Traducido por el equipo de SOTT.net en español

En este artículo quisiera volver a enfocar la historia del hombre que fue presentado como el "héroe del Hyper Cacher" a principios de enero de 2015: el hombre maliense indocumentado de 25 años, prácticamente analfabeto, llamado Lassana Bathily.
hiper cacher
Mientras compilaba todos los ataques en Francia atribuibles a, y/o reclamados por, el Estado Islámico desde 2014, me encontré inevitablemente con la valentía de Lassana Bathily en el Hyper Cacher de la Porte de Vincennes, el musulmán que salvó vidas judías. Finalmente, resulta que la parte más esencial de esta historia ha sido promovida, distorsionada y amplificada con el propósito de ofrecer una cierta narración que los medios de comunicación y los políticos, así como las organizaciones de la comunidad judía que influyen en ellos, querían difundir en la opinión pública mundial mientras la emoción estaba en su apogeo.
lassana
© Inconnu
Lassana Bathily y Manuel Valls, 2015
Esta historia no sólo es inmoral, es emblemática de esta sociedad del espectáculo en la que las falsas glorias están repletas de todo tipo de elogios y honores hasta no poder, y cuyas personas honestas y verdaderamente valientes son metódicamente excluidas, mantenidas a raya, incluso difamadas y procesadas. Lassana Bathily no sólo se convirtió en héroe nacional gracias a esta fábula, sino que consiguió adquirir la nacionalidad francesa en un tiempo récord, un trabajo en el ayuntamiento de París, invitaciones por parte de prestigiosas asociaciones y organizacione extranjeras -principalmente judías-, ser recibido por gigantes del mundo, fundar una asociación en su nombre, escribir y publicar su autobiografía con un importante editor y, por último, entrar en la política en febrero de 2019 para las elecciones europeas. Pero volvamos a empezar con este cuento de hadas tal y como fue presentado unánimemente por los medios de comunicación en los días posteriores al ataque del Hyper Cacher, además del libro del interesado que se publicó un año más tarde, dando lugar así a dos versiones más o menos coincidentes.

Revisión del ataque al Hyper Cacher del 9 de enero de 2015

El 9 de enero, poco antes de las 13.00 horas, Amedy Coulibaly, que iba armado hasta los dientes, irrumpió en la tienda del grupo Hyper Cacher de la Porte de Vincenne situada al este de París, a un paso del bulevar periférico. Disparó a dos personas y mantuvo a otras catorce como rehenes. Estos se precipitaron primero hacia la salida de emergencia en la parte trasera de la tienda, pero al no conseguir abrirla bajaron al sótano por una escalera de caracol. En el sótano se encontraron con un manipulador de mercancías del mini-mercado, Lassana Bathily, en su tarea de almacenamiento de productos congelados. Primero les propuso que huyeran por el montacargas que daba acceso a un lugar cercano a la salida de emergencia, pero se negaron haciendo alusión a su fracaso anterior y al potente ruido del motor del montacargas que revelaría inevitablemente su presencia. Algunos se dejaron convencer por la idea de Bathily de refugiarse en el congelador mientras este conservaba la sangre fría suficiente como para cortar el motor para que nadie se congelara. Acto seguido se arriesgó con el montacargas. Llegado a la primera planta, a un lado se sitúaba el almacén donde hubiera corrido el riesgo de llamar la atención, y al otro lado estaba la salida de emergencia a un par de metros. La puerta estaba bloqueada por una cinta metálica de seguridad para disuadir a los ladrones. Consiguió hacerla saltar, dejándola caer estrepitosamente en el suelo de hormigón, alertando así a Coulibaly que se precipitó en su dirección; pero Bathily consiguió escaparse. Los otros rehenes que no pudieron entrar en el congelador fueron forzados a volver a subir bajo la amenaza de Coulibaly. Uno de ellos fue asesinado a tiros unos momentos después por Coulibaly mientras el infeliz intentaba apoderarse de uno de sus Kalashnikovs. La cajera Zarie Siboni tuvo las agallas suficientes de mentirle, afirmando que ya no quedaban rehenes en el sótano.

