Los movimientos telúricos no paran desde hace meses y el temor por un terremoto de mayor magnitud al último (7,9) genera mucho temor.
¿Estamos cerca de vivir el 'Big One'?
© Wikimedia Commons
¿Estamos cerca de vivir el 'Big One'?
Se sabe que los movimientos telúricos no paran desde hace meses. El año comenzó con gran actividad sísmica a lo largo del Anillo de Fuego del Pacífico, el área número uno en cuanto a actividad sísmica y volcánica del planeta, ubicado en el océano Pacífico.

En enero, Alaska experimentó un terremoto de gran magnitud (7.9) mientras que días después, Filipinas se mantenía en alerta máxima tras las sorpresivas erupciones del volcán Mayon.
Volcán Mayon en Filipinas. Foto: AFP
© AFP
Volcán Mayon en Filipinas.
Además de que en los últimos días se han presentado otros sismos en Japón, Taiwán y Guam. Muchos se cuestionan si pronto ocurrirá un terremoto de mucha mayor intensidad capaz de devastar algunas naciones.

Los expertos afirman que estos hechos alrededor de la placa tectónica del Pacífico no se relacionan entre sí, sino que se trata de una coincidencia.
Las consecuencias de un terremoto de gran magnitud son devastadoras
© AFP
Las consecuencias de un terremoto de gran magnitud son devastadoras.
Terremotos en enero y febrero

El 6 de febrero un terremoto de 6,4 sacudió la costa este de Taiwán causando 17 muertes y 180 heridos.

Este martes se dieron una serie de temblores de entre 4,9 y 5,7 que sacudieron la isla de Guam y desde el 11 de febrero en Japón sintieron tres terremotos de magnitudes que oscilan entre 4,5 y 5,5 en el norte, centro y sur del país.
El sismo de Alaska.
© earthquake.usgs.gov
El sismo de Alaska.
En enero se reportó un terremoto de 7,9 en la escala Richter en Kodiak, Alaska, y otro de 6,4 que afectó a Indonesia en la misma semana. A la vez, el monte Kusatsu-Shirane entró en erupción en Japón, desatando la alerta de tsunami.

Otro volcán entró en erupción en Filipinas, provocando la evacuación de más de 60 mil residentes.

Cabe destacar que la agencia de las Naciones Unidas para los desastres tuiteó:

De acuerdo con las declaraciones que realizaron los expertos para el diario británico Daily Mail, esta actividad que se presenta en el Anillo de Fuego del Pacífico es normal y aseguraron que no existe posibilidad de que un efecto dominó triga consigo un terremoto de mayor magnitud.

Insólito paisaje: en Venecia los canales se quedaron sin agua

Aunque parece extraño, los principales canales de Venecia se quedaron sin agua y esto es atribuido a los fenómenos astronómicos.

Y es que a causa de la marea baja, los niveles de agua no permiten o dificultan la navegación de las góngolas y otros botes típicos de Venecia.

Muchos se han quedado estancados en el barro y aseguran que la situación también se debe al poco cuidado que se le ha dado al centro histórico durante todo un siglo.
Marea baja en Venecia.
© EFE
Marea baja en Venecia.
Por parte de las autoridades se informa que los niveles de agua llegarán hasta niveles mínimos alcanzando sólo los 60 centímetros.

Hoy muchos canales se encuentran completamente sin agua.

Ésta situación además de representar un serio problema turístico se tendrá dificultad para atender los servicios de emergencia y vehículos de rescate.