Imagen
© Milenio
Protección Civil estará en alerta desde el 15 de mayo
El director general de Protección Civil del Estado de México, Arturo Vilchis Esquivel reveló que esta temporada de lluvia será similar a la de otros años en el Estado de México; pero existen 216 sitios susceptibles de inundaciones, por lo que ya emitieron las recomendaciones correspondientes a los ayuntamientos para que inicien con la limpieza de sus cárcamos y sistemas de drenaje.

Explicó que según la alerta de la temporada de ciclones tropicales, en la entidad se espera que las lluvias se mantengan en el rango de los 933.2 milímetros, toda vez que podrían esperarse 16 ciclones para el océano Atlántico, que es superior a su media histórica y 14 para el Pacífico, que tiene una media de 15.

Abundó que ya distribuyeron recomendaciones a los ayuntamientos para los próximos eventos de ciclones temporales que ocasionan lluvias, por lo que deben hacer limpieza, dar mantenimiento y mejorar los sistemas de bombeo de los cárcamos a la brevedad.

"Esto es para que en el momento que se regularice ya la lluvia tengamos el mejor comportamiento posible para el resto de la temporada y se reduzcan los riesgos de alguna inundación". Añadió que se espera que dichas condiciones meteorológicas prevalezcan en las próximas semanas ya que el fenómeno de la niña sigue evolucionando en el pacífico y probablemente en junio y julio se regularizará la temporada de precipitaciones.

De acuerdo con el Atlas de Riesgos, existen 216 sitios en 50 municipios mexiquenses expuestos a inundaciones, deslaves y riesgos relacionados con las lluvias. Vilchis Esquivel mencionó que hay 109 mil personas susceptibles de afectaciones toda vez que están asentadas en las tres principales cuencas de los ríos Pánuco, Balsas y Lerma y tienen mayor posibilidad de sufrir alguna inundación.

"Como sistema de Protección Civil entramos en una situación de alerta permanente desde el 15 de mayo y hasta el último día de noviembre, si no se prolonga la temporada". El atlas de inundaciones contempla una superficie inundada de 77.03 kilómetros.