Un equipo de investigadores de la ciudad alemana de Múnich arrojó luz sobre el misterio de la momia del vicario austriaco Franz Xaver Sydler von Rosenegg, cuyo cuerpo no se ha descompuesto durante más de dos siglos, informó el portal Nachrichten.
Mummy
© CC BY-SA 3.0 / Schwingi / Der luftg’selchte Pfarrer in der Pfarrkirche von St. Thomas am Blasenstein
De acuerdo con la publicación, los investigadores examinaron los restos del cura de la localidad austriaca de Sankt Thomas am Blasenstein -quien murió en 1746 a la edad de 37 años- durante 10 meses.

Los científicos alemanes concluyeron que el vicario probablemente murió por una hemorragia interna provocada por la tuberculosis pulmonar.

Pero, ¿por qué el cuerpo del sacerdote se ha mantenido casi intacto durante varios siglos?
"El cuerpo de Franz Xaver Sydler fue rellenado con paños, virutas de madera y ramas", explicaron los científicos alemanes.
Al mismo tiempo, subrayaron que ciertas sustancias tóxicas también se utilizaron en el proceso de momificación.

Al examinar los dientes de la momia, los investigadores también concluyeron que el cura era fumador de pipa.