Una extraña losa de piedra descubierta en Rusia, hace más de 20 años, parece ser una combinación de reloj solar y lunar de la Edad del Bronce, según un estudio reciente.
Imagen
© Desconocido
La losa está marcada con hoyuelos o cazoletas dispuestos en un círculo, y un análisis astronómico sugiere que tales marcas coinciden con eventos celestiales, incluyendo salidas del sol y de la luna.

Dicho reloj de sol podría ser una "evidencia de los intentos de los investigadores antiguos por entender los patrones del movimiento aparente de las luminarias y la naturaleza del tiempo", dijo la investigadora Larisa Vodolazhskaya (izquierda), del Centro de Investigación Arqueoastronómica de la Universidad Federal del Sur de Rusia, a Live Science.

Antiguo instrumento

El año pasado, Vodolazhskaya y sus colegas analizaron un distinto reloj de sol de la Edad de Bronce hallado en Ucrania, y descubrieron que era un sofisticado instrumento para medir las horas. El trabajo llamó la atención de los arqueólogos de Rostov, en Rusia, los cuales conocían un artefacto de aspecto similar hallado en dicha localidad en 1991. Tal losa-artefacto estaba expuesta en el museo de Rostov desde su hallazgo, y nunca se había estudiado a fondo.
Imagen
© Desconocido
La losa de Rostov fue encontrada en la tumba de un hombre de unos 50 años que se remonta al siglo XII a. C., similar, pues, a la hallada en Ucrania (arriba). Relojes de sol de este periodo también han sido descubiertos en el antiguo Egipto, por ejemplo en la tumba del faraón Seti I.

Mediante el estudio de la geometría de la losa de Rostov, Vodolazhskaya y sus colegas descubrieron que los círculos tallados, que están dispuestos según un patrón que abarca alrededor 30 centímetros de diámetro, se corresponden con las salidas del sol en los equinoccios (día del año en que la noche y el día duran lo mismo) y en los solsticios (cuando la duración del día o de la noche es la máxima del año).
Imagen
© Desconocido
Este diagrama muestra cómo se podría utilizar las tallas en la losa de Rostov para controlar el tiempo en el equinoccio. La losa es un reloj de sol analemático. En un reloj de sol analemático, la sombre del gnomon se mueve a lo largo del año. Esta imagen muestra la colocación del gnomon en el equinoccio y las horas correspondientes marcadas.
Pero las gentes de la Edad del Bronce que crearon semejante reloj solar no estaban sólo interesados ​​en dicho astro. Los círculos que no se corresponden con los movimientos solares están vinculados a los desplazamientos de la luna. Debido al ángulo de la órbita de la Luna, nuestro solitario satélite atraviesa un ciclo de 18,6 años. Durante este ciclo, cuando se levanta, su posición se desplaza de sur a norte, y sus movimientos a través del cielo son relativamente altos y bajos. La losa de Rostov rastrea estos movimientos con cavidades circulares que indican las salidas de la luna más meridional y septentrional respecto de estas lunas "altas" y "bajas".
Imagen
© Desconocido
Por el movimiento del gnomon, los antiguos astrónomos podían rastrear la hora correcta durante todo el año, independientemente de la posición del sol en el cielo. Las líneas verdes representan la posición del gnomon y las líneas de las horas durante el solsticio de verano. Las líneas en azul representan la posición del gnomon y las líneas de las horas durante el solsticio de invierno.
Imagen
© Desconocido
Posiciones de salida de la luna. Algunos de las cazoletas de la losa Rostov no se corresponden con los movimientos solares, sino que marcan el seguimiento del movimiento de la Luna. La forma de media luna creciente de B1 y B2 representan las posiciones de salida de la luna de la llamada "luna alta", un punto en el ciclo lunar donde la luna alcanza su camino más alto en el cielo. El punto C1 marca la "luna baja", el momento del ciclo en que la trayectoria de la luna está más cercano al horizonte.

Imagen
© Desconocido
Una vista de cerca de las marcas lunares de la losa de Rostov. C1 y C2 se hacen para marcar la luna baja, un momento del ciclo lunar de 18,6 años de duración, cuando la luna se desplaza en su punto más bajo en el cielo. La forma de media luna creciente de B2 representa la parte "alta luna" del ciclo lunar.
Imagen
© Desconocido
Aquí, B3 indica la salida de la luna durante el momento de "luna alta" del ciclo lunar, mientras que C2 y C3 indican salidas de la luna durante el momento de "luna baja" del ciclo. Los arqueólogos teorizan que esta losa podría haber sido un trampolín para herramientas astronómicas más sofisticadas, como el famoso mecanismo de Antikythera, un instrumento que se halló en un naufragio en el Mediterráneo, y que fue desarrollado en algún momento entre el 150 a.C. y el 100 a.C.

Imagen
© Desconocido
Todas las marcas lunares sobre la losa de Rostov. B1, B2 y B3, todas en forma de media luna creciente, representan momentos de la "luna alta" del ciclo lunar, cuando la luna se desplaza a su punto más alto en el cielo: la salida de la luna alta más septentrional, la salida de la luna alta más meridional, y la salida de la luna alta el día del equinoccio. C1, C2 y C3, representan salidas de la luna durante durante el ciclo lunar, cuando la Luna parece desplazarse más cerca del horizonte: salida de la luna baja más septentrional, salida de la luna más meridional y salida de la luna en el equinoccio.
Civilización inteligente

La losa fue encontrada en un lugar de Srubna ó Srubnaya, correspondiente a la Edad del Bronce, una cultura que floreció en las estepas, entre los montes Urales y el río Dniéper de Ucrania. El pueblo de Srubna pudo haber utilizado el relojo solar y lunar en los momentos de sus rituales anuales o bien para organizar su vida laboral. Según Vodolazhskaya, el artefacto puede ser el trabajo de los 'científicos' de la Edad de Bronce.
Imagen
© Desconocido
Reloj solar analemático hallado en Ucrania
"No se puede excluir una designación puramente científica de tales instrumentos. En la antigüedad, las personas eran tan curiosas como los físicos y astrónomos modernos", concluye Vodolazhskaya.

En combinación con el reloj de sol de Ucrania y otros artefactos de la Edad del Bronce, el hallazgo de Rostov sugiere que las gents de la región norte del Mar Negro eran astronómicamente inteligentes, afirma Vodolazhskaya, con la tecnología, y estaban a la par con lo que se ha visto en el antiguo Egipto en el mismo periodo. El nuevo estudio aún no ha sido revisado por expertos, pero está disponible en el sitio web arXiv.org.
Imagen
© Desconocido
Losa de Rostov