Traducido por el equipo de Sott.net en español
Azov rally Ukraine
© Reuters / Gleb Garanic
Simpatizantes del Cuerpo Nacional Azov portan antorchas en una marcha en Kiev, Ucrania, octubre 2017.
Se cree que el batallón neonazi Azov de Ucrania "ha participado en el entrenamiento y la radicalización" de los racistas blancos de Estados Unidos, dijo el FBI en el contexto de una reciente acusación en contra de varios hombres de California involucrados en la violencia de Charlottesville.

Cuatro miembros del Movimiento "Rise Above" (RAM), descrito por el FBI como un "grupo extremista de supremacía blanca", fueron acusados, entre otras cosas, de conspiración para provocar disturbios por la violencia de agosto de 2017 en Charlottesville, Virginia. En la declaración jurada, firmada por el agente especial del FBI Scott Bierwirth, se dice que Robert Rundo, de 28 años, viajó a Alemania, Italia y Ucrania en la primavera de 2018.

Rundo se habría reunido con Olena Semenyaka, una de las funcionarias del Cuerpo Nacional, el ala política del Batallón Azov.

"Según mi formación y experiencia, sé que el Batallón Azov es una unidad paramilitar de la Guardia Nacional ucraniana, conocida por su asociación con la ideología neonazi y el uso del simbolismo nazi, y que se cree que ha participado en el entrenamiento y la radicalización de las organizaciones de la supremacía blanca ubicadas en Estados Unidos", dice Bierwirth, quien fue oficial en el Ejército de Estados Unidos antes de unirse al FBI.

El Batallón Azov comenzó como un grupo paramilitar compuesto por nacionalistas de derecha, pero ahora forma parte del Ministerio del Interior de Ucrania. Tiene patrocinio en el gobierno ucraniano; su ex comandante Andrey Bilitsky ahora sirve como miembro del parlamento nacional.


El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos informó que miembros del Batallón Azov estuvieron presuntamente implicados en varios crímenes durante su despliegue para luchar contra las fuerzas antigubernamentales en el este de Ucrania. Entre ellas se incluyen el saqueo, la detención ilegal, la violación y la tortura.

Azov es, con mucho, el más notorio de los "batallones de voluntarios" establecidos en 2014, después de que varias regiones de Ucrania se negaran a someterse al nuevo gobierno tras el violento derrocamiento del presidente en Kiev, respaldado por Estados Unidos. Su logotipo incluye el Wolfsangel (Garfio del Lobo), que el partido nazi utilizó originalmente como su símbolo, y el Schwarze Sonne (Sol Negro), un símbolo creado por el líder de las SS Heinrich Himmler y que representa doce "runas sig" de la famosa organización nazi.


Andy Elder: El Batallón Azov es abiertamente neonazi. Incluso el Atlantic Council, que odia a Rusia, lo admite. Incluso añadieron "Y no, RT no escribió este encabezado" al artículo.
Mientras que el Congreso de Estados Unidos intentó en 2015 declarar ilegal cualquier ayuda estadounidense a Azov, la administración Obama se deshizo de esa disposición con el proyecto de ley de defensa de 2016. En cualquier caso, en ese momento la unidad ya había sido incorporada oficialmente a la Guardia Nacional. Actualmente es elegible para la "ayuda letal" autorizada por la administración Trump en diciembre de 2017.

Aunque se sabe desde hace tiempo que Azov y otras milicias ucranianas han atraído a voluntarios neonazis simpatizantes de todo el mundo, este es el primer caso conocido en el que el gobierno de Estados Unidos ha afirmado que la milicia está involucrada en el entrenamiento y la radicalización de los extremistas estadounidenses.