Ucrania infringió el alto el fuego en Donbás, vigente desde el pasado 15 de febrero, más de 800 veces durante el mes de marzo, declaró el portavoz de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Denis Pushilin.
Consecuencias de uno de los mutiples ataques del Gobierno de Ucrania en Donbás.
© Reuters
Consecuencias de uno de los múltiples ataques del Gobierno de Ucrania en Donbás.
"Durante el mes de marzo se constataron más de 800 violaciones por parte ucraniana", dijo Pushilin.

Esta cantidad de infracciones Pushilin la vincula con la independencia con la que operan los batallones de voluntarios ucranianos, cuya retirada, en su opinión, llevará a la distensión en la línea de separación entre el Ejército de Kiev y las milicias en Donbás.

"Que Pravy Sector abandonase la zona de la operación antiterrorista (así llama Kiev la operación lanzada contra los milicianos en el este de Ucrania) lo calificaría como una decisión para desescalar la situación, ya que los batallones no están bajo ningún tipo de control", señaló Pushilin.

Pravy Sektor (Sector Derecho) es un grupo nacionalista radical ucraniano que desde el pasado abril participa activamente en la operación militar del Ejército ucraniano contra las milicias.

En enero y febrero de 2014, los miembros de Pravy Sektor participaron en enfrentamientos con la Policía y en asaltos a sedes administrativas, y a partir de abril, en la represión de las protestas en el este del país.

Actualmente está vigente un alto el fuego que el Grupo de Contacto tripartito (Rusia, Ucrania, OSCE) para el arreglo de la crisis ucraniana aprobó el 12 de febrero pasado en Minsk.

El documento avalado por los líderes de Alemania, Francia, Rusia y Ucrania, también estipula la retirada de armas pesadas, la creación de una zona de seguridad entre 50 km y 140 km y el canje de prisioneros.