El milagro económico más espectacular ha estado pasando desapercibido durante dos décadas, pero su impacto será reconocido universalmente muy pronto. Ésta es la historia de China. La otra cara de ese milagro es una coalición de superpotencias y antiguos imperios plagados de una clase media en declive, una deuda creciente y una hegemonía geopolítica menguante. Ésa es la historia de Estados Unidos y Europa. Examinemos las dos historias y veamos cómo están entrelazadas.
chinese dream
La mayoría de la gente todavía piensa en China como un país "comunista", contaminado y pobre que hace cosas horribles y baratas o ensambla productos caros para las corporaciones occidentales. En términos de PIB per cápita, China ocupa el puesto 70 del mundo, por debajo de muchos países latinoamericanos. Y hay 40 millones de chinos que viven con menos de 2 dólares al día.

Sin embargo, el 87% de los chinos dicen que su país va en la dirección correcta (esa cifra es del 43% para Estados Unidos). ¿Por qué? He aquí la paradójica verdad: mientras que la persona promedio puede no ser rica, China como nación se ha transformado en una potencia mundial. El PIB de China es ahora el segundo mayor del mundo. En términos de PPP (Paridad de Poder Adquisitivo) la economía china es en realidad mayor que la estadounidense. Esto se debe a que uno obtiene mucho más con 100 dólares en China que con 100 en Estados Unidos.

China es también el país líder del mundo en cuanto a reservas de divisas: cuenta con más de 3 billones de dólares ahorrados, lo que incluye 1,2 billones de dólares en bonos del tesoro estadounidense. No puede ser tan pobre, ¿verdad?

Para visualizar la transformación china, mire el cuadro de abajo que muestra cómo el PIB de China ha crecido en los últimos 25 años en relación con Estados Unidos y otras naciones importantes. Si usted le hubiera mostrado esta tabla a los expertos en economía o a la gente común y corriente en 1992, ¡se habrían reído de usted!
china

El asombroso crecimiento de China desde 1992 al 2016.

Exportaciones


El crecimiento del PIB de China no proviene de las manipulaciones financieras y el capitalismo de casino, sino de la industria manufacturera de mano de obra intensiva y las exportaciones. En lugar de camisetas baratas, las tres principales exportaciones de China son ahora las computadoras, los televisores y los teléfonos inteligentes. El modo de fabricación también está cambiando rápidamente, con el despliegue de 400.000 robots industriales en el sector manufacturero de China este año. Vea el crecimiento de las exportaciones totales de China a lo largo de los años, en comparación con Estados Unidos:
china
¿Qué tienen en común EEUU, Alemania, Japón, Corea del Sur, Arabia Saudí, Irán, Brasil y otros 125 países? Su principal socio comercial es China (comercio significa exportación + importación).

Éstas son algunas estadísticas que demuestran aún mejor el dominio global de China: #1 en el comercio mundial, #1 en exportación, #2 en importaciones, #1 en manufactura y #2 en capitalización bursátil ($7 billones).

Infraestructura

China también se ha convertido en el rey de la infraestructura. ¡Entre 2011 y 2013, China utilizó más cemento de lo que lo usó Estados Unidos en todo el siglo XX! Ahora tiene 12 de los 25 edificios más altos (EEUU tiene 4) y 6 de los 10 puentes más largos. En los últimos cuatro años, China construyó 264 rascacielos (EEUU construyó 20). Para conectar todas las principales regiones industriales de China, hay 14.000 millas de líneas ferroviarias de alta velocidad donde los trenes más rápidos del mundo circulan a 220 millas por hora. Incluso hay trenes maglev (levitados magnéticamente) que están siendo actualizados para alcanzar una estupenda velocidad de 600 km/hr en 2020.
china
Energía limpia

China se ha convertido en una potencia absoluta de la energía verde, en parte debido a los problemas de contaminación a los que se enfrenta. Actualmente es el número 1 en la fabricación de paneles solares (produce dos tercios de los paneles solares del mundo) así como en la producción total de energía solar. En 2017, China sumó cinco veces más energía solar que Estados Unidos (53 GW a 10 GW). China también ocupa el primer puesto en energía eólica, instalando un aerogenerador cada hora. Es el número uno en la producción de autos eléctricos, produciendo tres veces más autos eléctricos que EE. UU. en 2017. En Shenzhen, China, todos los autobuses son eléctricos, ¡y hay 16.000 de ellos! ¡Incluso hay tranvías impulsados por hidrógeno cuya única emisión es el agua!