Una vez fuera del edificio, Bathili se vio ferozmente perseguido por fuerzas policiales que lo apuntaban con armas de fuego, antes de neutralizar y esposarlo bajo la sospecha de ser un terrorista. Le llevó casi una hora probar su identidad antes de ser reconocido por una persona habitual del lugar. Es entonces cuando mostró ser una ayuda inestimable para los policías: como buen dibujante que era, les ayudó a elaborar el plano de la tienda y, muy detalladamente, les explica que todas las llaves de la tienda colgaban de un llavero que su jefe llevaba alrededor del cuello después de haber sido herido en la mano, y que este se encuentra no muy lejos de ellos. Como el llavero contiene muchas llaves, les indica con precisión las que les iban a servir, en particular la del del telón de acero que protege la entrada de la tienda.

La RAID y la BRI (unidades policiales e investigadores) lanzaron el ataque a las 17:20 horas. Coulibaly es asesinado mientras salía corriendo, aparentemente sin rastro alguno de las armas que le sirvieron para el atraco - tres kalashnikovs, dos ametralladoras, quince cartuchos de dinamita. Todos los rehenes liberados estuvieron a salvo, incluidas las siete personas encerradas en el congelador que habían permanecido en contacto permanente con el mundo exterior a través de sus teléfonos móviles.

Lassana Bathily, un modesto adiestrador de 25 años que llegó a Francia a la edad de 16 años, de fe musulmana, con un manejo del francés de lo más incipiente, titular de un permiso de residencia renovable pero que llevaba cinco años intentando sustituir por un pasaporte francés, se vio preso de un torbellino político y mediático tan inesperado como asombroso. Igual que Cenicienta, aquí lo tenemos con una varita mágica, pasando repentinamente de las sombras a la luz, de la precariedad al bienestar, de la indiferencia a la adulación: sin saberlo acababa de ganar el primer premio de una lotería improvisada sin haber comprado ningún billete.
lass

Lassana Bathily, 16 de enero de 2015, asistiendo al discurso de John Kerry en homenaje a las víctimas de los ataques. A su derecha, el propietario del grupo Hyper Cacher hasta el 8 de enero, Michel Emsalem, y a su izquierda Joël Mergui, presidente del consistorio central isralelita en Francia.
Nacimiento de un mito moderno

El CRAN (Consejo Representativo de Asociaciones Negras) lanzó una petición solicitando la naturalización de Lassana Bathily y la entrega de la Legión de Honor, la cual había alcanzado las 300.000 firmas en un tiempo récord.

El jueves 15 de enero recibió una llamada telefónica del Presidente de la República en persona, François Hollande, informándole de la aceleración de su proceso de naturalización.

El 20 de enero, el precioso galardón le fue entregado en una impresionante ceremonia celebrada a las 19.30 horas en el ayuntamiento del ministerio del Interior. El propio primer ministro, Manuel Valls, le entregó una carta firmada por el Presidente de la República junto con la Legión de Honor. También hicieron acto de presencia el Ministro del Interior Bernard Cazeneuve, la Ministra de Justicia Christiane Taubira, la Ministra de Educación Nacional Najat Vallaud Belkacem y los principales representantes de las religiones más importantes. Aunque había intentado en vano desde el 2011 obtener la nacionalidad francesa que canjearía su permiso de residencia que tenía que renovar año tras año, de repente se encontró en apenas una semana propulsado como ciudadano francés por vía expeditiva y por la puerta ancha.

Los mensajes de felicitación iban llegando de todas partes del mundo durante meses. En su libro, Bathily relata como al principio atendía unas 300 llamadas diarias de todas partes. Incluso se le asignó un funcionario de prensa para que le asistiera en la gestión de tantas solicitudes.

El 10 de enero, el Primer Ministro israelí Benyamin Netanyahu le dio las gracias públicamente durante la ceremonia celebrada en la Gran Sinagoga de París.

Durante un viaje oficial a París el 16 de enero, el vicepresidente de Estados Unidos, John Kerry, quiso reunirse con él. Lo elogió en un discurso pronunciado en el ayuntamiento de París, al que asistió Bathily como invitado del alcalde.

El presidente Barack Obama también le rindió homenaje: "El mundo sabe que los judíos han sido atacados en un supermercado kosher de París. Debemos recordar al empleado de este supermercado, un musulmán, que escondió a los clientes judíos y les salvó la vida. Y cuando se le preguntó por sus motivos, respondió: "Somos hermanos". Procedemos de diferentes países, culturas y religiones, pero es importante inspirarse en los actos heroicos de este modesto empleado".

