Israeli jet shot down

Los restos de un F-16 israelí derribado sobre Siria
La guerra subsidiaria de cambio de régimen contra Siria se inició hace siete años con la clara intención de derrocar al gobierno de Assad y convertir a Siria en un estado sybordinado de Occidente, para que actúe como amortiguador contra la expansión de la influencia iraní y asegurar así el control estadounidense de la región por un poco más de tiempo.

Israel se destaca como el país que ha estado gritando más fuerte y por más tiempo sobre los males de Irán, por lo que tiene sentido que Israel desempeñe un papel clave en la creación y perpetuación del conflicto sirio dirigido a derrocar a Assad. Es bien sabido que a lo largo del conflicto Israel ha suministrado a las fuerzas subsidiarias en Siria equipo vital y dinero para comprar armas. En los últimos seis meses, Israel ha llevado a cabo varios ataques directos con cohetes y misiles contra posiciones del Ejército Sirio en los alrededores de Damasco y contra supuestos "envíos de armas iraníes" a Hezbolá.

Hoy, los aviones de combate israelíes volvieron a entrar en territorio sirio y atacaron posiciones militares sirias en la "región central de Siria", según el noticiero sirio Sana. Esta vez, sin embargo, las defensas aéreas sirias respondieron y derribaron al menos un avión F-16 israelí. Según fuentes israelíes, el avión se estrelló en territorio israelí cerca de la ciudad de Harduf. Ambos pilotos fueron expulsados y aterrizaron en Israel, aunque se dice que uno de ellos está "gravemente herido".

Ésta es la primera vez que un F-16 israelí es derribado desde que Israel comenzó a usar estos jets en la década de 1980. La narrativa israelí en torno a los acontecimientos es típicamente hipócrita. Según el portavoz militar israelí Jonathan Conricus, un "avión no tripulado iraní" fue interceptado y derribado sobre territorio israelí.

Jonathan Conricus: Las Fuerzas de Defensa Israelíes han atacado los sistemas de control iraníeas en Siria que enviaron el avión no tripulado al espacio aéreo israelí. Fuego antiaéreo masivo sirio, un F-16 se estrelló en Israel, los pilotos a salvo. Irán es responsable de esta severa violación de la soberanía israelí. El evento continúa, espere más información.
Según varias fuentes, el ejército israelí declaró que poseía el avión no tripulado que cometió la ofensa. Pero entonces Conricus publicó un video en Twitter que supuestamente mostraba al "dron iraní" siendo destruido.


Jonathan Cornicus: Video original que muestra un avión no tripulado iraní infiltrándose y luego siendo derribado sobre Israel, y ataque de las FDI contra el vehículo iraní de comando en Siria
Si ese video es verdaderamente del "dron iraní", supongo que los israelíes podrían técnicamente tenerlo en su posesión, en forma de 10.000 pequeños fragmentos. Pero ustedes me perdonarán si le llamo a esto "mentira".

De todos modos, la "incursión de drones" provocó el ataque inicial israelí sobre lo que Conricus afirma era "una instalación iraní de control de drones cerca de la ciudad desértica de Palmira". Mientras los jets israelíes regresaban a Israel, sufrieron fuego antiaéreo sirio que provocó la caída del F-16 cerca de Harduf.
Israeli jet shoot down

El objetivo de los jets israelíes en Siria (Palmira) y el lugar donde el avión israelí se estrelló en Israel (Harduf)
En respuesta al derribo de su avión, los aviones israelíes lanzaron entonces lo que se describe como un "ataque aéreo a gran escala en Siria". "Doce sitios, entre ellos cuatro "objetivos iraníes" cerca de la capital siria, Damasco, fueron destruidos, según Conricus, quien también declaró que Irán era "responsable de esta grave violación de la soberanía israelí".

