Mientras EEUU entra en el decimosexto año de su guerra "más larga" en Afganistán -supuestamente contra los talibanes, aunque ya nadie sabe quiénes son- y parece estar considerando seriamente otra intervención a gran escala en la península de Corea, vale la pena recordar lo que ocurrió la última vez que las fuerzas estadounidenses se concentraron en Asia Oriental.
Vietnam War
La guerra de Vietnam -conocida por los vietnamitas como "la guerra estadounidense"- fue un prolongado y sangriento desastre. La mayoría de las historias de la guerra dicen que duró 10 o 20 años, dependiendo de la fase que se tome como punto de partida: las fuerzas militares regulares de EEUU a gran escala fueron desplegadas entre 1965 y 1975; alternativamente, los "asesores" militares estadounidenses, bajo los auspicios de la CIA, intervinieron por primera vez en 1955. Pero todavía hubo una fase anterior a esta guerra, una que se mezcla con la ocupación por parte de la Francia imperialista y la ocupación de Japón en la Segunda Guerra Mundial antes de eso.

Tras 20-30 años, lo de Vietnam, y no Afganistán, se convertía en la "guerra más larga" de Estados Unidos. En cualquier caso, unos 2.600.000 soldados estadounidenses se desplazaron por Indochina en los años 60 y 70, 58.000 de los cuales perdieron la vida, mientras que hasta 3 millones de vietnamitas murieron.

En la mayoría de los relatos de la guerra, se representa como un incidente relativamente breve en la historia de Estados Unidos, una lucha perdida contra una fuerza guerrillera comunista conocida como el "Vietcong", un enemigo compuesto por fuerzas escurridizas capaces de sorprender y rodear a soldados estadounidenses indefensos, enemigos que desaparecen en la selva tan pronto como aparecen. Usaban a los habitantes y aldeas locales como escudos humanos para que el napalm estadounidense y las ametralladoras no pudieran distinguir entre amigos y enemigos. Al menos, ésa es una versión.

Si profundizamos un poco más en las razones de la guerra, que vio diezmadas las selvas, aldeas y pueblos de Vietnam por más de 8 millones de toneladas de bombas -tres veces la cantidad utilizada durante la Segunda Guerra Mundial- nos encontramos con que la justificación oficial de la guerra se confunde con la narrativa general de la Guerra Fría entre Estados Unidos y la URSS, como se ha dicho aquí, por ejemplo:
"Las causas de la Guerra de Vietnam fueron derivadas de los síntomas, componentes y consecuencias de la Guerra Fría. Las causas de la guerra de Vietnam giran en torno a la simple creencia de Estados Unidos de que el comunismo amenazaba con extenderse por todo el sudeste asiático.

Ni la Unión Soviética ni Estados Unidos podían arriesgarse a una guerra total entre ellos, su poderío nuclear era demasiado. Sin embargo, cuando les convenía a ambos, tenían Estados clientes que podían continuar la lucha por ellos. En Vietnam, los norteamericanos realmente lucharon; por lo tanto, en el "juego" de la Guerra Fría, la URSS no pudo. Sin embargo, para apoyar la causa comunista, la Unión Soviética armó a su compañero, el Estado comunista de China, que a su vez armó y equipó a los vietnamitas del norte que lucharon contra los estadounidenses".
Sin embargo, como se ha señalado, la intervención estadounidense en Indochina comenzó antes de que se concibiera la Guerra Fría, y antes de que terminara oficialmente la Segunda Guerra Mundial. Durante las últimas etapas de la derrota del Japón imperial, y antes de que las armas nucleares fueran usadas allí, el ejército estadounidense planeaba una gran ofensiva para invadir el territorio japonés. Esto requería enormes arsenales de armamento que se almacenaban en la isla de Okinawa. Pero después de que Japón se rindiera, cuando los soviéticos declararon la guerra a Japón -y Estados Unidos respondió lanzando bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki como advertencia a los soviéticos- todo ese arsenal, suficiente para armar a 300.000 soldados, fue enviado, no de vuelta a Estados Unidos, sino al sudeste asiático. La mitad de esa provisión terminó en Corea, y la otra mitad fue enviada a Haiphong en Vietnam, y a las manos de Ho Chi Minh y su ejército comunista vietnamita conocido como el Vietminh.