El 25 de enero fue recibido en el Elíseo, donde François Hollande exclamó: "¡Ah, aquí está mi francés favorito!"

El 29 de enero fue recibido como héroe nacional en su Malí natal, donde las autoridades le dieron la bienvenida oficial. Fue recibido por la Secretaria General del Alto Consejo de los Malienses en el Extranjero, Cheickna Kamissoko, y luego por el presidente de la República, Ibrahim Boubacar Keïta. Le agradecieron en particular por "izar la bandera maliense que Amedy Coulibaly había arrojado al suelo". Coincidentemente, resulta que Bathily y Coulibaly son malienses, pertenecen al mismo grupo étnico soninke, y ambos pueblos de los que proceden están a sólo 20 km de distancia. El entorno en el que se formaron entre los 0 y los 16 años no es el mismo.

El 25 de febrero recibió un premio del Consejo representativo de las instituciones judías de Francia (CRIF) en su cena anual, a la que asistieron 700 invitados, entre ellos François Hollande, Manuel Valls y una docena de ministros. Su presidente Roger Cukierman lo presenta en el canal de radio Europa 1 como "el joven maliense que se convirtió en francés por su heroísmo durante la captura de rehenes en la puerta de Vincennes, demostrando una vez más que, todos juntos, podemos luchar contra el terrorismo". En esta ocasión se premió también una película que acabó en un fiasco total: "24 días", de Alexandre Arcady, dedicada al asunto Halimi.

El 3 de marzo, fue invitado por miembros de la comunidad judía de Cleveland como orador principal en ocasión de la reunión anual del Templo Ansche Chesed Fairmount, cuyo propósito es el de "perpetuar la tradición judía y fortalecer la vida judía a través del aprendizaje permanente, el culto, la acción social y los actos de bondad". El rabino Robert Nosanchuk lo felicitó en estos términos: "Si el Sr. Bathily no hubiera realizado este acto heroico de esconder a los judíos, se habrían cobrado más vidas. Hizo comprender al mundo que el odio no prevalecería." En nombre de la comunidad judía de Cleveland, Cheryl Davis le entregó una medalla que rezaba: "El Sr. Bathily demostró cómo actuar en nombre de la paz, vivo reflejo de nuestra humanidad compartida e independientemente de la religión, la raza y el origen étnico".

En Cleveland, también lo recibió el Council of American-Muslim Associations, quien le concedió el "Premio al Honor y al Valor".

El 24 de marzo, el Centro Simon Wiesenthal, cuya misión es la de preservar la memoria del Holocausto y luchar contra el racismo; lo invitó a su congreso anual en Los Ángeles donde le otorgó la medalla al valor. Explicó que tiene previsto "crear una asociación para su pueblo maliense", además de "otro proyecto en Francia para ayudar a los hijos de los inmigrantes".


Lassana Bathily en el centro Simon-Wiesenthal

El 9 de junio, fue una de las tres personas a las que se les otorgaron la Medalla al Valor Moral en el foro mundial anual del Comité Judío Americano (AJC)ii en Washington. Su declaración fue la siguiente: "Lo mejor que podemos aportar a la barbarie y al terrorismo es la educación para todos, la construcción de la paz, la promoción de los derechos humanos y el espíritu de libertad, fraternidad e igualdad." En cuanto a los organizadores, eso es lo que le explicaron: "Los rabinos enseñan que quien salva una sola vida es igual al que hubiera salvado al mundo entero, porque cada generación contiene en sí el potencial para generar incontables generaciones. Lassana, salvaste quince mundos ese día en París. Con este gesto has convertido este mundo, nuestro mundo, en un mundo más brillante, más esperanzador, un mundo más humano." La iniciativa de su invitación y aclamación de su honor se originó particularmente a partir de Michel Emsalem, fundador y accionista único del grupo Hyper Cacher, que vendió sus acciones de la empresa el 8 de enero, el día antes del atentado.


Lassana Bathily, en la plataforma del Foro Global de la AJ, pisando la alfombra roja.

