Mientras el trópico del departamento soporta intensas lluvias, el cono sur sufre sequías. Ambos fenómenos naturales han dañado casi 10 mil hectáreas de cultivo: en el Chapare existen 7 mil hectáreas de frutales afectadas, Pasorapa reporta 2 mil hectáreas de maíz perdidas y Omereque, 80 hectáreas de sandía y tomate, Aiquile también reporta daños.
Producers are given ways to move water and prevent crops from drying out.
© Alcaldía de Omereque
Productores se dan maneras para trasladar agua y evitar que los cultivos se sequen.
Pasorapa ya se declaró en emergencia por sequía, en tanto que los municipios de Omereque y Aiquile alistan sus declaratorias. Los municipios de Villa Tunari, Entre Ríos y Chimoré ya se declararon zona de desastre en enero.

El alcalde del municipio de Omereque, Héctor Arce, indicó que en el mes de febrero ya no se registraron más lluvias en la zona del cono sur del departamento, por los que los cultivos se secaron.

Debido a la falta de cisternas, los productores improvisan con camionetas y camiones a los que cargan tanques para llevar agua a sus cultivos, buscando evitar más pérdidas.

La secretaria general de la Alcaldía de Pasorapa, Cinthia Ávila, indicó que sembraron 2 mil hectáreas de maíz forrajero en diciembre, pero por la ausencia de lluvias estas se secaron por completo.

En 2018, el municipio no reportó sequía, pero en 2017 registraron pérdidas por este fenómeno. Durante esa gestión, el Gobierno nacional comprometió la perforación de dos pozos que fueron concluidos recién el año pasado, pero éstos todavía no funcionan debido a que no tienen conectado la electricidad.

"No podemos usarlos porque no hay electricidad y, como municipio, no podemos instalarlo porque se trata de una fuerte inversión y no tenemos recursos", dijo Ávila.

El fin de semana, el municipio de Colomi sufrió el desborde de ríos y la represa de Corani. Estos eventos dañaron un puente, arrastraron casas y dañaron algunas viviendas.

El coordinador de la Cámara Agropecuaria de Cochabamba, Rolando Morales, indicó que, de las 7 mil hectáreas dañadas en el trópico, 300 son de banano.