Estados Unidos vetó este viernes en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) un proyecto de resolución promovido por países árabes contra la política de colonización israelí en los territorios palestinos ocupados.
Imagen
© EFE
*
El proyecto de resolución contaba con la aprobación de 14 de los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU.
La delegación estadounidense fue la única de los 15 países del máximo órgano de seguridad internacional con poder de veto en votar en contra de la medida auspiciada por más de 100 países.

Tras la votación la embajadora de EE.UU. ante la ONU, Susan Rice afirmó que la decisión unilateral de su país se debió a que "no nos parece sensato que el Consejo trate de resolver los asuntos cruciales que dividen a israelíes y palestinos".

La representante estadounidense afirmó que su oposición a la resolución palestina no se puede interpretar como un respaldo a los asentamientos que Israel ha construido en los territorios ocupados tras la guerra de 1967.

El proyecto de resolución presentado este viernes por La Autoridad Nacional Palestina (ANP) reafirmaba que "los asentamientos israelíes en los territorios palestinos ocupados en 1967, incluido Jerusalén este, son ilegales y constituyen un gran obstáculo para alcanzar una paz justa, duradera e integral".

Más temprano, fuentes de las oficinas gubernamentales de la ANP en Ramala, informaron que Abbás había sido "sometido a enormes presiones por parte de EE.UU. a fin de forzar al liderazgo palestino" para retirar la resolución; presión efectuada a través de intercambios telefónicos entre Barack Obama y el presidente de la ANP, Mahmud Abbas

Por su parte, el miembro del Comité Central de Al-Fatah y dirigente palestino Nabil Shaath, aseguró este viernes que si "EE.UU. es tan débil que no es capaz de votar a favor o en contra, ¿cómo podrá pedir a Israel que acabe con la ocupación y ayudarnos a establecer un estado palestino?".

Shaath fue más lejos al reseñar que "la impotencia estadounidense frente a Israel es inaceptable", y agregó que la dirección palestina debe tener en cuenta únicamente y en primer lugar el interés nacional palestino.

Israel construye desde diciembre de 2010 al menos 620 viviendas en una colonia palestina ocupada al noroeste de Jerusalén, hecho que congeló las negociaciones de paz entre las dos naciones.

Israel ocupó luego de la guerra de los 7 días, en 1967, una porción significativa de los territorios palestinos, incluyendo el noroeste de Jerusalén.

Estados Unidos, junto con Gran Bretaña, Francia, Rusia y China, es miembro permanente del Consejo de Seguridad y cuenta con el privilegio del veto. Los otros integrantes de esa instancia son Brasil, Colombia, Líbano, Nigeria, Gabón, Portugal, Bosnia y Herzegovina, India, Suráfrica y Alemania.

Con este veto a la resolución palestina, el Gobierno del presidente Barack Obama utiliza por primera vez el derecho a esta prerrogativa en el Consejo de Seguridad de la ONU.