Vea este vídeo de presentación hollywoodiense en el que su papel se magnifica aún más que en los medios de comunicación franceses.
El 18 de noviembre de 2016, fue invitado a Túnez para inaugurar la exposición "Lugares sagrados compartidos", al mismo tiempo que las familias de las víctimas francesas del ataque al Museo del Bardo el 18 de marzo de 2015, durante el cual murieron 22 personas a manos de dos agresores armados con armas automáticas que afirmaban pertenecer al Estado Islámico. El propósito era la celebración del cierre oficial de la investigación. Cabe señalar el rechazo de la invitación por parte de familiares de las víctimas que estaban denunciando el desarrollo de la investigación y sus numerosas zonas grises, así como la indiferencia de las autoridades francesas ante su suerte. La ironía del destino quiso que durante este ataque, un guardia de museo, Ala Eddine, se distinguiera por su excepcional valentía, salvando la vida de no menos de 40 personas, muchas de ellas francesas, aunque no corrió la misma suerte que Lassana Bathily. Fue sometido a fuertes presiones, suspendido temporalmente para ser despedido luego, y no recibió ninguna señal de reconocimiento por parte de las autoridades francesas.

Los rehenes en el sótano niegan la versión de Lassana Bathily

El 7 de junio de 2015, una nota disonante puso en tela de juicio el ideal de cuento de hadas de la Cenicienta de Malí: el testimonio de tres de los rehenes encerrados en el congelador. Su testimonio - con nombres modificados, excepto el de Yoann - es reportado en un artículo de Ondine Millot del periódico Libération.
Extracto 1: Lassana Bathily, encargado del Hyper Cacher que se encontraba en el sótano cuando irrumpió el terrorista, les pregunta "qué está pasando", y luego ofrece a los rehenes que suban con él al ascensor. "Nos dijo que podríamos acceder al piso que llevaba a la salida de emergencia para escapar", explica Yohanna. Pero era súper arriesgado. No conseguí abrir la puerta de emergencia, y en el primer piso teníamos al tirador". "Es cierto que nos lo ofreció", agrega Jean-Luc. Pero todos pensamos que sería la muerte segura. El ascensor hace ruido y no hay sitio para todos". Lassana Bathily sube solo.
Extracto 2: Luego "trataron" de seguir adelante con sus vidas, fueron recibidos en el Elíseo, excepto Jean-Luc que se quedó en casa: "He preferido verlo desde fuera, en la televisión, como si no tuviera nada que ver conmigo". Ninguno de ellos excepto Yohanna asistió a la ceremonia en honor a Lassana Bathily. "Lo que sucedió el 7 y el 9 de enero fue tan horrible que los medios de comunicación y los políticos necesitan encontrar una buena historia", dice Sandra. "Lassana Bathily es una persona realmente buena, querida por todos sus colegas del Hyper Cacher, y es cierto que para salvarnos sugirió que subiésemos con él en el montacargas", continúa Jean-Luc. "Pero no pudo salvarnos ya que todos nos negamos. Afuera, ayudó a la policía. Los medios de comunicación y los funcionarios querían embellecer la escena, añadiendo que nos habría hecho bajar al sótano, escondido, etc. Eso no es verdad, pero no es culpa de Lassana. En aquel momento, Francia necesitaba un héroe."
A principios de enero de 2016, estas revelaciones fueron confirmadas en un libro escrito por Yohann Dorai en colaboración con Michel Taubmann, titulado "El Hyper Caché, cuatro horas en la mente de un rehén".

En un artículo publicado el 8 de enero en el sitio web del Huffington Post, este último se muestra categórico: "Uno[de los rehenes], Yohann Dorai, testifica en el libro que firmamos juntos. Fue él y no Lassana Bathily quien desconectó el sistema de refrigeración para permitir que los rehenes sobrevivieran en un espacio helado que podría haberse convertido en su tumba. Tiene sentido. Yohann Dorai es ingeniero de calefacción de profesión. También fue él y no Lassana Bathily quien cerró la puerta del congelador después de que los rehenes se escondieran allí pero sin la ayuda del joven maliense, tal y como lo atestiguan varios testimonios. Una vez más fue él, y no Lassana Bathily, quien escondió una llave del congelador en un rincón del sótano antes de notificarlo a la policía, de acuerdo al documental "Les Hommes du Raid", emitido el pasado mes de septiembre en la cadena 5. Finalmente, fue él quien dio su chaquetón para cubrir al bebé encerrado con su madre en esa pequeña habitación donde hacía menos cinco grados".

