Es un gel que provoca que las células se regeneren rápidamente y puedan cerrar las heridas

© El Universal
La doctora mexicana Tessy López inventó un gel que cura el pie diabético y fue nominada al premio Nobel de Química, sin embargo, cuando comenzó su investigación fue despojada de su laboratorio en la UAM de Iztapalapa. Continuó trabajando de esa manera por cuatro años.

Este gel ayuda a curar las secuelas del pie diabético que es un problema de salud importante en México, pues según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino en 2016 en México el 9.4 de los adultos mayores de 20 años tienen diabetes, es decir 11 millones de personas, de esas, 5.5 por ciento han sufrido amputaciones.

Al no tener el apoyo suficiente en México, la doctora Tessy obtuvo su principal apoyo en la Comunidad Europea, donde le otorgaron 2 millones de euros con los que compró materiales y equipo para habilitar un laboratorio.

El nanogel es producto de 35 años de investigación y hoy día es una realidad. Sus nanopartículas funcionan como biocatalizadores, es decir, tienen la función de acelerar o alentar un proceso químico. En el caso del pie diabético provocan que las células se regeneren rápidamente y puedan cerrar las heridas.

Sin embargo, que el gel haga su trabajo, no sólo depende del invento de la doctora López. Antes de ser aplicado, las heridas del paciente deben ser limpiadas con curaciones y necesitan de un tratamiento constante, ya que las llagas no cierran con una sola aplicación. El nanogel acelera la cicatrización de las heridas pero es fundamental que estás se encuentren siempre limpias.

¿Qué es el pie diabético?

Si tiene diabetes, sus niveles de azúcar en la sangre son demasiado altos. Con el tiempo, esto puede dañar los nervios o los vasos sanguíneos. El daño a los nervios que produce la diabetes puede hacer que pierda la sensación en los pies. Es posible que no sienta una cortadura, una ampolla o una llaga.

Las lesiones como éstas en el pie pueden causar úlceras e infecciones. Los casos graves pueden inclusive causar una amputación. El daño en los vasos sanguíneos también puede significar que los pies no reciben suficiente sangre y oxígeno. Es más difícil que su pie pueda curarse si tiene una llaga o una infección.

Usted puede ayudar a evitar los problemas en los pies. Primero, controle los niveles de azúcar en la sangre. También es esencial una buena higiene de los pies.