Imagen

Según las autoridades locales, otras diez personas están desaparecidas.
Más de 20 personas murieron en el sur de Tailandia a causa de las inundaciones y deslizamientos de tierra provocadas por las precipitaciones que afectan esa zona desde hace una semana.

Autoridades locales divulgaron que por esa situación también se reportaron 10 personas desaparecidas, mientras miles de turistas permanecen incomunicados y 716.110 habitantes fueron sido afectados en ocho provincias del sur de la nación.

El Departamento de Prevención y Mitigación de Desastres advirtió que aún no se pueden evaluar los daños ocasionados por la posibilidad de que aumenten las lluvias torrenciales.

Los desplazamientos de tierra mantienen carreteras bloqueadas, mientras aeropuertos, estaciones ferroviarias y servicios de ferry cancelaron sus operaciones.

Por su parte, el Ejército y la Marina de Tailandia se encargan de las actividades de rescate y salvamento, y de las evacuaciones, así como de repartir suministros a los damnificados en las zonas incomunicadas o de difícil acceso.

Las riadas causaron hasta el momento pérdidas económicas calculadas en más de 10 millones de dólares y unos 30 distritos de cinco provincias fueron declarados zonas de emergencia por desastres ocurridos desde mediados de la última semana.

La producción de caucho, uno de los principales renglones económicos del país, encara también dificultades y se prevé el retraso en la entrega de unas mil 500 toneladas de ese producto por el cierre de carreteras.

Esta zona afectada de Tailandia aporta el 90 por ciento de los millones de toneladas de caucho que se producen cada año en toda la nación, reconocida como la mayor productora y exportadora de ese material a escala internacional.