Un equipo de investigadores de la Universidad de Texas A&M ha descubierto las armas más antiguas halladas en América del Norte: puntas de lanza de 15.000 años de antigüedad. El hito genera ahora muchas preguntas sobre la llegada de los primeros humanos al continente y ha sido publicado en Science Advance.
mapamundi
© CC0 / Pexels
Michael Waters, profesor de antropología y director del Centro para el estudio de los primeros americanos de la universidad, e investigadores de la Universidad de Baylor y de la Universidad de Texas han declarado que las puntas miden entre 7,62 y 10 centímetros de longitud y que fueron desenterradas en un yacimiento arqueológico a unos 64 kilómetros al noroeste de Austin, en Texas, señalan en Phys.org. Las puntas son puntas preclovis.
"No hay duda de que estas armas se usaron para cazar en la región en aquella época (...) El descubrimiento es importante porque en casi todos los yacimientos preclovis hay herramientas de piedra [pero] no se habían encontrado lanzas. Estas puntas se han encontrado bajo una capa con puntas clovis y folsom. [La cultura] clovis está datada entre 13.000 y 12.700 años atrás y la folsom es posterior", explica Waters.
El antropólogo ha señalado también que el sueño había sido hasta ahora encontrar artefactos anteriores a la cultura clovis, como los que acaban de ver la luz ahora.

Clovis es el nombre dado a las herramientas fabricadas por aquellos que poblaron el continente americano hace unos 13.000 años. La punta clovis es un arma con forma de lanza hecha de piedra tallada con una perfección poco corriente. Existen ejemplares encontrados en Texas, en otras partes de Estados Unidos y al norte de México. Con ella, los clovis cazaban animales, como mamuts y mastodontes.
"Este descubrimiento amplía nuestra comprensión sobre el primer pueblo que exploró y que se instaló en América del Norte", ha explicado Waters.