Imagen
© Efe
Volcán Tungurahua
El Instituto Geofísico de Quito (capital ecuatoriana) informó este miércoles que la actividad del volcán Tungurahua, ubicado en el centro de los Andes y que esta semana originó evacuaciones en varias comunidades, oscila entre moderada y alta.

"La actividad del volcán es moderada a alta, con emisiones de ceniza constantes que alcanzan entre cuatro y siete kilómetros de altura sobre el cráter y explosiones esporádicas, que han ido aumentando de tamaño en los últimos días", señaló el Instituto a través de un comunicado.

Del mismo modo, señaló que "la ceniza sigue afectando a los sectores aledaños" al macizo de cinco mil 29 metros de altura y que en 2006 alcanzó su mayor pico eruptivo, dejando seis muertos al destruir una aldea.

El organismo ecuatoriano sostuvo que la noche del martes se observó incandescencia intensa y la expulsión de bloques que descendieron del cráter del volcán, localizado a 135 kilómetros al sur de Quito.

También extensas zonas de cultivos y ganadería se han visto afectadas por la constante emisión de ceniza, indicó.

Ecuador declaró el martes la alerta naranja, previa a la roja -de máximo nivel de peligrosidad-, ante el incremento progresivo del proceso eruptivo del Tungurahua, que desde hace una semana se encuentra activo y dispuso la evacuación de unas 230 familias de varias comunidades, lo que conllevó a la suspensión de clases.

Las rutas aéreas también se han vista afectadas. Mientras que se mantienen activos los centros de emergencia en las provincias aledañas al volcán. En diciembre de 2010 las autoridades debieron declarar la alerta roja en las zonas cercanas al volcán ante una reactivación, que obligó a la evacuación temporal de pobladores y turistas.

El Tungurahua inició su actual proceso eruptivo en 1999, desde entonces ha intercalado periodos de alta actividad y de relativa calma.

El coloso es además uno del medio centenar de volcanes que se encuentran en el país andino, algunos en actividad, como el Reventador, en las estribaciones andinas que desembocan en la Amazonia.