Ésta fue la versión de los sucesos explicada por Fletcher Prouty en su influyente libro La CIA, Vietnam y el complot para asesinar a John F. Kennedy. Prouty fue piloto de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, y describió su participación en llevar ese cargamento -que era un secreto bien guardado- a Vietnam bajo la dirección del general brigadier Philip E. Gallagher, que estaba allí como apoyo a la Oficina de Servicios Estratégicos (OSS, por sus siglas en inglés, y que más tarde se convertiría en la CIA), y que fue transferido al Việt Minh (la "Liga para la Independencia de Vietnam").

Estados Unidos había estado enviando armas al movimiento independentista vietnamita en su lucha por derrocar a los japoneses, pero Võ Nguyên Giáp, su principal general, salvó este enorme arsenal de armas para su uso posterior contra las fuerzas coloniales francesas, que buscaban un regreso al status quo del dominio francés cuando los colonizadores japoneses fueron derrotados. El Việt Minh finalmente derrotó a los franceses en la batalla de Dien Bien Phu en 1954, a pesar de la ayuda militar estadounidense a los colonialistas europeos. Esta pérdida marcó la derrota de los franceses en el norte, pero ellos extrajeron la misma concesión que los norteamericanos recibieron al final de la Segunda Guerra Mundial con respecto a Corea: la división del país en dos mitades a lo largo de una línea totalmente arbitraria. Estados Unidos apoyó el régimen prooccidental de Vietnam del Sur y poco después comenzó la introducción "oficial" de Estados Unidos -a través de la CIA (entonces todavía la OSS)- en los asuntos de Indochina.

La misión militar de Saigón

La Misión Militar de Saigón (SMM por sus siglas en inglés), encabezada inicialmente por Edward Lansdale, fue el nombre dado a las operaciones clandestinas paramilitares (léase terroristas) de la CIA en Vietnam. A pesar de que su propósito declarado era "ayudar" a los vietnamitas, se empeñó en poner a los vietnamitas unos contra otros a lo largo de las líneas del "norte" contra el "sur" y "comunista" contra "amante de la libertad". Esto permitió que Estados Unidos pusiera en marcha los acontecimientos que finalmente condujeron a la introducción de fuerzas militares regulares y una guerra total.

El movimiento independentista de Việt Minh liderado por Ho Chi Minh pretendía hacer de Vietnam una república democrática modelada en Estados Unidos. Pero Estados Unidos tenía un problema con Ho Chi Minh: como la mayoría de los movimientos independentistas en las colonias occidentales de la época, el Việt Minh, además de ser nacionalista patriótico, apreciaba las ideas socialistas. A Estados Unidos, victorioso en la Segunda Guerra Mundial, no le gustaban las ideas socialistas. Interpretó a cualquiera que expresara tal afición como señal de alineamiento con Rusia y China, que, como sabemos hoy, es la Línea Roja Definitiva para los Estados Unidos. Podría decirse que la medida en que las naciones extranjeras se han "vuelto socialistas" durante el siglo XX es directamente proporcional a la dominación mundial estadounidense, porque Estados Unidos ha utilizado sistemáticamente la "amenaza socialista/comunista" para justificar la conquista imperial.

Después de que los Acuerdos de Ginebra de 1954 dividieran a Vietnam por la mitad en el Paralelo 17, Ho Chi Minh se convirtió en líder del nuevo 'Vietnam del Norte' y la SMM de Lansdale se dedicó a representar a Minh como un "malvado dictador comunista".

Ngo Dinh Diem

La marioneta de la CIA y en resumen una porquería de presidente, Ngo Dinh Diem, estrecha manos con Eisenhower.
En el recién creado "Vietnam del Sur", EEUU trajo a Ngo Dinh Diem (del exilio en los EEUU) como líder, inicialmente para trabajar bajo el emperador Bao Dai, lo que dio a este nuevo gobierno cierta medida de legitimidad ante los ojos del pueblo. En 1955 se celebraron elecciones fraudulentas que dieron a Diem la oportunidad de derrocar a Bao Dai y convertirse en presidente. Tras la violencia y la intimidación de los votantes, Diem ganó oficialmente con un asombroso 98% de los votos. Pocos en Vietnam del Sur creyeron el resultado. Cabe señalar que Lansdale, en su sabiduría, recomendó que Diem reclamara sólo el 70% de los votos, pero su cliente ignoró su consejo.

