Estados Unidos envía gran cantidad de equipos militares y armas pesadas a las fuerzas kurdo-sirias en el norte de Siria, revela un representante de SDF.

Fuerzas del Consejo Militar de Manbiy, parte de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), se desplazan en vehículos militares estadounidenses, 3 de marzo de 2017.
Uno de los representantes de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF, por sus siglas en inglés), quien prefiere permanecer en el anonimato, informó el lunes a la agencia rusa Sputnik el envío masivo de armas y equipos militares a las SDF por parte de EE.UU., medida que podría agravar significativamente las tensiones entre Ankara y Washington.

En concreto, estas armas y equipos militares fueron entregados a las fuerzas kurdo-sirias en Kobani, en norte de Siria, para que luego sean usadas en la próxima ofensiva contra Al-Raqa, el bastión del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).
"Baterías de cañones (artillería), vehículos blindados y armamento pesado fueron enviados al sur de Kobani en 43 vagones que atravesaron el norte de Irak, que serán utilizados para la operación en curso para la liberación de Al-Raqa", dijo el mencionado representante.
Del mismo modo confirmó que las autoridades estadounidenses han coordinado con el liderazgo de las SDF el despliegue de decenas o cientos de nuevos uniformados a Siria para el uso de armamento pesado que entregaron a las fuerzas kurdo-sirias.
"Las unidades que enviará EE.UU. se componen de militares que anteriormente tomaron parte en las operaciones en Irak, Afganistán, y otros puntos de conflicto. Actualmente hay más de mil militares estadounidenses en nuestra región. Pronto este número se va a incrementar", afirmó.
El despliegue de más soldados estadounidenses y la entrega de armas pesadas a las SDF son medidas fuertemente rechazadas por Turquía, país que está en contra de la participación de las fuerzas kurdo-sirias en la ofensiva de Al-Raqa.

Ankara considera a las SDF y los kurdos sirios elementos hostiles y hasta terroristas que no se les debe entregar armas y dar apoyo ya que estos podrían intentar declarar su independencia en el norte de Siria, hecho que alentaría a los kurdos en el sureste de Turquía a hacer lo mismo.