Un equipo de arqueólogos alemanes, tras descifrar recientemente una serie de tablillas de arcilla con escritura cuneiforme halladas en 2017 en el territorio del Kurdistán iraquí, ha resuelto el misterio acerca de una antigua ciudad perdida en la zona.
mesopotamia

Los arqueólogos iraquíes en la pequeña localidad de Bassetki, ubicada en la ciudad Kurdistán iraquí.
Según la web de la Universidad de Tubinga, de Alemania, las tablillas, escritas en asirio revelaron que en el mismo lugar donde fueron halladas -la pequeña localidad de Bassetki- se había asentado la antigua ciudad real de Mardaman.

El archivo se remonta a la época del imperio Asirio Medio, es decir, alrededor del año 1250 antes de Cristo. Según los arqueólogos, Mardaman fue una importante urbe comercial de Mesopotamia, que existió en el período que media entre los años 2200 y 1200 antes de Cristo. Su nombre aparece citado en fuentes antiguas, pero hasta el momento los arqueólogos no sabían con certeza su ubicación.

Los investigadores señalan que esa antigua localidad fue en ocasiones un reino o una capital provincial, y que sufrió varias conquistas y destrucciones. Finalmente, llegó a ser "sede del gobernador del Imperio Asirio Medio", entre los años 1250 y 1200 a.C.

El equipo cree que las tablillas podrán revelar la ubicación de otras ciudades de la antigua Mesopotamia.