Surgiendo de ocho décadas de dominio colonial francés, los dos Vietnam tenían poca estructura gubernamental efectiva; el sistema militar, policial y tributario necesario para dirigir un país. Así que la CIA empezó a comprar un ejército para Diem, "su" hombre en el sur. A los generales y líderes de las milicias locales en todo el país se les pagaron jubilaciones cómodas en el sur de Francia, mientras que sus soldados fueron absorbidos por las nuevas Fuerzas de Vietnam del Sur (SVF por sus siglas en inglés).

Decisiones desastrosas

Después de robar las elecciones, la camarilla de Diem procedió a expulsar a los franceses de Vietnam del Sur, lo que fue una mala jugada porque, aunque habían sido administradores coloniales, se encontraban entre los pocos capaces de administrar. Un ejemplo: Diem prohibió a la gente hacer negocios con los comerciantes chinos bajo el pretexto de que eran "probablemente espías comunistas". Pero la gente de Vietnam había estado negociando con comerciantes chinos durante siglos. Su principal exportación era el arroz, que cultivaban en abundancia, y del que había una gran demanda en China para alimentar a su vasta población. Los comerciantes descendían por el río Mekong y otros afluentes, mientras que los agricultores agrupaban sus cultivos y los llevaban a zonas designadas. A cambio, los vietnamitas recibían agua potable, telas, herramientas y otros artículos esenciales que sustentaban a la población. Así que esta decisión en particular golpeó duramente a la economía.

Mientras tanto, la CIA entrenó a las unidades militares y "paramilitares" (es decir, terroristas) de Diem en el "arte" del sabotaje, la guerra de guerrillas, las operaciones psicológicas, las operaciones de bandera falsa y otros medios de "contrainsurgencia" (es decir, terrorismo). Uno de los primeros puntos en su agenda fue infiltrarse en Vietnam del Norte y "armar un tremendo lío", como lo expresó el entonces secretario de Estado estadounidense, John Foster Dulles. Aquí hay otro pasaje del libro de Prouty donde explica lo que eso significaba exactamente:
"Una de las primeras clases de estas tropas fue llevada en avión a las cercanías de Hanoi. Vestidos con ropas indígenas, se les ordenó que recorrieran la ciudad esparciendo rumores anti-Vietminh. Se les ordenó que distribuyeran folletos escritos por miembros de la Misión Militar de Saigón y que realizaran diversos actos de sabotaje, como poner azúcar en los tanques de gas de los camiones y vehículos del ejército de Ho Chi Minh. Más tarde, la Misión Militar de Saigón descubrió que estas tropas "leales" por lo general se dispersaban y formaban filas para pedir sopa con algunas de las fuerzas de Ho Chi Minh.

A mediados de verano, más hombres se habían unido a la SMM, y su misión se amplió. Sus miembros estaban ahora enseñando tácticas "paramilitares" -hoy llamadas "terrorismo"- y haciendo todo lo que podían para promover el movimiento de cientos de miles de vietnamitas "católicos" del norte con promesas de seguridad, alimentos, tierra y libertad en el sur y con amenazas de que serían masacrados por los comunistas de Vietnam del Norte y China si se quedaban en el norte.

Este movimiento de católicos -o nativos a los que la SMM llamó "católicos"- desde las provincias del norte de Vietnam hacia el sur, bajo las disposiciones del Acuerdo de Ginebra, se convirtió en la actividad más importante de la Misión Militar de Saigón y una de las causas fundamentales de la guerra de Vietnam. La terrible carga que estos 1.100.000 indigentes forasteros impusieron a los habitantes nativos del sur, igualmente pobres, creó una presión sobre el país y la administración de Diem que resultó ser abrumadora". p.66
Arma de migración masiva