china

La granja solar flotante más grande del mundo / BYD - autobus eléctrico.
Tecnología

Tras ensamblar iPhones por 1 dólar la hora, China se ha convertido en líder mundial en teléfonos inteligentes. Cuatro empresas chinas (Huawei, Oppo, Xiaomi y Vivo) tienen conjuntamente el doble de cuota de mercado mundial que Apple. Los smartphones chinos son populares en Asia y Europa (ya que Xiaomi es el smartphone número 1 en la India) y es sólo cuestión de tiempo que aparezcan en el mercado estadounidense.

China tiene la mayoría de los superordenadores, así como el superordenador más poderoso del mundo. También ha establecido un firme liderazgo en la tecnología innovadora de computación cuántica y satélites cuánticos.

Las empresas emergentes chinas de alta tecnología también están demostrando su capacidad de innovación y están haciendo avances asombrosos en áreas tales como la inteligencia artificial, los automóviles con conducción automática/inteligentes, la tecnología de reconocimiento facial, la robótica, etc. En la actualidad hay 98 "unicornios" en China, es decir, nuevas empresas que están valoradas en mil millones de dólares o más. La recaudación de fondos de capital de riesgo en China es ahora casi tan grande como la de Estados Unidos. Las firmas de capital de riesgo chinas se están globalizando, invirtiendo en nuevas empresas en la India y otros países asiáticos.
china

Robot ayudando a una compradora / Robots industriales construyendo automóviles.
China se ha convertido en el líder mundial del comercio electrónico y los pagos móviles. En las grandes ciudades, el dinero en efectivo y las tarjetas de crédito están quedando obsoletos. En 2017, los chinos utilizaron aplicaciones para teléfonos inteligentes como WeChat o AliPay para transacciones financieras por valor de 9 billones de dólares, en comparación con algo más de 100.000 millones de dólares en Estados Unidos. Por lo tanto, no es de extrañar que las empresas tecnológicas chinas Alibaba y TenCent hayan llegado a la lista de las 10 principales corporaciones globales (ordenadas por el tope de mercado).

Inversiones y Adquisiciones

China ha aceptado con entusiasmo las adquisiciones e inversiones corporativas. Tan solo el año pasado, invirtió alrededor de 250.000 millones de dólares en Estados Unidos. Invirtiendo los roles, China incluso está construyendo plantas manufactureras en Estados Unidos y empleando a estadounidenses. Por ejemplo, General Motors había cerrado una fábrica en Ohio en 2008. Una empresa china la reabrió y ahora emplea a 2.000 personas. En California, una compañía china (BYD) tiene una fábrica para construir 1.500 autobuses eléctricos cada año. En la actualidad hay más de 140.000 estadounidenses que están empleados por compañías asociadas o pertenecientes a China.

En los últimos años, China ha comprado muchas marcas valiosas como Volvo, Motorola, GE appliances, Lenovo, Hoover US, Waldorf Astoria, Radisson Hotels, Club Med, Syngenta, Smithfield Foods, AMC Theaters, etc. En Europa, las empresas chinas han comprado clubes de fútbol, tiendas minoristas, marcas de ropa de lujo, cadenas de farmacias, hoteles, empresas de robótica y más. En Australia, han comprado muchas minas, enormes granjas y bodegas. En cuanto a África, su principal socio comercial es ahora China.

China tiene una gran influencia en Medio Oriente y América Latina, ya que es el mayor importador mundial de petróleo y otros productos básicos.

¿Cómo lo hicieron?

La respuesta rápida que muchas personas dan es que China lo copia todo. Si fuera así de fácil, muchos otros países lo habrían hecho. En 1981, más del 88% de los chinos vivían con menos de 2 dólares al día. Para un país pobre es casi imposible salir de la trampa de la pobreza, pero China lo hizo. Hoy en día, China tiene la clase media más grande del mundo, más de 300 multimillonarios y 2 millones de hogares millonarios. En cuanto a la pobreza extrema, ahora se ha reducido al 4%.