Finalmente, las declaraciones de Patrick Klugman, abogadoiii de los rehenes de la cámara frigorífica: "Lassana Bathily, que nunca ha exagerado su papel, se ha visto embarcado bajo el acaloramiento de los medios de comunicación en una historia bastante alejada de la realidad. Se vio investido con poderes sobrenaturales muy a su pesar. Habría salvado vidas a expensas de la suya. Desde el punto de vista de mis clientes, esto es realmente exagerado. Tuvo un acto positivo sin importar que no le permitiera a la gente que saliera de la cámara frigorífica."

Publicación de su autobiografía

Para que coincida también con el primer aniversario de los atentados, Lassana Bathily publicó su autobiografía con las Ediciones Flammarion en las que este "viernes como ningún otro" ocupó un lugar destacado. El francés que utilizó es sorprendentemente perfecto, mientras que un año más tarde sigue luchando por construir correctamente frases de lo más sencillas al atender oralmente las entrevistas o participar en programas de promoción para su libro, y en ninguna parte aparece el nombre del hombre o la mujer sin el cual, naturalmente, habría sido incapaz de escribir un libro como este. Su autobiografía repite su versión de los hechos: pidió a los rehenes que subieran con él en el ascensor, ante la negación de éstos, los metió en el congelador, y tuvo la sensatez de apagar el motor. Dado su conocimiento del lugar, fue algo así como el "líder de grupo" durante esta primera fase de largos minutos en el sótano. Una vez fuera del edificio pudo ayudar a la policía. Hay que esperar hasta la página 183 para enterarse de las ganas que tenía de torcerles el cuello a los responsables de ciertos rumores malvados: "En aquel momento, algunos pretendieron que mi papel en el Hyper Cache se limitaba a salvarme el pellejo. Las personas que presenciaron el ataque en el sótano, así como los policías que he ayudado, atestiguarán lo contrario (...). ¿Pero es necesario seguir discutiendo? Prefiero tratar este tipo de crítica con desprecio. Porque eso no es lo más preocupante. Lo más preocupante es que estos chismes se basaban en teorías humeantes de que yo era la coartada para la buena conciencia. Francia, según algunos, necesitaba de un héroe negro y musulmán. Pero, ¿de dónde sacan esas tonterías? Para mí estos comentarios son tan solo racistas. ¿Así que no cabe la posibilidad de que yo sea un ser humano ordinario portándose como buen ciudadano, sino que lo que prima es que soy negro y musulmán? ¿Es democrático, ético el que un hombre esté limitado por el color de su piel y su religión? ¿No es un insulto en nombre de todos los negros y musulmanes expresar ideas similares, a pesar de que estoy orgulloso de ser musulmán, negro e inmigrante? Que me insulten no es grave en sí; lo que es más grave es cuando se alcanza a todos los negros e inmigrantes a través de una sola persona."

Es imposible creer que Bathily sea el verdadero instigador de tal desarrollo ya que recuerda furiosamente los elementos típicos del lenguaje con el que el mundo político-mediático está saturado. En todo caso, que también es típico de esta forma de pensar, el hombre no explica a sus lectores en qué consisten estos "chismes" y "teorías humeantes". Cuando habla de "racistas" que deben ser "tratados con desprecio", sólo puede referirse, en retrospectiva, a los rehenes de la cámara frigorífica a los que hemos visto testificar contra su versión de los hechos, los únicos capaces de negar su historia, y que, curiosamente, parecen apenas enfadados con él. Sin embargo, las posteriores declaraciones de estos últimos son categóricas: no le deben nada a Lassana Bathily y son unánimes sobre este tema. Peor aún, podría ser que si hubieran seguido sus primeros consejos y lo hubieran acompañado en el montacargas, Coulibaly los habría detectado antes y habría matado a algunos de ellos, si no a todos.

Lassana Bathily ha titulado su autobiografía "No soy un héroe": esta frase que a primera vista pretende resaltar la modestia del héroe, ha de tomarse en serio. Esta bella historia de jóvenes musulmanes africanos que esconden judíos en una habitación para salvar sus vidas, esta trayectoria de los "justos" de los tiempos modernos, tan acariciada en estos tiempos de promoción frenética de la lucha contra el antisemitismo, es una historia falsa, al menos en lo que se refiere a su parte "heroica" en el sótano de la tienda, la más simbólica. Tal vez Lassana Bathily no mintió deliberadamente, tal vez se vio envuelto en una historia que no es la suya. Pero una vez lanzada la máquina, dejó que sucediera. Cuando se le pregunta a Michel Taubmann si Bathily mintió, responde: "Digamos que no negó a la prensa y a las políticas que embellecieron su historia. Podemos entenderlo... Indocumentado, en una situación irregular, estaba muy asustado."

