La más bien repugnante escena de Obama, la marioneta en jefe de EE.UU., mostrando su servilismo ante la realeza saudí la semana pasada, mientras que los medios masivos de EE.UU. se quejaban por la "revelación" (no) impactante de que la Casa de Saud fue fundamental en llevar a cabo los ataques del 11-S, apunta a interesantes desarrollos en la guerra del petróleo de Occidente en contra de Rusia.

Pepe Escobar ha propuesto que la intervención de Estados Unidos fue la razón del reciente fracaso de último minuto de los productores de petróleo más importantes del mundo para bajar la producción de petróleo, un acuerdo que hubiera llevado al aumento de los precios del petróleo y le hubiera dado a los rusos espacio para maniobrar por la disminución de su presupuesto de Estado.
oil war
Esto llegó en un tiempo en el que los precios del petróleo en aumento iban a beneficiar a Rusia y a Arabia Saudita - los saudíes son ahora más dependientes de los ingresos del petróleo que en cualquier momento de los 40 años anteriores. Pero los saudíes, que tienen aparentemente la pistola de Washington en sus cabezas en forma de la amenaza que expondría el papel de los saudíes en el 11-S, anunciaron que la guerra del petróleo estaba de regreso, informando que ellos iban a inundar el mercado.

Teniendo en mente que la Casa de Saud es, esencialmente, el Estado Islámico original de Occidente, su incumplimiento del acuerdo de cortar el petróleo no es algo sorprendente. El propósito del 'Real Reino de los cortacabezas' ha sido vigilar la región y ser una "fuerza paramilitar" que Occidente pueda usar para hacer su trabajo sucio. Ellos han cumplido ese papel de forma brillante durante décadas, armando e inspirando a miles de terroristas, mientras dirigen las riquezas de Oriente Medio hacia el monopolio monetario de Occidente.

Después de que el acuerdo fracasara, el ministro de energía ruso, Alexander Novak, dijo esencialmente "estamos hartos de estos juegos - adelante," nombrando a los saudíes fanfarrones y declarando que si seguían con su amenaza de bombear todavía más petróleo en los mercados, llevando a que los precios caigan aún más, Rusia respondería aumentando enormemente su propia producción.

Efectos del petróleo sobre Rusia

En efecto, todos están hartos de los juegos de Washington. Durante dos años, los saudíes han sido peones en la guerra del petróleo dirigida contra Rusia y el resultado ha llevado a una bajada del 70 por ciento en los precios - una caída que está devastando su economía, pero primero y antes que nada, intentando derribar a Rusia e impedir que los esfuerzos iraníes tomen el lugar que merecen en el escenario mundial.

Cuando todo esto comenzó, los expertos occidentales predijeron que conduciría al desprestigio de Rusia. Obama comentó a NPR que "era una parte de nuestro razonamiento que la única cosa que mantenía la economía de Rusia a flote era el precio del petróleo," por lo tanto, suprimir los precios del petróleo era la mejor forma de "contener" al país, en parte para que no interviniera en el holocausto estadounidense-musulmán en marcha, y en general para evitar frustrar la hegemonía de EE.UU.

Rusia respondió a este ataque económico mediante la devaluación del rublo, una jugada que fue expresada como "una señal del colapso ruso" por los "medios-nosotros-creamos-nuestra-propia-realidad-llamada-noticias." Un analista mucho más objetivo predijo que esto iba a contribuir de forma rotunda en la restructuración de la economía rusa por medio de la importación de productos más caros y una producción doméstica más rentable. Y esto fue exactamente lo que pasó.
La economía sigue adaptándose a precios globales más bajos en materias primas, y el futuro desarrollo de la fabricación rusa para reemplazar las importaciones y el incremento de exportaciones en bienes y otras materias primas van a permitir una recuperación gradual de la actividad económica, dijo el Banco Central ruso.

"La debilidad del rublo ha llevado a un crecimiento en la competitividad de los bienes rusos y ha permitido el crecimiento en sectores particulares, incluyendo la agricultura, alimentos, industrias químicas y mineras. Los indicadores del mercado laboral y la capacidad de producción han mostrado una estabilidad reciente."
Rusia también pagó 53 billones de dólares de deuda externa. Todo esto mientras conducía una intervención militar a gran escala en Siria para limpiar otro desastre de EE.UU. Esto en cuanto a "contener" a Rusia.

Dicho esto, el ataque económico ha hecho daño a la economía rusa. Los precios del petróleo están ahora al nivel de los años 40, mientras que el presupuesto ruso para 2015-2017 fue creado con base a los precios que permanecían cerca de 100 dólares.
rusia
© CEIC Data
Presupuesto ruso proyectado desde 2014
Por décadas, Rusia ha sido demasiada confiada, más bien totalmente dependiente de los ingresos procedentes del sector energético para mantener su crecimiento económico y financiar su presupuesto. De acuerdo con la Administración de Información sobre Energía de EE.UU. y el Servicio Federal de Aduanas de Rusia, las ventas de petróleo y gas representaron el 68 por ciento de los ingresos totales de exportación de Rusia en 2013. Con más de dos tercios de los ingresos totales de exportación y aproximadamente el 50 por ciento del presupuesto federal, por no mencionar el 25 por ciento del PIB total, procedente de los ingresos del petróleo y el gas, la supervivencia económica de Rusia ha sido tan dependiente de la energía como casi todos los países del mundo.

