Traducido por el equipo de SOTT.net en español

En el transcurso de unos pocos días, la madre naturaleza se desplomó con un montón de clima invernal en el oeste de Nueva York. Para Perrysburg en el condado de Cattaraugus, eso se tradujo en 89 cm de nieve, según lo informado por la oficina del Servicio Meteorológico Nacional de Buffalo a las 15:00 horas, el miércoles.
Perrysburg snow
© Josh Bazan ‏
Nieve en Perrysburg.
"Me desperté esta mañana y parecía que había otro pie que estaba simplemente loco, increíble", dijo Craig Papiernik. Pasó la mayor parte del día limpiando sus entradas y las de sus vecinos con su hijastro Christian.

Los vecinos de Perrysburg, como la mayoría de los neoyorquinos occidentales, no son ajenos a las nevadas. Apenas el invierno pasado, el pueblo vio más de 2,5 metros de nieve antes del día de Año Nuevo. En este momento, el total de la temporada es de alrededor de un metro y medio.

"Vemos mucha nieve", dijo Travis Lebeau mientras despejaba su camino de entrada de 45 metros de largo. "Esto definitivamente parece ser un poco pesado, aunque este año, seguro. Pero, estamos lidiando con ello."

Debido a que la nieve era tan pesada, Lebeau decidió usar un soplador de nieve para limpiar toda la entrada antes de terminar el trabajo con el arado en su camioneta.

"Honestamente, me gusta la nieve y jugar en ella con los niños. Pero, eso es todo. Prefiero tener un buen tiempo de verano, pero elegí vivir aquí, así que ese es mi problema", bromeó.

"Me encanta", dijo Papiernik. "Me encanta la nieve. Esta es la zona de Buffalo, no me importa. A los niños les encanta. Les encanta jugar, andar en trineo".