Es difícil medir el impacto de las elecciones al Parlamento Europeo (PE) en la política europea, principalmente porque el PE fue diseñado para no tener un gran impacto en la política europea. Los votantes lo saben, por lo que la participación general en las elecciones para el PE ha disminuido en todas las elecciones consecutivas desde el gran interés que suscitó la primera votación a escala de la UE en 1979. Sin embargo, este año la participación aumentó por primera vez, hasta el 52 %, y llega en un momento en el que las competencias del Parlamento se están ampliando para asumir, de hecho, la capacidad de proponer legislación.
Salvini, Farage, Le Pen

Los partidos nacionalistas y euroescépticos quedaron en primer lugar en tres de los "cuatro grandes" países de la UE.
El resultado general de la votación de este fin de semana está siendo difundido por los medios de comunicación como un exitoso freno a los partidos "populistas" antieuropeos. Sin embargo, cabe destacar que los dos bloques electorales más grandes (la coalición de centro-derecha de partidos nominalmente conservadores y la coalición de centro-izquierda de partidos socialistas/demócratas) han perdido, por primera vez en 40 años, su (combinada) mayoría tradicional.

Pero no es que no vayan a perder el sueño por eso: el "centro tradicional" puede contar con nuevos aliados porque los bloques de los verdes y los liberales han aumentado su cuota de escaños. Esto significa que, en el próximo mandato de cinco años, el "voto mayoritario" a nivel de la UE será más del mismo "centrismo neoliberal", sólo que "más a la izquierda"; así que esperen más corporativismo, más "salvar el planeta", y mucha más "justicia social".

La BBC tiene un útil desglose de los resultados por país aquí

Así que esas son las buenas noticias para la clase política. Pero dado que la mayoría de los europeos ven el mundo a través de la lente de su país, el principal impacto de los resultados de las elecciones europeas se observa en el escenario nacional. La agrupación Nacional de Marine Le Pen venció a En Marche del presidente Macron por un 1%, una victoria que la líder nacionalista utilizó para llamar a elecciones rápidas en el parlamento francés; llamado que Macron ha rechazado. Por otro lado, en Grecia, el primer ministro Alexis Tsipras ha convocado elecciones rápidas porque Syriza fue derrotado por el partido conservador Nueva Democracia.

Otros dos países importantes en los que los partidos nacionalistas ocuparon el primer lugar fueron Reino Unido e Italia. La razón principal por la que el sistema británico celebró un referéndum sobre la UE fue, en primer lugar, para impedir que Nigel Farage agotara el apoyo de la base de votantes de los Tories, especialmente después de que derrotara a los líderes de los partidos conservador y laborista en las elecciones al PE de 2014.

Pero con Farage siendo primero en Europa (de nuevo) con su flamante Partido Brexit (y ganando por una milla contra el miserable 8% de los Tories) ese escenario se ha hecho realidad. Al Partido Laborista le fue un poco mejor, así que si el llamado de Corbyn para que se celebren elecciones rápidas tiene éxito, mientras el Brexit permanece en el limbo, Farage podría convertirse en el próximo primer ministro británico.
Nigel Farage: Nunca antes en la política británica ha ganado unas elecciones generales un partido de sólo 6 semanas de edad.

Si Gran Bretaña no deja la UE el 31 de octubre, estos resultados se repetirán en unas elecciones generales.

Se ha hecho historia. Este es sólo el inicio.
El expartido de Farage, UKIP, que demostró que lo que está de moda en internet no siempre se traduce al mundo real, apostó al presentar a los comentaristas sociales Carl Benjamin (alias Sargon de Akkad), Stephen Yaxley-Lennon (alias Tommy Robinson) y Mark Meechan (alias Count Dankula). Los tres fueron duramente derrotados.

La Liga de Matteo Salvini fue posiblemente la ganadora más importante de estas elecciones ya que obtuvo el 34% de los votos con una participación del 56% en uno de los "Cuatro Grandes" países de la UE. En las elecciones del PE de 2014, su socio de coalición, el Movimiento Cinco Estrellas, ocupó el primer lugar y La Liga sólo obtuvo el 6%. Pero ahora han cambiado completamente de posición, reflejando el creciente apoyo popular a la postura conservadora de Salvini sobre la inmigración masiva y la soberanía nacional. Si este hecho detona elecciones rápidas en Italia, él también podría convertirse en primer ministro.

Estos fueron los cambios más notables en la votación del PE entre los grandes países de la UE. En otros lugares, los partidos conservadores/nacionalistas en el gobierno de Polonia, Hungría y Austria también fueron los primeros en sus respectivos comicios. El partido de Viktor Orban obtuvo la única mayoría absoluta en toda Europa, demostrando una vez más que el suyo es el estándar democrático a seguir.

En el contexto de lo que ha estado ocurriendo en Viena durante los últimos diez días, el resultado de Austria ha sido extraño: Los conservadores del Canciller Kurz fueron los primeros, y el Partido de la Libertad del Vicecanciller Strache los terceros, como hicieron en las elecciones nacionales de Austria en 2017; pero mientras tanto ambos hombres han sido expulsados del gobierno tras un "escándalo" muy sospechoso. El presidente saliente de la Comisión Europea, Juncker, podría decir que se trata nada menos de lo que merecen los "nacionalistas estúpidos enamorados de sus países".

¡Más información sobre este asunto próximamente!