En vista de esto, no es sorprendente que la caída en los precios del petróleo a lo largo de un periodo de 18 meses desde abril de 2014 hasta enero de 2016, hundiéndose los precios desde 105 por barril a por debajo de los 30 dólares por barril, ha causado una tremenda inestabilidad económica en Rusia. Incluso muchos oficiales líderes rusos han concedido que el impacto negativo en la economía rusa es substancial, por no decir menos.

Durante el Foro Económico Mundial en enero, el ex ministro de Finanzas ruso, Alexey Kudrin, explicó que no solamente ha sido la caída en los precios del petróleo lo que ha lastimado la economía rusa, sino que lo peor podría estar por venir. Kudrin señaló que la bajada en los precios puede ser peor, posiblemente incluso por debajo de los 20 dólares por barril, y advirtió que el impacto en la economía sería significativo.
Desde el golpe de Estado en Ucrania, pasando por el cambio de operaciones de régimen paramilitar en Siria, a las sanciones o la guerra del petróleo, Rusia ha sacado provecho de todo lo que se le ha arrojado y se ha beneficiado de cierta forma de cada uno de estos actos. El punto muerto entre Rusia y EE.UU. parece ser un acto de "¿quién puede mantener el aliento más tiempo?" La respuesta a eso es 'Rusia', simplemente porque este país no se está ahogando.

Rusia y China han estado comprando oro a un ritmo vertiginoso. En marzo de este año, el Banco Central ruso oficialmente se convirtió en el comprador líder de oro del mundo. La siguiente gráfica revela el incremento masivo de las reservas rusas desde 2006:
Russian gold reserve chart
© Blogger photo
En este momento, el rublo está totalmente respaldado por el oro. ¿Así que cuál es el plan?

BRICS vs El Imperio del Caos - Es un ciclo natural

Despúes de la Segunda Guerra Mundial, EE.UU. emergió como la principal nación acreedora y ha utilizado su nuevo fondo para reconstruir el mundo a su propia imagen estableciendo instituciones internacionales que ellos controlan. El dólar estadounidense es hoy la moneda autorizada globalmente, sin nada como apoyo excepto por su estado de monopolio de "petrodólares" y, por lo tanto, su estado "excepcional" como "moneda de reserva" - un estado que es implícitamente, y en ocasiones explícitamente, ejecutado por medio de las amenazas y el uso de la fuerza militar. Con el crédito de EE.UU. ya gastado, el sistema está muriendo rápidamente, y la reciente oferta excesiva de crudo por medio de Arabia Saudita para lastimar a Rusia, ha ayudado fundamentalmente para que el dólar cave su propia tumba:
Como reportó Reuters, por primera vez durante casi dos décadas, los países que exportan energía se preparan para sacar sus "petrodólares" fuera del mercado este año, citando un estudio de BNP Paribas (más detalles abajo). Básicamente el petrodólar, que ha servido como palanca de EE.UU. durante mucho tiempo para fomentar y facilitar el reciclaje del dólar estadounidense, y una constante reinversión de los activos denominados por EE.UU. por las naciones exportadoras de petróleo, esto por lo tanto significa un incremento de manera constante en el precio de los bienes estadounidenses, simplemente se condujo a sí mismo hacia la irrelevancia.

El estudio mostró que una consecuencia en la caída dramática de los precios del petróleo este año, probablemente, causará que la liquidez en el mercado global caiga.
petróleo
© Desconocido
Las mandíbulas de los observadores se cayeron al suelo al ver que EE.UU. y sus vasallos se daban tiros repetidamente en ambos pies; pero tal es el grado de empuje de los excepcionalistas para "contener" a Rusia. Están cegados por su orgullo desmedido; sinceramente creen que van a mantenerse en una "posición de liderazgo" por siempre; no ven que están cavando sus propias tumbas.

Este desarrollo viene en un momento donde Rusia y China se están moviendo para conducir su comercio bilateral en sus propias monedas. Rusia recientemente eclipsó a Arabia Saudita como el primer proveedor de petróleo para China; en enero, Gazprom comenzó a establecer todas las ventas para China en yuanes. Una seria disminución de la demanda global para el dólar estadounidense llegará cuando Rusia ponga precio a sus exportaciones petroleras (que son las segundas más grandes en el mundo) en rublos.

Un mundo donde la sangre vital de las naciones no se negocia en dólares es un mundo en el que los EE.UU. carecen de la influencia para forzar a otras naciones a pagar por su dominio. Sería un golpe duro a su condición hegemónica y, conforme las élites psicopáticas pierdan su capacidad de intimidar al mundo financiero, y seguir luchando, amenazar y acuchillándose por la espalda los unos a los otros, el comercio internacional realizado en condiciones diferentes a las del dólar, representa un golpe mortal al Imperio del Caos.