Los medios de comunicación no se abalanzaron sobre esta controversia a pesar de ser muy prometedora. En el peor de los casos no dijeron ni una palabra, en el mejor de los casos explicaron, con una indulgencia a la que no estamos acostumbrados, que no fue culpa de Bathily, que todo el mundo -¿quién, por cierto? - quería una bonita historia y él sirvió de moneda de cambio... además reinaba un cierto clima entonces, entienden, que excusan muchas cosas... En definitiva, si los hechos fueron distorsionados ¿qué importancia tiene ya que era por una causa noble, eh?

El mismo Lassana Bathily se defiende enérgicamente de estar mintiendo, y los comentaristas parecen estar de acuerdo con él cuando acusa a los "medios" de ampliar a voluntad esta historia hasta convertirla en un mito. Esto podría ser cierto, es muy difícil entender a Bathily cuando se expresa, y es obvio que no pudo haber escrito sus memorias sin asesor, mucho menos releerlas, revisarlas y sazonarlas con esa multitud de elementos típicos del lenguaje. Es indudable que hasta la fecha no parece haber entendido gran cosa de toda esta historia, más bien se le ha escapado... Observemos ahora cómo Bathily en su obra no sólo no hace ninguna modificación del relato oficial inicial, sino que trata con desprecio de "racista" a cualquier persona que dude de su buena fe.

Uno hubiera esperado que Lassana Bathily regresara a las sombras de las que nunca habría salido si no fuera por esta inverosímil mistificación de su papel aquel 9 de enero que no se parece a ningún otro día.

Sucedió lo contrario. Durante los últimos cuatro años, son más bien estas revelaciones las que se han unido a las sombras, sin dañar su reputación como el héroe del Hiper Cacher, que finalmente se hizo cargo, para imponerse.

Así, después de haber obtenido sus papeles en un tiempo récord, un trabajo cómodo en el ayuntamiento de París (cursos intensivos de francés por la mañana, participación logística en partidos de fútbol por la tarde), facilidades para alquilar alojamiento, invitaciones caóticas para viajar al extranjero, publicar sus memorias con un importante editor, y fundar una asociación - lo descubrimos a principios de febrero de 2019 estrenándose en la política!

Lassana Bathily nombrado Presidente del Comité de Apoyo a la Lista del PCF de Ian Brossat

El 6 de febrero de 2019 Bathily fue nombrado por Ian Brossat, Teniente del Alcalde de París, Anne Hidalgo, Presidente de la Comisión para apoyar la candidatura de Ian Brossat en las elecciones europeas del 2019 en la lista del PCF. Hubo un tiempo en que se le preguntó si figuraría en esta lista como candidato, pero Bathily explicó las dos razones por las que se negó. En un vídeo de propaganda publicado en Twiter por Ian Brossat, explica su compromiso: "Nací en Malí, me hice francés. Hoy veo que la extrema derecha se está levantando en toda Europa y no puedo quedarme de brazos cruzados. (...) Queremos defender nuestros valores para convivir como hermanos humanos". El Sr. Brossat acogió con satisfacción el apoyo de un hombre que representa "el símbolo de los valores de nuestra República".


Vídeo de la campaña en el que Lassana Bathily expresa su apoyo a
Ian Brossat y su voluntad de actuar como baluarte contra la extrema derecha.

Este anuncio ha sido bien acogido por todos los principales medios de comunicación. Todos recuerdan su pasado como "héroe del Hiper Cacher", ninguno recuerda las revelaciones posteriores de los rehenes explicando con toda claridad y sin patetismo la manera en la que este papel fue falsificado. Ciertos sitios extremistas judíos sostienen una visión opuesta al concierto de alabanzas ya que recuerdan lo que consideran una mancha en esta autobiografía del exinmigrante indocumentado en el sitio liguededefensejuive.com (liga de defensa judía) titulado: "Noticias europeas: ¡el falso héroe del Hyper Cacher apoya a los comunistas que apoyan el terrorismo antijudío!". Es de suponer que si Lassana Bathily empezara a apoyar a los militantes de la causa palestina con demasiada ostentación, todos los que todavía lo presentan como símbolo de pureza republicana de esta nueva Francia, abierta, tolerante y progresista, pronto cambiarían de opinión, recordarían las revelaciones de los rehenes, y lo harían caer de su pedestal tan rápido como lo pusieron allí. Entonces serán los mismos que convirtieron la calabaza en carruaje de oro, quienes harán sonar las doce campanadas de medianoche para la Cenicienta Maliense.