Puede sorprender a muchos que China haya tenido uno de los PIB más altos del mundo durante muchos siglos. Durante 1800 años, India y China fueron los países dominantes en el mundo. Sólo se empobrecieron cuando los británicos colonizaron la India y luego derribaron a China con el opio. En China, el período entre 1840 y 1940 se llama el Siglo de la Humillación.

china
Para que China fuera grandiosa de nuevo, los líderes chinos y su población entendieron que tenían que empezar poco a poco. Así que primero hicieron tratos con Occidente para fabricar productos de gama baja. Luego ofrecieron una alianza de 50-50 para que las corporaciones occidentales abrieran plantas de fabricación para automóviles y computadoras. Esto significaba que los trabajadores chinos podían convertirse en ingenieros, gerentes y contadores en vez de sólo obreros de fábrica en una cadena de ensamblado.

China también protegió sus medios de comunicación y su sistema político. En lugar de tomar la vía perezosa y usar Facebook, Twitter, Google, PayPal, eBay, programas de Hollywood, etc., desarrollaron sus propias versiones, aunque fueran imitaciones. Esto dio paso a gigantes tecnológicos como Alibaba, Baidu, TenCent, Weibo, Huawei, etc. La importancia estratégica y económica de estas acciones es incuestionable.

China, como país, también ahorró dinero, porque entendió que el capital es la herramienta más poderosa del capitalismo. Y concentraron sus ahorros en inversiones: infraestructura, más fábricas y el empleo de personas inteligentes de Occidente.

Mientras a los estadounidenses se les decía que consumieran, consumieran y consumieran... A los chinos se les decía que invirtieran, invirtieran, invirtieran.

En los últimos veinte años, China exportó mercancías por valor de 5 billones de dólares a Estados Unidos, mientras que importó sólo 1 billón de dólares. Trabajaron arduamente para producir bienes tangibles, y nosotros les enviamos los pagarés. El resultado se ve en la imagen de abajo:

china

Ingreso medio estático en Estados Unidos / Aumento del PIB per cápita en China
El hecho de que el gobierno chino tenga un poder autoritario sobre la población en muchas áreas también contribuyó a este crecimiento. Por ejemplo, si el gobierno decide que 10 millones de personas de las zonas rurales deben trasladarse a ciertas ciudades, se cumplirá. De manera similar, las políticas sobre el número de niños que uno puede tener no son razonables, pero han ayudado a que China controlara los niveles de población. Muchas otras decisiones también se toman rápidamente sin extensos debates y dramas públicos, los cuales conducen a la ineficacia política o a la paralización de las naciones más democráticas.

En China, el gobierno y las empresas también están fuertemente interrelacionados. Esto significa que el gobierno puede establecer metas específicas para las corporaciones, así como proporcionar subsidios y rescates a gran escala. Por extraño que nos parezca, esto ha funcionado en China, a pesar de los muchos problemas que podría plantear este sistema híbrido. Ellos lo denominan "sistema socialista con características chinas".

Evitar la trampa de Tucídides

Para evitar conflictos con las potencias mundiales establecidas, China compartió sus ganancias con oligarcas y corporaciones occidentales. Estas élites occidentales, impulsadas por el pensamiento a corto plazo y la avaricia, rápidamente subcontrataron el mayor número posible de empleos estadounidenses y europeos. Para los contadores occidentales, un trabajador chino que trabaja por 10$/hora es obviamente una mejor opción que un estadounidense que exige 40$/hora. Para un banco de inversión estadounidense que favorece las fusiones y adquisiciones, no importa si una empresa china compra una empresa estadounidense o viceversa ya que sólo le interesa la comisión.

China también ha jugado muy bien a la geopolítica. De hecho, los expertos chinos viajaron por todo el mundo en la década de 1990 y se reunieron con expertos en una amplia gama de temas, incluyendo asuntos militares, históricos y geopolíticos. Tal vez el concepto más importante que aprendieron fue el de cómo una nueva potencia en ascenso siempre acababa en guerras contra las potencias establecidas, siendo Alemania y Japón dos ejemplos destacados del siglo pasado. Esto también se llama la trampa de Tucídides, y los chinos estaban decididos a evitarla.