Supongamos entonces que el resto del mundo comience a vender sus dólares, teniendo como resultado que la economía mundial esté impulsada por una moneda que pierda rápidamente su valor en el momento en que regresa a su "casa" en EE.UU. La entidad "indispensable" que existe como un parásito para la economía mundial se encontrará entonces muy "dispensable."

Sea o no que esta tendencia continúe y el escenario se juegue plenamente, el hecho es que el viejo sistema financiero está muerto. Los bancos del mundo se han consumido en una deuda tóxica; la demanda global ha caído y no puede ser reestructurada - por lo menos no desde dentro o por Occidente; China por el otro lado, tiene una masiva formación de proyectos de inversión en fila. Desde un director de empresa hasta alguien "común", la consciencia está creciendo de que el futuro del sistema actual está desolado. La demanda de EE.UU. sigue cayendo, (debajo de un 23.7% entre 2008 y 2011), por lo tanto terminando así con el papel de EE.UU. como el motor para consumo de excedentes globales. Para que el resto del mundo siga adelante, el viejo sistema tiene que ser reemplazado, de una forma u otra. Es momento para que un Nuevo Orden actual suplante a los globalistas diabólicos del "Nuevo Orden Mundial."

Es en este punto que el oro se convierte en importante. Independientemente de los valores nominales de sus monedas frente al dólar de EE.UU., las monedas de Rusia y China están esencialmente respaldadas por oro. En una serie de movimientos interrelacionados que facilitan a los países ' desdolarizarse', las naciones del BRICS han creado el esquema de un nuevo sistema económico, con nuevas instituciones: el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras, el Banco Euroasiático de Desarrollo, junto con muchos acuerdos comerciales a largo plazo que se firmaron entre los miembros del BRICS. Este sistema podría realmente funcionar como un sistema económico global integrado, como se supone que hubiera funcionado el "Sistema de Bretton Woods" después de la Segunda Guerra Mundial, ya que fue diseñado para esto.

Es por esta razón dominante que constantemente escuchamos sobre las "provocaciones en el sur del Mar de China," sobre las disputas entre Azerbaiyán y Armenia por el descenso masivo en el precio del petróleo, y sobre la "guerra híbrida de Rusia." El viejo sistema se está aferrando desesperadamente al poder, y como hemos visto con la reciente media vuelta saudí y de la OPEP, se van al extremo por salvar sus psicopáticas quimeras.

Y mientras que patalean para salvar su inevitable fin de esta era hegemónica, tenemos el clima insólito, el incremento de los terremotos, la actividad volcánica, las bolas de fuego y mucho más, aparentemente como señal del fin de un ciclo natural mucho mayor. Tan sólo eche un vistazo a los encabezados en las semanas recientes: Uno se pregunta naturalmente, ¿está por llegar algo cruel con tanta actividad destructiva que está tomando lugar en el medio ambiente? Se invita al lector a leer el libro Earth Changes and the Human Cosmic Connection para entender cómo los ciclos "socioeconómicos" y los ciclos "cósmicos" están estrechamente interconectados. El resultado de la batalla entre la creatividad y la entropía, que en términos generales se manifiesta como la batalla entre los BRICS y el Imperio del Caos en la escala humana, podría tener más peso en el futuro de la civilización de lo que actualmente entendemos.

Conclusión

Si Rusia puede llegar a un acuerdo con Arabia Saudita e Irán, una jugada que podría influenciar a más del 73% del abastecimiento mundial del petróleo, se podrían encontrar a sí mismos con el papel de "co-administradores" del grifo global del petróleo. Pero ése es un gran "si." Con la cabeza de los saudíes sostenida debajo del agua por Washington - en gran parte porque la Casa de Saud está completamente corrompida y más bien disfrutan teniendo la cabeza mantenida ahí - es probable, a menos que algo dentro de ellos les pueda dar los cojones requeridos para actuar en favor de su mejor interés nacional, que ellos, Israel, EE.UU. y Turquía permanezcan amarrados en su abrazo faustiano hasta el final (muy) amargo. Como Putin lo señaló recientemente, "No puedes salvar a alguien que se quiera ahogar."

A largo plazo, es sólo una cuestión de tiempo antes de que todos estos regímenes terroristas, creados por y para los imperios del pasado y del presente, se derrumben. Lleve su mirada hacía la categoría de Sott.net sobre los Cambios Planetarios y considere que algo GRANDE está en el aire. La humanidad se enfrenta al Götterdämmerung1 no sólo en lo político o financiero, y ni siquiera es simplemente mundial. Es potencialmente catastrófica en el más amplio sentido del término. Si y cuando la madre naturaleza decida que los juegos de las élites criminales han llegado a su fin, los psicópatas en el poder van a tener mucho más por lo que preocuparse que simplemente manipular el precio del petróleo para mantenerse en el poder.

Nota
  1. Cualquier caída catastrófica o de suma importancia, evento apocalíptico, en especial de un régimen o una institución.