Aprovecha el centenario del fin de la Gran Guerra para proclamar su "multilateralismo"

Macron Trump Merkel Putin
© Afp
El presidente francés, Emmanuel Macron, rodeado de Donald Trump, Angela Merkel y Vladímir Putin en los actos de ayer en París.
Ante setenta líderes mundiales y en el transcurso de la conmemoración del armisticio de la Primera Guerra Mundial en París, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, realizó ayer un alegato contra el nacionalismo por su capacidad para generar conflictos. Bajo la atenta mirada de su homólogo estadounidense Donald Trump, que viene efectuando políticas con miradas de puertas hacia adentro con su reconocible proclama America first (América primero), el mandatario galo proclamó que el multilateralismo es el mejor instrumento para mantener la paz mundial y no caer en los errores cometidos en el siglo XX. "Sumemos nuestras esperanzas en vez de oponer nuestros miedos", incidió de manera solemne Macron.

El presidente francés fue el gran protagonista de la jornada conmemorativa, que aunque deslucida por la lluvia, tuvo momentos de emoción con homenajes en el monumento al soldado desconocido en el centro del Arco de Triunfo y la participación de los principales líderes de Occidente, caso de Trump, el presidente ruso Vladímir Putin o la canciller alemana Angela Merkel. Solo faltó la primera ministra británica, Theresa May. "El patriotismo es el exacto contrario al nacionalismo. El nacionalismo es su traición", señaló un Macron que cargó contra el "egoísmo de un pueblo que sólo vela por sus intereses". Sin citarlo pero en lo que podría calificarse como una velada referencia a Trump -con el que las relaciones no pasan por su mejor momento debido a las desavenencias en materia militar-, el mandatario galo expuso que "diciendo nuestros intereses primero y qué importan los de los otros se borra lo que una nación tiene de más precioso, lo que la hace vivir, lo que la lleva a ser grande, lo más importante: sus valores morales".


Comentario: Eh, no, Sr Macron. Según el diccionario de la Real Academia Española:
patriotismo

1. m. Amor a la patria.

2. m. Sentimiento y conducta propios del patriota.

nacionalismo

1. m. Sentimiento fervoroso de pertenencia a una nación y de identificación con su realidad y con su historia.

2. m. Ideología de un pueblo que, afirmando su naturaleza de nación, aspira a constituirse como Estado.
Y en este diccionario de sinónimos:
patriotismo
  • lealtad, pundonor, fidelidad, civilidad, nacionalismo
'patriotismo' aparece también en las siguientes entradas: nacionalismo
Los términos son igualmente intercambiables en francés e inglés. ¿Entonces qué estaba haciendo Macron si no tratando de confundir a la gente para vender la idea de que el globalismo es bueno y el nacionalismo es malo?


"La lección de la Gran Guerra no puede ser el rencor de un pueblo contra otro, ni tampoco el olvido del pasado", sino más bien los esfuerzos, entonces fracasados, de construir la paz con "las primeras cooperaciones internacionales", sostuvo. Es por ello que insistió en defender la Unión Europea, surgida de la reconciliación y de la cooperación entre Francia y Alemania, "una unión libremente consentida nunca vista en la historia, que nos libra de guerras civiles". Fue un claro guiño en dirección a Merkel, su principal aliada en cuanto al mantenimiento de la UE como un espacio liberal pero unido que haga frente al nacionalismo y al populismo. También apeló a la ONU, "garante de un espíritu de cooperación para defender los bienes comunes de un mundo cuyo destino está indisolublemente unido", estuvo en boca de Macron. "Juntos podemos conjurar esas amenazas que son el espectro del cambio climático, la pobreza, el hambre, la enfermedad, las desigualdades y la ignorancia. Hemos empezado esta lucha y la podemos ganar. Continuemos porque la victoria es posible", concluyó.

La ceremonia comenzó con la subida por la avenida de los Campos Elíseos -los últimos metros a pie- de los jefes de Estado y de Gobierno, que salieron momentos antes del Palacio el Elíseo donde los recibió el presidente francés, Emmanuel Macron. No obstante, hubo dos excepciones notorias que vislumbraron la falta de unión de la comunidad internacional. Trump, que no pasó por el Elíseo pese a llevar más de un día en la capital francesa, y el ruso, Vladímir Putin, que aterrizó con retraso esta misma mañana en París. No fue la única nota negativa del presidente estadounidense, ya que cuando circulaba en su limusina blindada por los Campos Elíseos, protegida por otros vehículos, tres militantes de Femen protagonizaron un breve incidente al saltarse las barreras e intentar acercarse, con el torso desnudo, al cortejo del presidente estadounidense. Varios policías del dispositivo de seguridad desplegado en París -alrededor de 10.000 agentes en toda la ciudad, que vio protestas contra la visita de Trump- las redujeron y las extrajeron del cordón de seguridad.

Foro de la paz

Macron aún se guardaba un as en la magna para hacer llegar el mensaje del multilateralismo en las relaciones internacionales. Tras el almuerzo ofrecido en el Palacio del Elíseo se desarrolló un Foro por la Paz que juntó a la gran mayoría de líderes mundiales asistentes, salvo Trump. Entonces cedió el testigo del protagonismo a la canciller alemana Angela Merkel, quien se encargó de abrir los debates del citado foro, que se prolongará hasta mañana. "Muchos hoy dan la paz por hecho, pero está lejos de ser así", indicó en su intervención. "Aquella guerra, con su derrame de sangre sin sentido muestra adónde pueden llevar la arrogancia nacional y militar, y las desastrosas consecuencias de la falta de diálogo y compromiso, en la política y la democracia".

Aislado del resto de mandatarios del mundo, Trump prefirió acercarse por la tarde al cementerio militar de Suresnes, en las afueras de París, donde hay enterrados más de 1.500 soldados estadounidenses. "Cada una de estas cruces y de estas estrellas de David de mármol marcan la vida de un guerrero estadounidense, de unos grandes guerreros que lo dieron todo por la familia, el país, Dios y la libertad", señaló. El presidente estadounidense se despidió dando las gracias a Macron por el trato recibido en su estancia en Francia.

DEIA/Efe/E. P.