Vietnam Refugees

Refugiados del norte transportados hacia el sur por la Marina de EEUU
Antes de la guerra, Indochina había permanecido relativamente tranquila por cientos de años, incluso a lo largo del dominio francés. Los refugiados que se produjeron por este caso ejemplar de "migración forzada como arma", tenían naturalmente conexiones fuertes con sus hogares y su tierra. Estimaban la importancia de la familia y la comunidad sobre todo lo demás, y se decía que el gobierno o poder del Emperador sólo se extendía hasta las fronteras de las aldeas. Los ancianos de la aldea eran muy respetados; eran los pilares de cada comunidad, y a menudo las personas consultaban con ellos asuntos prácticos y espirituales. Sin embargo, toda esta estructura de "gobernanza natural" se vio afectada por la dislocación de más de un millón de vietnamitas del "Norte" al "Sur".

El "Transporte Aéreo Civil" de la CIA y la Marina de Estados Unidos transportaron a la mayor parte de los refugiados, mientras que el resto viajó más de 1.500 millas a pie. La mayoría, al ser gente sencilla de pueblo, no tenía ningún concepto de comunismo o democracia; y tampoco les preocupaba especialmente. Así que uno se puede imaginar lo eficaz y aterrorizante que debe haber sido la campaña de la CIA para que abandonaran sus hogares ancestrales y sin darse cuenta se convirtieran en carne de cañón de la Guerra Fría.

Finalmente, se vieron forzados a valerse por sí mismos en medio de gente igualmente pobre que luchaba en Vietnam del Sur, que veía a los refugiados como invasores. Pronto estallaron enfrentamientos violentos, saqueos y vandalismo.

Vietnam, que una vez fue uno de los principales exportadores de arroz, se vio obligado a importarlo. La falta de agua potable se convirtió en un problema grave. El campo tenía abundante agua salobre, pero en los pueblos del sur sólo había dos maneras de obtener agua potable, a través del comercio con los comerciantes chinos y los gigantescos recipientes de barro que cada pueblo utilizaba para recoger y almacenar el agua de lluvia. Con la primera opción eliminada, la segunda opción se convirtió en el único medio real para adquirir agua.

Esto provocó enfrentamientos entre la población nativa y los refugiados. Comenzaron a formarse grupos de bandos que asaltaron el campo atacando aldeas en busca de alimentos, agua u otros recursos vitales. El gobierno de Diem no pudo manejar esto y comenzó a quejarse de que el país estaba siendo invadido por "insurgentes comunistas". El mismo razonamiento utilizado inicialmente para inducir a los vietnamitas del norte a huir hacia el sur -para alejarse de "los comunistas"- era ahora de lo que se les acusaba.

La paranoia y la desconfianza crecieron entre el pueblo y el gobierno y, con la ayuda de la CIA, el gobierno recurrió a la violencia y al asesinato contra su propio pueblo para sofocar los disturbios civiles. El término políticamente correcto utilizado entonces era "pacificación". Fue a raíz de este caos que surgió la resistencia popular vietnamita del "Vietcong". Las personas que formaban el "Vietcong" no eran tanto "procomunistas" o "antidemocráticas", sino que estaban hambrientas y sedientas. La ideología, después de todo, no se puede comer.

Tácticas de terror

Napalm

La forma de Estados Unidos de conquistar los corazones y las mentes del pueblo vietnamita...
Un método con el que se entrenó a las fuerzas de Diem fue el de "La Mano" o "el Sistema de los Cinco dedos", utilizado con frecuencia en los primeros años después del traslado de la población. Dondequiera que se produjeran disturbios, una unidad de "pacificación" fuertemente armada atacaba a un pueblo sospechoso de "albergar simpatizantes" y aterrorizaba a todos los que se encontraban en él, lo que normalmente consistía en incendiar un cierto número de chozas y matar a un cierto número de aldeanos.

Las tropas de Diem elegirían entonces a una persona, a menudo el anciano de la aldea, para que fuera el "líder", y luego lo colocarían en el "Grupo 1". Su tarea era señalar a las tropas qué aldeanos creía que estaban más cerca de los franceses o chinos. Los seleccionados eran incluidos en el "Grupo 5". A continuación, se le pedía al líder del Grupo 1 que indicara quiénes eran sus "enemigos" o en quién no confiaba en la aldea. Éstos también se incluían en el "Grupo 5". El resto de los aldeanos se agrupaban en grupos de 2 a 4, dependiendo de su afinidad con el anciano en relación al "Grupo 5". Los aldeanos del "Grupo 5" eran o asesinados, o puestos en cautiverio.

