La reunión de más de 300 manatís en un refugio del noroeste de Florida (EU) en busca de aguas más calientes obligó al cierre temporal de parte de esta reserva natural en la ciudad de Crystal River para no molestar a estos mamíferos acuáticos.
Hundreds of manatees swim in the warmer spring water
© APTN
Cientos de manatíes nadan en las cálidas aguas del manantial.
El Refugio Salvaje Nacional de Crystal River anunció hoy en su página de Facebook que una parte de la reserva permanece cerrada debido a la inesperada visita de cientos de manatíes.

Los ejemplares se acumularon en las aguas termales de Three Sisters Springs, con temperaturas hasta los 22 grados celsius, en el Refugio Salvaje Nacional de Crystal River, para enfrentar las frías temperaturas del agua durante el invierno.

El refugio es una de las más de 550 reservas nacionales de vida silvestre que se han establecido en Estados Unidos para la protección de la vida silvestre y las áreas naturales.

Los manatíes están protegidos bajo las leyes federales de Protección de Mamíferos Marinos de 1972 y de Especies en Peligro de 1973, que hacen ilegal acosar, cazar, capturar o matar cualquier mamífero marino.

El manatí de Florida ("Trichechus manatus latirostris") es una subespecie del manatí antillano ("Trichechus manatus manatus").