El gobierno sirio ha rebatido esta historia al decir que la afirmación de que un avión no tripulado entró en territorio israelí es mentira, y que los aviones no tripulados habían abandonado la base aérea siria T4 por la mañana para llevar a cabo operaciones rutinarias contra el Estado Islámico en el desierto sirio. Entonces, ¿a quién debemos creer?

Para empezar, la idea de que Israel pueda legítimamente quejarse de una "violación de la soberanía israelí" -incluso si un avión no tripulado "iraní" hubiera entrado en su territorio- es ridícula, dado que Israel no sólo ha violado repetidamente la soberanía siria (y la iraní), sino que ha bombardeado posiciones militares sirias y asesinado a científicos iraníes en Irán.

En segundo lugar, la afirmación de un avión no tripulado que entra en territorio israelí es un poco demasiado conveniente como justificación para el ataque inicial israelí contra las posiciones sirias. Es más probable que el relato sirio se acerque más a la realidad. ¿Quizás los drones sirios estaban operando sobre posiciones del EI en el desierto sirio y los israelíes lo sabían, porque había israelíes incrustados con el EI en esas posiciones? ¿Y tal vez la referencia a la "soberanía israelí" es un eufemismo para el territorio que las fuerzas israelíes ocupan dentro de Siria, justo donde el EI parece estar? Esto habría provocado entonces un ataque militar israelí en un esfuerzo por detener el espionaje sirio en "territorio israelí" dentro de Siria.


La guerra en Siria es una guerra subsidiaria entre las potencias occidentales -Estados Unidos y sus aliados en Europa y el Golfo, incluyendo Israel- y Rusia y sus aliados en Oriente Medio -Irán, Siria, Líbano y, hasta cierto punto, Irak y Turquía. Las guerras subsidiarias son muy "útiles" porque permiten a las grandes potencias participar en lo que es efectivamente una guerra convencional "caliente" sobre territorio de terceros, mientras pretenden que todo está "normal", al menos en el frente militar.

Sin embargo, existe el peligro de que este tipo de conflicto pueda escalar más allá de las fuerzas subsidiarias que se enfrentan entre sí, a que las fuerzas subsidiarias ataquen directamente los recursos militares de las grandes potencias. Esto es de hecho lo que sucedió esta mañana con el derribo del avión israelí, pero no fue el primer disparo. El primero fue cuando alguien derribó un avión ruso en la frontera sirio-turca a finales de noviembre de 2015. El segundo fue el derribo la semana pasada de otro avión ruso sobre Idlib por terroristas de al-Qaeda en Siria respaldados por Estados Unidos. En ambos casos, un piloto ruso fue asesinado por los yihadistas.

Es difícil entonces no ver el derribo actual de un avión israelí de origen estadounidense por las fuerzas sirias respaldadas por Rusia e Irán como una respuesta al derribo la semana pasada de un avión ruso por terroristas respaldados por Estados Unidos. Sin embargo, desde una cierta perspectiva, esto puede considerarse un acontecimiento positivo en el conflicto sirio por dos razones:
  • Envía un mensaje claro a los Estados Unidos e Israel de que ya no pueden violar la integridad territorial siria y brutalizar impunemente al pueblo sirio.
  • El hecho de que Estados Unidos e Israel se vean obligados a recurrir a ataques cada vez más flagrantes contra los militares sirios, iraníes y rusos es una señal de que su complot colectivo para invadir Siria está fracasando.
En respuesta a los acontecimientos de hoy, el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso fue típicamente diplomático, aunque el subtexto es claro:
"Instamos a todas las partes implicadas a que actúen con moderación y eviten cualquier medida que pueda agravar la situación. Consideramos necesario respetar incondicionalmente la soberanía e integridad territorial de Siria y de otros países de la región". El ministerio también señaló que la creación de amenazas en Siria, donde el contingente militar ruso está presente, es inaceptable.
Se ha dicho suficiente. Por ahora.

Para aquellos de ustedes a quienes no les gusta leer (ya sé, debí de haberlo dicho al principio), aquí le digo básicamente lo mismo a Press TV el día de hoy.