Cuando los refugiados del norte, desesperados por encontrar trabajo, comenzaron a aumentar las filas del ejército del sur, muchos de ellos dirigieron estas misiones de "pacificación" y muy a menudo eligieron a otros refugiados como "líderes", quienes luego señalaron a muchos de los nativos del sur para que fueran incluidos en el Grupo 5. No se trataba de determinar quién era parte de una "quinta columna" o un "agente extranjero"; se trataba de aterrorizar a la gente para que fuera leal al nuevo régimen respaldado por Estados Unidos en Vietnam del Sur. Pero tuvo precisamente el resultado opuesto al que se pretendía: impulsó la creación en 1960 del Frente de Liberación Nacional "Vietcong" en Vietnam del Sur, que pasó de decenas de miles de insurgentes del Vietcong, a cientos de miles y luego millones.

Aldeas estratégicas

Los métodos utilizados para "gobernar democráticamente" a los vietnamitas del sur pronto se convirtieron en la locura de reprimir brutalmente el descontento legítimo. Originalmente ejecutada por los colonialistas franceses durante la primera Guerra de Indochina, la reubicación forzada de personas en "aldeas estratégicas" fue supervisada por el hermano de Diem, Ngo Dinh Nhu. La razón oficial de estos campamentos era alejar a todos los aldeanos de zonas comunistas 'intensas' donde la amenaza de la "invasión" del Vietcong se consideraba inminente. Una táctica similar fue utilizada por los británicos en sus "guerras de baja intensidad" en Malaya y Kenia. La suposición estratégica era que este plan bloquearía la capacidad del Vietcong para reunir recursos y alimentos, mientras que cortaría la simpatía de los aldeanos por el Vietcong. El pueblo estaría ahora "bajo la protección" de las fuerzas survietnamitas, "ganando corazones y mentes" en apoyo al régimen de Diem. La realidad fue muy diferente.

Para el momento en que el proyecto fue destruido en 1964, un año antes de la invasión militar estadounidense a gran escala, millones de personas habían sido trasladadas a decenas de miles de "aldeas" (también conocidas como campos de concentración) diseminadas por todo el país. Fueron diseñadas con sistemas perimetrales y de defensa armada para "proteger" a los aldeanos de cualquier amenaza externa. Lo que esto significaba era que cada campamento estaba rodeado de zanjas, cercas, alambradas de púas y trampas explosivas como elemento disuasorio para impedir que alguien entrara o saliera; las áreas circundantes se quemaban y calcinaban para facilitar los movimientos de rastreo; y a cada "residente" se le daba una tarjeta de identificación. Se creó una "red de autodefensa" para hacer cumplir las reglas y los toques de queda en los campamentos y eliminar a los posibles simpatizantes "comunistas". Si alguien era sorprendido moviéndose después del toque de queda, o sin una tarjeta de identificación, a menudo se le disparaba o encarcelaba.

Otros campamentos fuera del alcance de la red de autodefensa fueron almacenados con alimentos y medicinas, convirtiéndolos en blancos tentadores para los grupos de asalto, mientras que al anciano de la aldea se le proporcionaba un radiotransmisor para pedir ayuda. Si se veía o escuchaba que el Vietcong había asaltado una aldea, el transmisor debía utilizarse para ponerse en contacto con las fuerzas vietnamitas del sur, que volaban en helicópteros militares estadounidenses para "salvar" la aldea. Y si la aldea no pedía ayuda por radio, pero se sospechaba que se había puesto en contacto o comerciado con el Vietcong, la SVF también llegaba volando y disparando; también para "salvarla", por supuesto.

Las condiciones en los campamentos eran deplorables. Debido a la rapidez con la que se estaba moviendo el programa de reubicación y a la corrupción desenfrenada que impregnaba el gobierno de Diem, con mucha frecuencia fueron los propios aldeanos quienes se vieron obligados a construir las fortificaciones de los campos, mientras que los fondos gubernamentales asignados para ello eran robados y malgastados por funcionarios corruptos.

