Un estudio de la NASA expone que hay base para la existencia de algunos seres vivos terrestres como esponjas o microbios.

El agua de Marte puede tener suficiente oxígeno para sustentar la vida,Agua Marte
© NASA
La nueva investigación fue posible gracias al descubrimiento de óxidos de manganeso por el Curiosity Mars rover de la NASA
Un estudio publicado en la revista Nature Geoscience sugiere que el agua salada enterrada justo debajo de la superficie marciana podría tener suficiente oxígeno disuelto para sustentar vida como los microbios, y quizás incluso vida animal simple, como las esponjas.

Esta sorprendente conclusión podría ayudar a reformular la comprensión de los científicos sobre la habitabilidad del Planeta Rojo, tanto en el pasado como en el presente, según escriben los autores.

"Vivimos tiempos emocionantes", dijo la autora principal, Vlada Stamenkovic, investigadora científica del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California (EE. UU.). "Dado que todavía se necesita mucho más trabajo para comprender mejor la habitabilidad marciana, espero que esto genere entusiasmo en la comunidad científica, en el mundo, para pensar en Marte como un lugar potencial para que exista la vida, incluso hoy en día".

La clave del agua subterránea

El agua fluyó generosamente a través de la tierra roja de Marte en el pasado, como han demostrado las observaciones realizadas por naves espaciales como los orbitadores Viking de la NASA, el Orbitador de Reconocimiento de Marte y los rovers Curiosity, Spirit y Opportunity. De hecho, muchos científicos creen que el planeta rojo incluso contó con océanos hace miles de millones de años.

Sin embargo, el agua superficial desapareció hace mucho tiempo, después de que Marte perdiera la mayor parte de su atmósfera y pasara a convertirse en el mundo frío y seco que hoy conocemos. Pero los investigadores creen que la humedad persiste bajo tierra, tanto en acuíferos profundamente enterrados como en bolsas de salmuera (que pueden estar justo debajo de la superficie).

Los científicos modelaron el potencial de almacenamiento de oxígeno de los depósitos de salmuera cerca de la superficie, calculando la cantidad de O2 (oxígeno) disuelto que podrían contener en diversos lugares alrededor del globo marciano. Se trata de un planteamiento interesante, pues la vida tal y como la conocemos no necesita necesariamente oxígeno: los primeros organismos de la Tierra eran anaerobios (no utilizan oxígeno en su metabolismo), al igual que una gran parte de la moderna diversidad microbiana del planeta. Pero el oxígeno es una fuente de energía tan rica que su disponibilidad hace posible muchas rutas evolutivas interesantes, como el aumento de la vida vegetal y animal compleja. Casi todas las especies multicelulares conocidas aquí en la Tierra respiran oxígeno de alguna forma.

Los investigadores descubrieron que las salmueras de Marte podrían contener una gran cantidad de oxígeno, suficiente para soportar la vida microbiana aerobia en casi todas partes, si los requisitos de estos hipotéticos insectos de Marte reflejasen los de la Tierra. Y los modelos mostraron que la capacidad de oxígeno disuelto varía mucho con el tiempo y de un lugar a otro, porque depende de la temperatura y, en menor medida, de la presión.

Las temperaturas más frías promueven una mayor entrada de oxígeno a las salmueras. Por lo tanto, los investigadores determinaron que las bolsas especialmente frías cerca de los polos marcianos podrían ser lo suficientemente ricas en oxígeno como para soportar complejos organismos multicelulares como las esponjas. Tales "oasis aerobios" pueden ser comunes hoy en día por encima de los 67.5 grados de latitud norte y por debajo de los 72.5 grados de latitud sur.

Definiendo la búsqueda

Hay algunos datos observacionales que respaldan los nuevos resultados del modelado, según los expertos. Por ejemplo, el rover Curiosity ha detectado óxidos de manganeso durante su exploración del cráter Gale de 152 kilómetros en Marte. Estos compuestos químicos solo pueden producirse con una gran cantidad de oxígeno.

Curiosity también estableció la presencia de depósitos de salmuera, con notables variaciones en los elementos que contenían. Un alto contenido de sal permite que el agua permanezca líquida, una condición necesaria para que se disuelva el oxígeno, a temperaturas mucho más bajas, lo que hace que las salmueras sean un lugar idóneo para los microbios.

Los investigadores idearon un primer modelo para describir cómo se disuelve el oxígeno en agua salada a temperaturas bajo cero. Y, posteriormente, un segundo modelo estimó los cambios climáticos en Marte durante los últimos 20 millones de años y durante los próximos 10 millones de años.

Tomados en conjunto, los cálculos mostraron qué regiones del Planeta Rojo tienen más probabilidades de producir oxígeno en base de salmuera (en torno a un 6,5% de todo el planeta puede albergar cantidades de oxígeno similares a las que en la Tierra bastan para sostener la vida de algunos microbios y esponjas), datos que podrían ayudar a determinar la ubicación de futuras sondas.

"Nuestros resultados no implican que haya vida en Marte, pero muestran que la habitabilidad marciana se ve afectada por el potencial de oxígeno disuelto", exponen los investigadores.
Referencia: Vlada Stamenković et al. O2 solubility in Martian near-surface environments and implications for aerobic life, Nature Geoscience (2018). DOI: 10.1038/s41561-018-0243-0