Complejo hospitalario de Navarra
© Diario de Navarra. Archivo.
Complejo hospitalario de Navarra

El Gobierno de Navarra ha desactivado el protocolo de ébola. El segundo análisis de las pruebas, que se había enviado al Centro Nacional de Microbiología, ha confirmado el negativo en las pruebas del virus. Desde el Ejecutivo Foral ya adelantaron este jueves que la primera prueba realizada al paciente, que se había trasladado desde Tudela a Pamplona al presentar síntomas que hicieron levantar sospechas, había dado negativo [en ébola] y positivo en malaria.


No obstante, el protocolo se había mantenido activado hasta la mañana de hoy, a la espera de este segundo análisis. Los resultados llegados desde Majadahonda han confirmado ya el negativo, por lo que el Ejecutivo navarro da por concluida la alerta.

Este sistema se encendió este jueves por la mañana, después de que un varón de mediana edad al parecer domiciliado en Monteagudo y que había viajado recientemente a Nigeria se presentara en el hospital Reina Sofía de Tudela con fiebre alta, dolores musculares y abdominales. Ante estos síntomas, el paciente fue trasladado esa misma mañana hasta el hospital Virgen del Camino [de Pamplona] y se activó el protocolo por un posible caso de ébola.

En cualquier caso, desde el Instituto de Salud Pública y Laboral ya advirtieron entonces, a través de una nota, que la activación del protocolo "no significa que el paciente esté infectado" y, de hecho, aseguraron que "lo más probable es que la fiebre se deba a otra causa, pero cumpliendo los criterios clínicos y epidemiológicos, esta es una de las enfermedades que, entre otras, se deben descartar".

Este protocolo finalmente se ha desactivado hoy, después de que las dos pruebas (para determinar si se trata de un caso de ébola, es clave detectar el ADN del virus en una muestra de sangre), realizadas en Navarra y Madrid, hayan dado negativo.