Poco se pensó en determinar dónde se ubicarían los campamentos, por lo que acabaron dispersándose por todo el campo. Muchos de ellos fueron fácilmente invadidos por refugiados saqueadores o el Vietcong -quienes tomaban sus suministros y alimentos- y para cuando las fuerzas vietnamitas del sur llegaban a la escena, por lo general sólo quedaban aldeanos asustados escondidos en la selva fuera de las murallas del campamento. Debido al fervor del SVF en tratar de justificar las astronómicamente costosas y lentas misiones de helicópteros en la densa selva, fácilmente se asumía que los supervivientes eran simpatizantes del Vietcong o VC, y se les asesinaba.

Intervención militar

En el momento en que EEUU entró en la contienda con una invasión militar a gran escala, los Diems habían logrado poner al campo entero en su contra. En esencia, la gente estaba luchando contra un régimen opresivo respaldado por Estados Unidos que había destruido sus hogares, los había puesto en campos de prisioneros, les había quitado su dignidad y había matado sin motivo a cualquiera que se resistiera. La democracia no era más que una etiqueta que enmascaraba a un régimen autoritario brutal, mientras que el "comunismo" era la palabra de moda propagandística utilizada para explicar la resistencia natural de la gente al régimen. No había libertades ni garantías para el pueblo, ni salvación de una amenaza comunista ficticia. En su lugar, se vieron obligados a adaptarse y convertirse en combatientes y guerrilleros para sobrevivir al nuevo y duro entorno de Vietnam.

Cuando Kennedy se convirtió en presidente, no había mucho que pudiera hacer, ya que los engranajes de la guerra habían estado en movimiento por mucho tiempo, y su equipo entendía muy poco sobre lo que realmente estaba pasando. Su perspectiva era filtrada a través de las mentes de los asesores de la CIA que moldeaban las narrativas para impulsar aún más su agenda hacia la proliferación de la guerra. Habían estado echándole leña al fuego desde 1945, mucho antes de que Kennedy fuera elegido, y con el empuje de la agencia para la adquisición y transferencia de helicópteros militares a Vietnam en 1960, la caja de Pandora se había quedado abierta y no iba a ser fácil cerrarla.

Durante sus tres años en el cargo, Kennedy intentó "destrozar a la CIA en mil pedazos y esparcirla por los aires"1 transfiriendo el control de las operaciones clandestinas al Ejército y al Estado Mayor Conjunto, que de hecho habría neutralizado la capacidad de la CIA de hacer las cosas a oscuras y "crear hechos sobre el terreno" para que los presidentes pudieran lidiar con ellos. Como dijo Prouty:
"A lo largo de los años, la CIA ha desarrollado un eficiente sistema de obtención de equipo militar, mano de obra, instalaciones en bases de ultramar y todo lo demás, aparentemente a título reembolsable, para llevar a cabo actividades encubiertas. El reembolso se hace mediante la transferencia de fondos ocultos de la CIA en las cuentas del Departamento de Defensa al Departamento de Defensa, con lo que se reembolsan todos los gastos "del propio bolsillo" de los militares. Este complejo pero eficaz sistema ha estado en vigor desde 1949. Por ejemplo, en Indonesia, en 1958, la CIA fue capaz, con bastante facilidad, de apoyar a una fuerza rebelde de más de cuarenta mil soldados con activos militares estadounidenses". ¬ p.216
Kennedy también intentó reducir la participación de EEUU en Vietnam mediante la promulgación del Memorando de Acción de Seguridad Nacional 263, que llevaría a casa a 1.000 "consejeros" estadounidenses del régimen de Diem para finales de 1963. Pero antes de que eso pudiera entrar en vigor, fue asesinado en Dallas, sin que nadie se interpusiera en el camino de la CIA y del Complejo Militar Industrial. Después de su muerte, Lyndon B. Jonhson incrementó las tropas estadounidenses en Vietnam de 16.000 a 23.000 en 1964, y una vez que la guerra se hizo oficial en 1965, el número aumentó a 185.000 soldados.

