Traducido por el equipo de editores de Sott.net en español

La nave espacial Aeronomía de Hielo en la Mesosfera (AIM por sus siglas en inglés) de la NASA ha avistado sus primeras nubes noctilucentes de la temporada 2018.
Noctilucent Clouds Taken by Catalin Tapardel on August 5, 2017 @ Kakwa, Alberta, Canada
© Catalin Tapardel
Nubes noctilucentes vistas el 5 de agosto de 2017 en Alberta, Canadá
Son las bocanadas de color azul eléctrico que rodean esta imagen del Ártico tomada por el equipo CIPS de la AIM el 27 de mayo:
noctilucent clouds may 25th 2018
"La temporada de verano de nubes noctilucentes ha comenzado", dice Cora Randall, miembro del equipo científico de la AIM en la Universidad de Colorado. "Vimos la primera pista de nubes noctilucentes en nuestros datos el 23 de mayo; ahora se están iluminando rápidamente."

Las nubes noctilucentes son las nubes más altas de la Tierra. Sembradas por meteoroides, flotan en el borde del espacio a más de 80 km sobre la superficie del planeta. Las nubes se forman cuando los nubarrones de vapor de agua del verano se elevan y cristalizan alrededor de partículas de polvo cometario.

Datos anteriores de la AIM han mostrado que las nubes noctilucentes son como una gran "bombilla geofísica". Se encienden cada año a finales de la primavera, alcanzando casi toda su intensidad en un período de 5 a 10 días. Esto significa que los observadores sobre el terreno podrían empezar a verlas poco después de que la AIM lo haga.

Las nubes noctilucentes de principios de temporada suelen ser débiles y siempre se encuentran en lugares de latitudes altas como Canadá, las islas británicas, Siberia y Escandinavia. A las personas en esas áreas, les ofrecemos los siguientes consejos de observación:
Mire hacia el oeste unos 30 minutos después de la puesta del sol cuando el sol se ha hundido a 6º o más por debajo del horizonte. Si usted ve zarcillos azul-blancos luminosos que se extienden a través del cielo, es posible que haya visto una nube noctilucente.