Siendo en "strictu sensu", la creación o invención de las patrias criollas con la "separación", autonomía o independencia de los virreinatos creados por el colonialismo hispano, una estrategia propia de las fuerzas anti-monárquicas criollas y mestizas, cuyos antecedentes directos, lo constituyen los grupos o logias antimonárquicas y republicanas de corte romántico (masonería) que se constituyeron desde mediados del siglo XVIII en Alemania, Francia y España. Estas logias se concentraron en Cádiz-Sevilla en la segunda década del siglo XIX, donde proyectan y ejecutan protagónica y magistralmente el fenómeno "revolucionario" conocido actualmente como "Independencia de América".
© Red Voltaire

Llama la atención histórica esta simultaneidad real y otras similitudes evidentes que aquí presentamos, así parece que la emancipación y creación posterior de los estados-república de Centro y Sud América, han seguido un mismo proceso o "plan" coordinado (y posiblemente ¿centralizado?). Por ejemplo: la independencia del Perú fue firmada el 28 de julio de 1821, la de Brasil el 7 de septiembre de 1822, la de México el 27 de septiembre de 1821. Por lo que es lícito preguntarnos ¿de dónde aparecen estos "libertadores criollos coordinados"?, ¿quiénes financiaron estas campañas cuasi-orquestadas?, ¿quiénes invirtieron en ellas y con qué objetivos?

Armando Aristizábal, en (http://nsargentino.blogspot.pe/2010...) nos da alguna información, que es necesario citar largamente: "Fue en Cádiz donde se fundaron las primeras logias y sociedades secretas de influencia masónica con vistas a la independencia de América. Allí estaba el futuro general San Martín y otros partidarios criollos durante la guerra de la Independencia contra Napoleón. La más famosa de estas logias fue la de los Caballeros Racionales, con sede en Cádiz y Londres. En la sede inglesa el gran maestre de la logia era el venezolano Francisco de Miranda, que tanta influencia ejercería sobre Simón Bolívar. Es más, por la logia de los Caballeros Racionales pasaron casi todos los hombres que iban a jugar un papel preponderante en la emancipación de la América española: San Martín, Bolívar, O'Higgings, Alvear, Zapiola, etc".

"Para juzgar la importancia que las logias tuvieron en el proceso independentista, veamos a título de ejemplo un aspecto concreto. En el Río de la Plata actuó la logia Lautaro, de la que San Martín y Alvear eran cabezas visibles. Su influencia en los asuntos políticos era tal, que llegó a convertirse en gobierno paralelo...". San Martín, Alvear, O'Higgins, principalmente, fundaron la Logia Lautaro que impulsó la convocatoria de la Asamblea Constituyente en el Virreinato del Río de la Plata que, si no declaró la independencia entonces, puso sólidas bases de republicanismo, aparte de dictar la abolición de la esclavitud, libertad de prensa y la extinción de la Inquisición, verdaderas instituciones de corte colonialista. La independencia se declaró el 9 de julio de 1816, en gran medida por el impulso dado por la poderosa Logia Lautaro.

"Igual que se puede decir del asesinato de Mariscal Sucre en la encrucijada de Berruecos. Aunque no existen pruebas, todos los indicios señalan el ajuste de cuentas entre logias masónicas rivales.

El mismo Bolívar, afiliado a la logia londinense junto a su lugarteniente Santander, terminaría siendo puesto en la picota por los masones probritánicos, quienes le acusaron de abrigar ambiciones absolutistas y se opusieron a sus ideales de unidad latinoamericana.

Por eso no resulta ilógico suponer que a la sombra de este pulpo de sociedades secretas y logias, el imperialismo británico jugaba su baza de sustituir a España en el continente americano. Así, todos los partidarios de la unión o confederación de las colonias en un Estado orgánico fueron asesinados o desacreditados para que no pudieran cumplir su cometido. Para establecer su hegemonía económica, Inglaterra propiciaba la formación de pequeñas repúblicas independientes, antagónicas unas de otras, para mejor ejercer su papel de árbitro y monopolizador comercial. Y en la cuenta de las logias probritánicas hay que apuntar la muerte de Sucre, la conspiración de Santander para deshacer la Gran Colombia, el intento de asesinato de Bolívar y otros sucesos similares contribuyeron al fraccionamiento del gran imperio colonial español en una multiplicidad de naciones tuteladas por el imperialismo anglosajón".

Si aplicamos el razonamiento anterior, y la lógica masónica de dividir para debilitar, concluiríamos con que la Batalla de Tarqui fue resultado de la obra masónica, en su silenciosa pero efectiva labor de lanzar hermanos contra hermanos, mientras nosotros seguimos discutiendo el eterno problema limítrofe.

A Inglaterra y su mercado mundial les interesaba enfrentarse y "competir" con "pequeñas repúbliquetas", susceptibles de ser manejadas fácilmente a su arbitrio.

Sucre fue víctima de varios atentados contra su vida; uno de ellos perpetrado por Mattos. Pues se asegura que éste era un mercenario que servía a órdenes de una de las muchas sociedades secretas de la masonería. Pese a las reiteradas acusaciones de que Mattos obraba por dinero, bajo ese poder secreto, nunca se logró establecer la relación. En esa oportunidad Sucre salvó su vida, pero no logró salvarla en Berruecos.

No sólo interesa encontrar una explicación a esta correlación y simultaneidad que pareciera surgir de una misma voluntad grupal, sino sobre todo a la omnipotencia de un falso y tramposo "gran pensamiento revolucionario", una mendaz y avezada doctrina y metodología, pero magistral que "iluminó" los cielos de América colonizada para super-colonizarla, como un "relámpago al atardecer" en el decir de Emilio Corbiere. Cientos y hasta se podría decir, miles de militantes "independentistas", fueron captados, adoctrinados, entrenados, coordinados y centralizados, como si sus "mandatos" recibidos hubieran sido emanados de una sola cabeza directiva, con plazos, condiciones y características fruto de una estrategia "maestra", una doctrina sólida y una gran filosofía de base.

(III Parte: ¿Fueron militares al servicio de imperio británico los ejecutores de la supra-colonización del continente andino, "América")