Así pues, China, a diferencia de Putin, nunca desafió el complejo militar-industrial-mediático de Estados Unidos. Jugando a la defensiva, se hizo amigo de países asiáticos estratégicos de importancia clave. A través de la creación de alianzas como el BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica) y el SCO, China ha conquistado muchos aliados en todo el mundo. Las instituciones financieras lideradas por China, como el AIIB (Banco Asiático de Inversión en Infraestructura), el New Development Bank y el Banco de Exportación e Importación de China, se han convertido en los prestamistas de muchos países.

Hacer negocios, no guerras

Estados Unidos ha gastado billones de dólares en guerras desde el año 2000 y ha hecho muchos enemigos. Mientras Estados Unidos bombardeó Libia, un país africano, China está prestando 45.000 millones de dólares de su propio dinero y experiencia para construir una nueva capital para Egipto, el vecino de Libia. En toda África, China ha adoptado un enfoque en el que todos salen ganando. Además de comprar recursos naturales de África, China también ha gastado mucho dinero en la construcción de la infraestructura africana. Un informe reciente de McKinsey muestra que hay más de 10.000 empresas chinas en África, creando millones de buenos empleos para los africanos. Compare eso con Estados Unidos, que construye bases militares en toda África.
china

Presa construida por China en Sudán / Ferrocarriles construidos por China en Etiopía y Kenia.
China ha desarrollado fuertes relaciones comerciales con la UE, convirtiéndose en el primer exportador de la UE. Cada día unos pocos trenes de carga salen de China con millones de dólares de mercancías que serán entregadas a 15 grandes ciudades europeas. Se tarda sólo 2.5 semanas para viajar 8000 millas y entregar la mercancía a Londres después de pasar por Kazajstán, Rusia, Bielorrusia, Polonia, Alemania, Bélgica y Francia.

Además de vender mercancías, China también participa en varios proyectos en toda Europa: la construcción de una central nuclear en el Reino Unido, una empresa conjunta con una compañía francesa de automóviles para construir todoterrenos eléctricos, la construcción de un parque industrial en Serbia, la financiación de un centro de atención sanitaria masivo en España que combinaría medicina china y occidental, la asociación con Polonia para lanzar un satélite, y la lista continúa y continúa.

Cultura y valores sociales

A la hora de analizar el éxito de China, el aspecto cultural ciertamente no puede ser ignorado. El trabajo duro, la disciplina, el sacrificio, la moderación, los valores compartidos, el enfoque en la educación, el ahorro de dinero y la inversión para el futuro están profundamente arraigados en la cultura asiática y china.
china

Trabajo duro, disciplina, tradición e inversión en la educación.
Aunque hay corrupción generalizada en muchas áreas, los principales líderes chinos tienen una visión patriótica de la grandeza de su país. Ellos traducen esta visión en planes integrales para los próximos 5, 10, 20 y 30 años. En cuanto al Presidente Xi Jinping, él describe esta visión como el "rejuvenecimiento de China" y el "sueño chino" para la "nueva era". En la década de 1990, las elites chinas podrían simplemente haberse enriquecido convirtiendo al país en un gigantesco banco de trabajadores baratos para Occidente. En cambio, los líderes chinos tomaron la ruta más dura y desafiante y han logrado lo imposible.

El futuro

Los expertos geopolíticos de los años noventa nunca esperaron que China se convirtiera en un actor global. Ahora, China está recreando su Ruta de la Seda que existía hace 2500 años. Sólo que esta vez, se llama la Iniciativa Belt and Road (o One Belt, One Road) e implica que China gaste 1 billón de dólares en otros 67 países para construir todo tipo de infraestructura: carreteras, ferrocarriles, puertos marítimos, aeropuertos, oleoductos, centrales eléctricas, granjas solares, presas y así sucesivamente.
obor china
El fenómeno más importante a observar es el aumento del yuan, la moneda china. China ya ha llegado a acuerdos con Rusia, Irán y Qatar para comerciar en monedas locales. Si Arabia Saudí, cuyo principal cliente es China, decide pasar por alto el dólar estadounidense y vender petróleo en yuan, otros le seguirán y sería el principio del fin de la hegemonía del dólar.

Para 2030, se prevé que China supere a Estados Unidos en el PIB nominal. China sigue estando rezagada con respecto a Estados Unidos en materia militar, varias tecnologías clave, el poder suave y el concepto general de innovación. Sin embargo, sería un gran error suponer que la ventaja durará mucho tiempo. Es muy posible que el siglo XXI se defina por el sueño chino ascendente.