El 5 de abril, Lassana Bathily estuvo presente en la audiencia del programa político sobre las elecciones europeas que reunió a 12 candidatos de alto nivel. Ian Brossat se sirvió de él como testigo en un momento en que se debatía la inmigración. Tomando la palabra después de que la primera de la lista LREM, Nathalie Loiseau, acabara su discurso, declaró: "En primer lugar asumo la acogida de los refugiados. Y cuando escucho toda esta serie de discursos que consisten en hablar de estos hombres, estas mujeres, estos niños como si fueran animales [...] porque los migrantes son como si fueran aves migratorias, animales. Es profundamente vergonzoso y asumo, sé que hoy en día, cuando consultamos las encuestas, decimos que no a la acogida, pero yo le digo que sí a la acogida, es nuestra dignidad como hombres y europeos acoger a los hombres y mujeres que mueren en su tierra. El hombre que está frente a mí, Lassana Bathily, es el héroe del Hyper Cacher. Cuando llegó a Francia tenía 16 años. No tenía papeles. Su situación se regularizó porque había asociaciones que luchaban con él, en particular el Réseau éducation sans frontière (Red educación sin fronteras), para permitirle tener documentos válidos, y luego fue una revelación durante los ataques de Hyper Cacher, y bueno, puedo decirles que estoy muy orgulloso, muy orgulloso, de tener un compatriota como él. Nació en Malí, creció en Malí y es tan francés como nosotros, así que estoy empezando a hartarme un poco de estas amalgamas, de esta forma de estigmatizar permanentemente a los inmigrantes, es vergonzoso. Cuando la escucho, señora Loiseau, decir que está orgullosa de haber reducido el número de refugiados por diez... Lo que le digo es que bajo su criterio Lassana Bathily era un migrante, su entrada no hubiera sido posible . Pues bien, le digo que preste atención porque, mientras tanto, hay personas muriéndose en el Mediterráneo, desde el 2000 hasta el 2018, a causa de su política".

Los principales medios de comunicación que informan sobre este debate destacan la excelente actuación del candidato al PCF, incluso se le presenta como una de las "revelaciones"iv - al mismo tiempo que otros candidatos son ignorados o caricaturizados- y casi todos citan extractos de esta diatriba de un minuto y medio. Así es como la instrumentalización del "héroe del Hiper Cacher" sigue en pleno apogeo, igual que en la madrugada del 10 de enero de 2015. Es este caso, Bathily es utilizado por Ian Brossat, al igual que el pequeño Aylan Kurdi en 2015 para despertar artificialmente la emoción y el apoyo a la acogida de migrantes por las democracias occidentales. Una vez más, Bathily queda borrado como persona - no es el "héroe del Hyper Cacher" - y es exhibido como si de un fetiche se tratara. Si Lassana Bathily realmente fuera el parangón de coraje y honestidad que nos han presentado los medios de comunicación durante los últimos cuatro años, apostemos a que debe de estar experimentando una creciente confusión - iluminada por su mejor comprensión de la lengua francesa - sobre el nuevo papel que parece que se le pide que desempeñe a cambio de la aureola del Santo de la República - y las ventajas que conlleva -, con la que ha sido mundialmente iluminado a partir del 10 de enero de 2015.

Notas:

i El discurso del Ministro del Interior contiene la siguiente definición de la ciudadanía francesa -única en el mundo- lo que también explicaría el motivo por el que este estatuto se concede con creciente facilidad a casi todo el mundo: "Según esta concepción, como escribió magníficamente Renan, 'el hombre no es esclavo de su raza, su lengua, su religión, el curso de los ríos o la dirección de las cadenas montañosas. Un gran grupo de hombres, sanos de mente y cálidos de corazón, crea una conciencia moral llamada nación.' Ser francés, por lo tanto, no significa necesariamente haber nacido en Francia, no es necesariamente profesar una religión más que otra, no es necesariamente tener el francés como lengua de origen, no es necesariamente tener un documento de identidad o beneficiarse de una protección social ampliada, es, como lo recordó con fuerza el Primer Ministro el pasado miércoles, unirse a una historia o proyecto común. "Técnicamente, según esta definición, lo que se llama un "francés" es a pena menos vago que ser un humano.

