerales y coenzima Q. Son particularmente potentes dando soporte a vuestras mitocondrias.

Por lo tanto, comed vísceras como: hígado encebollado, corazón, lengua, mollejas, lechecillas...una vez a la semana.

Los pueblos antiguos viajaban largas distancias o comerciaban para asegurarse disponer de algas. Las algas son una rica fuente de yodo y selenio. Vuestro cerebro necesita yodo para crear mielina, el aislamiento de las conexiones de las neuronas. También necesita yodo para eliminar toxinas, en particular mercurio, plomo y metales pesados. Y un nivel adecuado de yodo disminuye vuestro riesgo de cánceres de mama y próstata. Estudios han mostrado que un 80% de americanos tienen un nivel de yodo relativamente bajo. Por lo tanto, tomad algas por lo menos una vez por semana. Para asegurar que tenéis un nivel de yodo adecuado. La mayor parte de los americanos no pueden imaginar comer 9 tazas, 3 platos llenos, de verduras y bayas todos los días.

Pero, si os comprometéis a tomar 9 tazas de estos increíblemente saludables, maravillosas verduras y bayas todos los días en vez de tomar cereales, patatas, lácteos...Habréis incrementado dramáticamente el contenido de minerales y vitaminas de vuestra dieta. Y, además, habréis disminuído dramáticamente vuestro riesgo de alergias alimentarias. Alergias e intolerancias alimentarias son mucho más comunes de lo que pensamos, son difíciles de diagnosticar y, en particular, intolerancia al glúten, la proteína en trigo, centeno y cebada; y a la caseína, la proteína en los productos lácteos, están asociados con una gran variedad de problemas de salud que incluyen pero no se limitan a: eccema, asma, alergias, infertilidad, intestino irritable, fibromialgia, fatiga crónica, artritis,jaqueca,
problemas neurológicos y problemas de comportamiento.

Si, os costarán más estas maravillosas verduras y las bayas... pero yo os aseguro: vais a pagar el precio! Pagaréis el precio ahora por comida que restituye vuestra salud y vitalidad...o pagáis el precio por visitas a doctores, medicinas, cirugías, bajas laborales, jubilación anticipada y residencias para la tercera edad: es vuestra elección. De acuerdo, por siete años recibí el mejor cuidado, las mejores y más recientes medicinas... y continué volviéndome más dependiente.

Imagen
© terrywahls.com
Antes y después de un año mejorando la dieta
Y ver como nosotros y nuestros hijos nos volvemos continuamente más gordos, deprimidos y diabéticos. O... podemos seguir viendo los gastos médicos crecer sin control, llevándonos a la bancarrota a cada uno de nosotros individualmente y colectivamente como país. O... podemos comer para nuestras mitocondrias. Comiendo verduras y bayas, carne de animales criados en libertad, vísceras y algas. Y tener más vitalidad. Todos tenemos elección: yo elijo enseñarle a la gente acerca del poder curativo de los alimentos y llevar a cabo experimentos clínicos.

Estamos probando mis intervenciones en otras personas con esclerósis múltiple secundaria progresiva. Presentaremos nuestras investigaciones el domingo en la Conferencia de Neurociencia 2011. Los resultados quitan la respiración. Todos tenemos elección: yo os desafío a convertiros en modernos cazadores-recolectores y a comer para vuestras mitocondrias. A volveros embajadores de vuestras mitocondrias. Porque si yo me pude levantar de una silla de ruedas haciendo esto, imaginad lo que puede hacer por vosotros, vuestras familias, vuestro país, vuestras comunidades, vuestro mundo.

Tenemos elección! ¿Cual será la vuestra?
Gracias."