Las sanciones de Estados Unidos contra los diplomáticos y jefes rusos de Inteligencia son fruto de la "decisión agónica" de los "cadáveres políticos del Gobierno saliente de Obama", asegura un político ruso.
obama
© Jonathan Ernst/Reuters
El presidente estadounidense, Barack Obama, participa en su última rueda de prensa del año en la Casa Blanca antes de iniciar sus vacaciones navideñas anuales, en Washington, Estados Unidos, 16 de diciembre de 2016.
Las sanciones de Estados Unidos contra diplomáticos y los jefes rusos del Departamento Central de Inteligencia (GRU) es el resultado de una "decisión agónica" de "los cadáveres políticos del Gobierno saliente de Obama", comentó Konstantín Kosachev, presidente del Comité de Exteriores del Consejo de la Federación de Rusia.
"Es necesario sopesar las medidas de respuesta de Rusia a las sanciones estadounidenses teniendo en cuenta las circunstancias del periodo de transición y las posibles reacciones del presidente electo de Estados Unidos", dijo Kosachev.
Este jueves, Washington impuso nuevas sanciones contra Rusia por la supuesta injerencia de Moscú en las elecciones norteamericanas. Estas nuevas medidas punitivas afectarán a seis personas y tres empresas, de acuerdo con el Departamento del Tesoro estadounidense. Además, las nuevas sanciones afectarán dos agencias de inteligencia rusas: el Servicio Federal de Seguridad (FSB) y el Departamento Central de Inteligencia (GRU).

¿Quién sufrirá las nuevas medidas de castigo?
  • Dos agencias de inteligencia rusas (FSB y GRU).
  • Cuatro integrantes del GRU.
  • Tres empresas "que suministraron apoyo material a las operaciones cibernéticas del GRU", según el comunicado oficial.
  • 35 diplomáticos rusos han sido declaradas como personas 'non grata'.
  • Además, el Tesoro de EE.UU. designa a otras dos personas rusas a los que acusa de usar medios cibernéticos para apropiarse de fondos e información personal de otras personas.