Un equipo de arqueólogos ha identificado en una cueva de Sudáfrica una serie de líneas trazadas por un ser humano hace unos 73.000 años, 30.000 años antes que el dibujo más antiguo conocido hasta ahora.
Craig Foster
© Craig Foster
El pensamiento abstracto y el uso de símbolos apareció en los seres humanos mucho antes de lo que se pensaba hasta ahora. Hasta hace unos años se creía que las primeras manifestaciones artísticas de Homo sapiens se produjeron hace unos 40.000 años, con la llegada a diferentes zonas de Europa. Las últimas investigaciones en África y Asia han revelado que esta creación de símbolos se produjo mucho antes, como demuestra el hallazgo una patrón trazado en zigzag sobre una concha de mejillón hallado en la isla de Java y con una antigüedad de más de medio millón de años, así como diversos abalorios con edades entre los 70 y los 120.000 años.

Esquema de los trazos identificados en la roca
© D'Errico/Henshilwood/Nature
Esquema de los trazos identificados en la roca
Ahora, un equipo de arqueólogos encabezado por Christopher Henshilwood acaba de identificar en la cueva de Blombos, en la costa de Sudáfrica, una serie de trazos realizados sobre una piedra de silcreta dibujadas por seres humanos hace unos 73.000 años, 30.000 años antes que el dibujo más antiguo identificado hasta ahora. El dibujo, cuyo hallazgo se describe este miércoles en la revista Nature, consiste en una serie de seis líneas en las que se cruzan otras tres que fueron pintadas con una punta de entre 1 y 3 milímetros empapada en ocre. La forma abrupta en que se cortan las líneas sugiere, además, que el patrón original quizá se extendió por una superficie mayor y era más complejo en su integridad.
Magnus M. Haaland
© Magnus M. Haaland
Excavaciones en la cueva de Bomblos
El trabajo ha consistido en una serie de análisis químicos y microscópicos de los pigmentos, así como un estudio pormenorizado y comparativo de los trazos, para confirmar que fueron hechos por personas. La conclusión es que fueron realizados intencionadamente con un objeto punzante, lo que demuestra, según los autores, la habilidad de Homo sapiens para plasmar símbolos abstractos mediante distintos medios y técnicas unos 30.000 años antes de lo que se creía.
Referencia: An abstract drawing from the 73,000-year-old levels at Blombos Cave, South Africa (Nature) DOI 10.1038/s41586-018-0514-3