NSAM 263

El plan de Kennedy para llevar las tropas de vuelta a casa.
En un extraño giro del destino, Ngo Dinh Diem y su hermano también fueron ejecutados en 1963, semanas antes de que Kennedy fuera asesinado. Varios generales vietnamitas de alto rango, junto con la CIA, orquestaron un golpe de Estado para destituirlos y les ofrecieron asilo seguro en caso de que se rindieran. Sin embargo, ambos fueron atados y ejecutados en la parte posterior del convoy que los capturó, lo que causó una ruptura entre los golpistas que luego intentaron hacer que los asesinatos parecieran suicidios. Cuando finalmente salió a la luz que habían sido ejecutados, nadie quiso responsabilizarse de ello y los conspiradores se señalaron unos a otros.

Sin embargo, una vez que las operaciones militares estuvieron en marcha, Vietnam se convirtió en una mina de oro para las corporaciones de guerra estadounidenses. Unos 4,5 millones de hectáreas de vegetación fueron rociadas con cerca de 19 millones de toneladas del producto defoliante de Monsanto, el Agente Naranja, que provocó graves problemas de salud y un aumento exponencial de los defectos congénitos que se volvieron comunes, una situación que persiste en la actualidad. Las violaciones, torturas y asesinatos de mujeres y niñas por parte de soldados estadounidenses se convirtieron en algo desenfrenado, mientras que las personas en su conjunto fueron tratadas como infrahumanas y se les denominaba como "amarillos."

A lo largo de la guerra, Estados Unidos fue criticado por no tener un objetivo militar claro en Vietnam. Los militares luchaban por luchar contra una "insurgencia comunista" en gran medida imaginaria, y a través de sus acciones crearon condiciones que sólo fomentaban más de lo mismo. Cuando los altos mandos comenzaron a medir el éxito basado en el número de cadáveres de los combatientes enemigos -cuantos más cadáveres, más éxito tenía una misión- Estados Unidos adquirió su macabro objetivo: desde el "Sistema de 5 dedos" hasta la Operación Fénix, el propio genocidio automatizado se convirtió en el "objetivo de guerra". Los fines se convirtieron en los medios.

¿Para qué sirve la guerra?

Poco después de que las tropas vietnamitas del norte y el VC recapturaran Saigón en 1975, la capital del Vietnam reintegrado fue rebautizada como Ciudad Ho Chi Minh. Al final, Estados Unidos se retiró de Vietnam porque la presión antibélica en casa alcanzó el punto de ebullición y el auge económico de Estados Unidos tras la Segunda Guerra Mundial llegó a su fin. Incluso los partidarios de la guerra llegaron a reconocer su inutilidad. Vietnam quedó en ruinas; un pueblo que antes era próspero y una tierra fértil fueron destruidos al servicio de la patológica élite del poder en Estados Unidos. El país se recuperó, pero tardó décadas. Aunque sigue siendo nominalmente un país comunista, la mayoría de los vietnamitas hace mucho tiempo que dejado la guerra atrás, habiendo acogido con los brazos abiertos el capitalismo de libre mercado por el que Estados Unidos recurrió a tanta violencia con tal de obligarlos a adoptarlo hace medio siglo.

La guerra de Vietnam fue una oportunidad gloriosa para que Estados Unidos aprendiera de su error de tratar de "salvar" a un país a miles de kilómetros de distancia de "volverse malo". En lugar de ello, la CIA se trasladó rápidamente a otros proyectos clandestinos en otros países, como "incitar a algunos musulmanes" en Afganistán a finales de la década de los 70 y, más recientemente, invadir y/o bombardear a varios países de Medio Oriente. Una de las mejores definiciones de locura parece aplicarse aquí: "hacer lo mismo una y otra vez, y esperar resultados diferentes". Tal vez sería un lema más apropiado para la CIA.

Notas

1. Esto no es una cita directa de JFK. Fue atribuida a él por un reportero del New York Times después de ser asesinado. Esto no altera el hecho de que JFK estaba enfrascado en una batalla con la CIA de Dulles, y que Dulles hizo arreglos para matarlo. Vea: El tablero de ajedrez del diablo: Allen Dulles, la CIA, y el surgimiento del gobierno secreto de Estados Unidos por David Talbot.