Los volcanes generan una peculiar sinfonía que podría salvar vidas en un futuro.
volcán Cotopaxi de Ecuador,infrasonido,volcanes

CANTO DE VOLCÁN Durante varios meses después de que el volcán Cotopaxi de Ecuador estalló en agosto de 2015, los científicos registraron patrones extraños de sonido reverberante.
Los volcanes generan más que estruendosos sonidos producto de las erupciones. En realidad, sus ritmos forman parte de muchos otros extraños sonidos que podemos percibir en la naturaleza. Pero contrario a otras sinfonías naturales, la de los volcanes podría ser usada para prevenir erupciones.

Investigadores vulcanólogos de la Universidad Estatal de Boise en Idaho han descubierto que el volcán ecuatoriano Cotopaxi se ha convertido en un órgano monumental tras su despertar en agosto del 2015. Después de la inusitada erupción los investigadores ecuatorianos encontraron que el cráter, completamente fuera de su vista, estaba generando extraños sonidos que pudieron captar a través de instrumentos de monitoreo de ondas.

Al parecer las ondas generaban una especie de movimiento en espiral, por lo que los científicos les llamaron "tornillos"; las ondas oscilaban en un vaivén al interior de la geometría del volcán, hasta desaparecer a los 90 segundos. Estos infrasonidos continuaron hasta junio del 2016, pero los vulcanólogos no han podido esclarecer qué los ocasionó; sólo están seguros de que tiene que ver con un proceso dinámico de origen tanto atmosférico como topográfico.


Es probable que otros volcanes generen sonidos similares, aunque cada uno sería tan distinto como lo es cada volcán respecto de los demás volcanes. Pero según estos investigadores, ahondar en los estudios sobre esta misteriosa música volcánica podría ayudar a entender qué pasa en el interior de los volcanes y, por lo tanto, predecir algunas reacciones a partir de ello.

Así que las sinfonías de los volcanes no son sólo interesantísimas para todo melómano de la naturaleza o vulcanólogo aficionado, sino que podrían llegar a ser una especie de alarma que nos ayudara a evitar catástrofes como la que hace poco asoló a los hermanos guatemaltecos.