Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Un hombre de 70 años está luchando por su vida después de haber sido atacado por una hiena el lunes por la noche.
hiena
El animal merodeador descendió a dos aldeas de las localidades de Ingiririr y Malkagufu, en el subcondado de Wajir North, en un incidente que dejó a cuatro personas gravemente heridas.

PÁNICO

El jefe de la zona, Abdikadi Omar Dayib, confirmó el incidente, diciendo que el anciano pastor venía de pastorear sus cabras en la zona de Fulo antes del ataque que sembró el pánico en las dos aldeas, que se encuentran a varios kilómetros de distancia.

El Sr. Dayib dijo que la víctima sufrió más de 20 mordidas en sus manos y piernas después de intentar liberarse de la hiena antes de salir corriendo.

"En lugar de que la hiena fuera a por las cabras, fue directamente al pastor", dijo el jefe.

Añadió que la hiena también mordió a otro hombre, de 31 años, hiriéndole la mano izquierda.

Un grupo de mujeres y algunos niños, sin embargo, escaparon ilesos después de que corrieron para salvar sus vidas al ver a la bestia.

CAZA

Las víctimas reciben actualmente tratamiento en el dispensario de Ingir.

Los incidentes se producen un día después de que otras dos víctimas fueran atacadas en la zona de Malkagufu, lo que provocó que los aldeanos iniciaran una búsqueda del animal, con la ayuda de los reservistas de la policía.

La hiena fue luego asesinada a tiros.
The carcass of a hyena shot dead by police
© Bruhan Makong
El cadáver de una hiena muerto a tiros por los reservistas de la policía después de atacar a los aldeanos e hiriendo a cuatro personas en el subcondado de Wajir North. Los casos de ataques de hienas están aumentando en la zona.
El Sr. Dayib expresó su preocupación por el hecho de que la hiena se dirigiera ahora a los seres humanos en lugar de a las cabras o a las ovejas, cuestionando el cambio de comportamiento.

Hizo un llamamiento al Servicio de Vida Silvestre de Kenia para que enviara un equipo que asegurara la zona y evitara ataques similares en el futuro.

Los casos de conflicto entre los seres humanos y la fauna silvestre han ido en aumento en el condado, y muchas víctimas han sufrido grandes lesiones a causa de los ataques de hienas.