Un equipo científico internacional logró descubrir un hermano del sol por edad y composición química. Los investigadores enfatizan que no es un simple hermano, sino un gemelo solar. La estrella podría tener un planeta similar al nuestro.
earth sun
© CC0/Pixbay
"Si tenemos suerte y nuestro hermano candidato tiene un planeta, y el planeta es del tipo rocoso en la zona habitable, y si este planeta fue 'contaminado' por semillas de vida de la Tierra... entonces tenemos algo con lo que uno podría soñar: una Tierra 2.0, orbitando un sol 2.0", comentó el investigador del Instituto de Astrofísica y Ciencias del Espacio (IA) en Portugal, Vardan Adibekyan.

Según los investigadores, los hermanos solares son buenos candidatos para buscar vida, puesto que existe la posibilidad de que la vida haya sido transportada entre planetas alrededor de las estrellas del cúmulo solar. La transferencia de vida entre sistemas exoplanetarios se llama litopanspermia interestelar.

"Algunos cálculos teóricos muestran que existe una probabilidad no despreciable de que la vida se extendiera desde la Tierra a otros planetas o sistemas exoplanetarios durante el período del bombardeo intenso tardío", observó Adibekyan.


Comentario: O que la vida en La Tierra es una consecuencia de dicho proceso, no hay que imaginar que estamos en el centro del universo.


Los hermanos solares son miles de estrellas que se formaron en el mismo cúmulo masivo que el sol hace unos 4.600 millones de años. Con el paso del tiempo, las estrellas del cúmulo se disolvieron y dispersaron por toda nuestra galaxia, por lo tanto, es muy difícil encontrarlas.

Para detectar al nuevo hermano solar, HD 186 302, de 4.500 millones de años y una composición química casi idéntica a nuestro sol, los científicos analizaron 230.000 datos espectrales del proyecto AMBRE y la información de la misión Gaia de la ESA.

El equipo del IA tiene previsto iniciar una campaña de búsqueda de planetas alrededor de esta estrella con el uso de los espectrógrafos HARPS y ESPRESSO5.