ii La AJC, fundada en 1906, es una de las organizaciones judías de defensa más antiguas de Estados Unidos y de todo el mundo. Es una organización sionista cuyo objetivo declarado en su sitio web es "Defender a Israel y al pueblo judío". Defender los valores democráticos para todos". En la sección Quiénes somos, leemos: "La AJC es la principal organización mundial de defensa de los judíos, con un acceso sin precedentes a funcionarios gubernamentales, diplomáticos y otros líderes mundiales. A través de estas relaciones y de nuestra presencia en todo el mundo, la AJC puede influir en la opinión sobre los temas más importantes: la lucha contra el aumento del antisemitismo y el extremismo, la defensa del lugar de Israel en el mundo, y la preservación de los derechos y libertades de los derechos de todos los pueblos. "De "todos los pueblos", parece que todavía debemos, como mínimo, excluir al pueblo palestino.

iii Patrick Klugman fue abordado por estos rehenes para otro caso, el de la fuga de la BFMTV que reveló en directo la presencia de rehenes en el sótano del Hyper Cacher cuando aún no se había decidido el asalto además de Coulibaly que podía enterarse de esta información en cualquier momento. Los rehenes llevaron el caso ante el tribunal por "poner en peligro la vida de otros". El canal se disculpa, reconoce su culpa y acuerda formular una carta de buenas prácticas a la que tendrá que someterse en el futuro [no es broma]. Los rehenes aceptaron retirar su denuncia, para calmar la situación, pero también porque el canal aceptó pagar 60.000 euros al Fondo Social Judío Unido en apoyo a las víctimas del terrorismo. En su página web leemos que la FSJU es "la institución central de la comunidad judía en Francia, en los campos de asuntos sociales, educación, cultura, juventud y vida asociativa. Combate la pobreza y la exclusión mediante la financiación de programas sociales, promueve la transmisión de la identidad a través de programas culturales y educativos, refuerza los vínculos entre Francia e Israel a través de asociaciones con organizaciones que abordan la precariedad sobre el terreno y promueven una educación de calidad". La FSJU es el interlocutor del Ministerio de Asuntos Sociales, Salud y Derechos de la Mujer y se beneficia de un acuerdo anual con la Dirección General de Cohesión Social. Es miembro de UNIOPSS a nivel nacional y de URIOPSS a nivel regional, pero también del Consejo Europeo de Comunidades Judías y del Comité de Bienestar Social. Participa en el trabajo de grupos como Alert (lucha contra la pobreza), o la Red Europea de Lucha contra la Pobreza... Como líder de la red, mantiene estrechas relaciones con fundaciones como: la Fundación para la Memoria de la Shoah, la Fundación Sacta - Rachi, la Fundación del Judaísmo Francés...".

iv He aquí algunos elementos lingüísticos de un artículo hagiográfico de Le Parisien del 7 de mayo de 2019, titulado "Ian Brossat, nuevo look comunista": "Esta es una de las revelaciones de esta campaña europea. Ian Brossat, el jefe de la lista comunista, ha estado mermando el PC como nadie desde Georges Marchais. "Brossat también posee el sentido de la formulación. "Hasta la oposición parisina lo elogia" /"Brossat prefiere la manifestación a la polémica, el debate al anatema. "/" el "toque Brossat" es la afirmación de una línea realista contra los ideólogos". Su doble condición de homosexual y de judío, dos categorías de personas a las que los medios de comunicación presentan como víctimas de una feroz, despreciable y repetida discriminación y agresión cotidiana -como los inmigrantes y los migrantes- con impunidad, no es ajena, sin duda, a la simpatía universal que despierta en los medios de comunicación: "Este tímido, de aspecto más bohemio que proletario, que vive con el mismo compañero desde hace dieciocho años, conserva la fe". "Este nieto de médico judío polaco quien, para escapar de los campos nazis, se alistó en el Ejército Rojo antes de emigrar en 1947 al nacer el Estado de Israel... donde lo encarcelaron más tarde durante veinte años por espionaje a cuenta de la URSS".