Imagen
© Desconocido
Sebastián Piñera
Un grupo diputados pidió el día 31 al presidente Sebastián Piñera que apoye de manera contundente la causa palestina en su próxima gira en marzo a Medio Oriente, luego de advertir transgresiones al derecho internacional en un reciente viaje a la zona.

"El presidente Piñera debe pedirle a Israel que se someta al derecho internacional, que ponga fin a los asentamientos ilegales en Palestina, tiene que pedirle a Israel que respete los derechos humanos del pueblo palestino. Tiene que ir y hablar en nombre de los derechos humanos y eso significa abogar a favor de la causa palestina", dijo el diputado Marcelo Díaz al vespertino local La Segunda.

El gobierno chileno reconoció a principios de enero la existencia del Estado Palestino, tal como lo hicieron Argentina, Brasil y Bolivia.

Díaz, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados de Chile, encabezó a una docena de legisladores que realizaron la semana pasada una visita a los territorios ocupados, donde sostuvieron diversos encuentros, incluyendo uno con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmmud Abbas.

La gira de los diputados antecede a la que efectuará el presidente chileno a comienzos de marzo a Israel y Palestina. En tanto, el diputado oficialista Gustavo Hasbún, acusó a Israel porque "no respeta el derecho internacional y ni siquiera a las delegaciones que van en carácter oficial; es un Estado represivo, que viola sistemáticamente los derechos humanos".

El legislador aludió así los problemas en la tramitación para la salida de Israel de los diputados, por parte de autoridades israelíes, en el aeropuerto de Tel Aviv. "Chile no puede seguir avalando un Estado que comete esas atrocidades. Si queremos ser actores principales de la comunidad internacional, esta es una bandera de lucha que Chile tiene que tomar", agregó el parlamentario.

Los diputados Díaz y Hasbún informaron que solicitarán que el canciller chileno Alfredo Moreno, acuda a la cámara para exponer las principales conclusiones de su viaje a la región, y para pedir que "Chile condene formalmente la violación a los derechos humanos por parte del Estado de Israel". En Chile viven unos 300.000 descendientes de palestinos, la mayor comunidad fuera de Medio Oriente.